miércoles , 21 agosto 2019 Impresion Pyme
  • Finalistas Premios «Small&Smart 2015»: Drive Smart

    Más de 20 millones de conductores circulan cada día por las carreteras de nuestro país. Por y para ellos surge y se desarrolla la app gratuita Drive Smart con la meta de convertirles a todos ellos en buenos conductores, contribuir en el reto del llamado Objetivo 2020 y dar respuesta a todas sus necesidades. Drive Smart es además una startup que se ha clasificado entre los diez finalistas de nuestros Premios Small&Smart 2015. Antonio Polo del Valle, director de Drive Smart, nos cuenta cómo ha sido la aventura de emprender en España y qué planes tienen de futuro para su empresa.

    MuyPymes: ¿Qué os llevó a presentaros a los Premios Small&Smart 2015?

    Drive Smart: Small & Smart. Esas son las dos palabras clave que tenemos presentes en nuestro día a día en Drive Smart. Somos conscientes de que, hoy por hoy, el proyecto es small: somos un equipo de once personas, con recursos propios y, por lo tanto, limitados.

    Sin embargo, siempre defendemos que nuestro mayor valor es la mentalidad smart, apostando por la innovación y apoyándonos en las enormes posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Por ello, cuando vimos la convocatoria de estos premios no lo dudamos ni un instante. Pensamos“¿Small y Smart? ¡Somos nosotros!”. Parecía una oportunidad diseñada a medida del espíritu de Drive Smart por lo que nos presentamos con mucha ilusión… Y aquí estamos.

    MuyPymes: Estáis entre los diez finalistas, pero aún queda un paso para poder ganar. ¿Cómo convenceríais al jurado de que vuestro proyecto merece estar entre los tres premiados?

    Drive Smart: Drive Smart  no es solo en un proyecto empresarial sino que también es un compromiso social. Y lo es gracias a la tecnología. Las múltiples ventajas que ofrece el uso de la tecnología nos permite centrar la seguridad vial en la figura del conductor y poner a su disposición una nueva fórmula para crear conciencia vial y construir un objetivo común en la sociedad, pero no de forma impositiva (como lo son las leyes y la normativa) sino desde un ámbito colaborativo, voluntario y siempre en positivo.

    El concepto innovador del proyecto, su acceso fácil, gratuito y sencillo por parte del usuario y la forma en la que se ha desarrollado nos permiten educar, concienciar y fomentar la conducción positiva para alcanzar nuestra meta: ayudar a reducir la siniestralidad en las carreteras y disminuir el número de víctimas de accidentes de tráfico para contribuir con el Objetivo 2020.

    MuyPymes: ¿Cómo ha sido para vosotros emprender en España? ¿Qué ha sido lo mejor? ¿Y lo peor?

    Drive Smart: Emprender es apasionante y complicado, a partes iguales. Hacerlo en España también porque, aunque el mensaje Drive Smart  se entiende muy bien, a nivel empresarial el reto es más complejo que en países anglosajones. Al final haces balance y te das cuenta de las horas de trabajo que inviertes en demostrar que eres capaz de seguir con tu proyecto cuando ese tiempo deberías estarlo invirtiendo en su desarrollo. El resultado se traduce en un nivel de exigencia mayor que, en definitiva, nos ha fortalecido.

    Pero cabe reconocer que emprender en España es difícil. En primer lugar, por el marco legislativo y administrativo. La legislación no se ajusta a las necesidades que tiene un proyecto empresarial en su etapa inicial. Por ejemplo, a nivel laboral se aplican las mismas leyes a una startup que a una multinacional del metal, a nivel fiscal no se facilita la puesta en marcha de operaciones, no se autorizan siquiera aplazamientos de un pago de IVA cuando no has cobrado de tus clientes, por el riesgo que las startups tienen, el régimen de autónomos, etcétera. Te podría dar miles de ejemplos.

    Sobre ese marco legislativo, las vías de financiación privada resultan inaccesibles para lanzar un proyecto empresarial puesto que los bancos no apoyan más allá de lo que tú como emprendedor puedas avalar. Por otro lado, existiendo vías de financiación públicas, aparentemente muy interesantes, están mal establecidas y reguladas. La rigidez administrativa que conllevan las hacen incompatibles para el lanzamiento de un proyecto real. Además de todo ello, nos enfrentamos con la pérdida de posiciones de la marca España, muy devaluada en el extranjero, que no se convierte en la mejor procedencia cuando pretendes lanzar un proyecto empresarial global.

    Muchas empresas, ante estas circunstancias, encuentran como única solución dar entrada a un inversor (fondo, venture capital, etc.), perdiendo el control de la empresa. El capital de estos socios inversores es en su mayoría extranjero con lo que al final, aunque en España se están se está innovando a nivel empresarial, el marco legislativo y regulatorio propicia que la propiedad de los proyectos empresariales que salen adelante se queden en manos de compañías extranjeras.

    MuyPymes: ¿Cuáles son vuestros objetivos para el próximo año? ¿Qué es lo que consideraríais como todo un éxito?

    Drive Smart: Los objetivos para el próximo año pasan por conseguir medio millón de usuarios que se sumen a la conducción positiva gracias al uso de la App gratuita, además de consolidar la marca y el modelo de negocio en el mercado español e iniciar operaciones en cinco países más de Europa y América para conseguir el reconocimiento global de la marca Drive Smart en un plazo de cinco años.

    El éxito para nosotros radica en llegar a ser una marca reconocida en España y un producto aceptado por el mercado a través de la experiencia positiva de los conductores.

    MuyPymes: ¿Qué consejo daríais a quien en estos momentos se esté planteando emprender?

    Drive Smart: Emprender es sinónimo de ilusión, de futuro, de innovación y de esfuerzo. Aunque la palabra es sencilla se traduce en una aventura apasionante en la que el camino no siempre es sencillo ni rápido de recorrer.

    Por ello, antes de iniciar la marcha resulta fundamental confiar en el proyecto y en quiénes formarán parte de él y ahí creo que se esconde el mejor consejo: si tienes cualquier duda sobre tu aventura y no vas a poder dedicarle tu vida (literalmente, en la mayoría de las ocasiones) no te lances.

    Si, por el contrario, crees y te apasiona no te pongas límites y no temas a los inconvenientes que te puedes encontrar: todos se superan. Incluso, cuando el camino se presente totalmente negro (y eso ocurrirá), el futuro de la aventura puede depender de un cambio de perspectiva. A veces, una idea es buena pero el resultado de trabajarla tras errores y aciertos la convierte en algo inmejorable. Y eso es, precisamente, emprender: vivir esa aventura asumiendo que el camino no siempre discurrirá por la ruta que habías planeado en un inicio.

    También te gustará

    financiar

    La Unión Europea financiará, cada vez más, proyectos TIC sostenibles

    La Comisión Europea ha anunciado recientemente que quiere impulsar proyectos que combatan los principales desafíos …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.