miércoles , 19 junio 2019 Impresion Pyme
  • La mitad de las empresas ve más sencillo despedir ahora

    Según un estudio realizado por el Banco de España entre 26 países europeos recogido en su boletín económico de octubre, Casi la mitad de las empresas considera que ahora es más fácil despedir por causas económicas de lo que lo era en 2010, antes de las últimas reformas laborales de los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, frente al 10,8% que opina que es más difícil.

    Además, un tercio de las empresas entiende que es más sencillo ahora que hace unos años ajustar los salarios de los nuevos trabajadores y una de cada cuatro piensa que es más fácil ajustar los sueldos de los nuevos trabajadores y una de cada cuatro piensa que es más fácil ajustar los sueldos de los trabajadores en ejercicio.

    En España, la encuesta, en la que participaron casi 2.000 empresas, se realizó entre septiembre y diciembre de 2014 y en ella se preguntaba por los problemas que afectaron a las empresas en la segunda fase de la crisis (2010-2013) y los ajustes que realizaron, ya fueran vía empleo, salarios, jornada o precios, para afrontarlos. También se les pedía su percepción sobre en qué medida estos ajustes se vieron favorecidos por las reformas laborales introducidas desde 2010.

    En este sentido, casi el 50% de las empresas entiende que ahora es más fácil realizar despidos individuales que en 2010 y más del 40% considera que ahora es más sencillo acometer despidos colectivos que en 2010, frente a menos del 10% que lo ve más complicado. Asimismo, la encuesta refleja que casi el 30% de las empresas considera que ahora es más fácil ajustar las horas por empleado o modificar las tareas de los trabajadores de lo que lo era en 2010.

    La encuesta revela además que más de la mitad de las grandes empresas, de más de 200 empleados, observan ahora una mayor facilidad para aplicar descuelgues que en 2010, especialmente aquellas que tienen convenio de empresa, frente a sólo el 20,5% de las empresas pequeñas. Por su parte, el 48% de las empresas cree que el procedimiento legal es aún demasiado complicado, y tres de cada cuatro se resiste a aplicar descuelgues por el impacto negativo que podría tener sobre la motivación de los trabajadores o sobre su reputación.

    En el estudio se señala además que cerca del 80% de las empresas apuntan a la incertidumbre sobre las condiciones económicas como un obstáculo para contratar trabajadores indefinidos, si bien más del 60% mencionan también como problemas para realizar contratos fijos los altos costes de la mano de obra y de las indemnizaciones por despido.

    La encuesta refleja además que casi una de cada cinco empresas congeló salarios entre 2011 y 2013 y sólo el 3,3% afirma haberlos rebajado. Lo que sí se ha reducido notablemente es el porcentaje de empresas que vinculan la evolución salarial a la inflación: del 50% anterior a 2010 se pasó al 37,2% en 2013.

    También te gustará

    Microsoft considera eliminar la tecla menú por una dedicada a Office

    La tecla de menú que está presente en la mayoría de los teclados actuales tiene …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.