sábado , 20 abril 2019 Impresion Pyme
  • Por qué Salvados no debe quitarte las ganas de trabajar con Mercadona

    mercadona

    A estas alturas de la semana todo el mundo ha oído hablar y probablemente haya visto el programa de Salvados del pasado domingo. Jordi Évole quería adentrarse en las tripas de Mercadona con idea de sacar a relucir las luces y las sombras de la compañía. De lo positivo se ha hablado en muchas ocasiones: condiciones laborales positivas, con salarios por encima de la media, flexibilidad laboral para conciliar, genera un volumen de negocio espectacular a sus proveedores…

    Ambas ‘caras’ de la moneda fueron analizados por Évole, o eso pretendía. De un lado sus empleados y de otro las empresas con las que trabaja. Estas últimas suponen una especie de colectivo formado por 120 interproveedores que poseen más de 220 fábricas en toda España. ¿Qué tal es la relación de la cadena de supermercados con estos? ¿Son más los beneficios que perciben que los perjuicios?

    ‘Salvados’ contó con la participación de un empresario que trabajaba para Mercadona y que denunciaba la relación de tiranía que el equipo de Juan Roig había establecido con sus proveedores. “Mercadona tiene el negocio redondo. Si hay pérdidas son tuyas pero si hay beneficios se lleva una parte”, decía sin mostrar el rostro y con la voz distorsionada. El mal genio del empresario valenciano y sus reacciones déspotas salieron a colación en varias ocasiones: “Roig le tiró 500 euros al proveedor de leche y le dijo ue eso es lo que perdía cada minuto por su mala gestión”.

    A estas duras críticas lanzadas por uno de los interproveedores de la compañía se presentaba una postura alternativa que, al menos de manera objetivo, si nos basamos solo en datos contantes y sonantes, se acerca más a los beneficios que supone para una empresa empezar a trabajar con la enseña. Agustín Blay puso el contrapunto. Es propietario de Anitín, proveedor de pan exclusivo para Mercadona. “Hemos pasado de ser 140 trabajadores en el año 2000 a 740 empleados desde que trabajamos con Mercadona”, señala. Producen 110.000 kilos al día, que son unos 330.000 paquetes y facturó en 2015 más de 56 millones de euros.

    En cuanto a uno de los contras que denunciaba el colaborador ‘misterioso’ de la empresa, Agustín Blay respondió que no le daba “miedo fabricar” solo para Roig.

    Por qué decir ‘sí, quiero’ a Mercadona

    Quienes no hayan visto el programa en cuestión, le recomendamos hacerlo. Sumando las informaciones que llevan años publicándolo en relación a la cadena de supermercados y sus colaboradores externos, teniendo siempre en cuenta las voces que se alzan a denunciar aspectos seguramente memorables de la gestión de la compañía, lo cierto es que hay cinco puntos innegables que hacen que prácticamente cualquier pyme pueda querer trabajar con los valencianos:

      1. Producción prácticamente asegurada. Mercadona tiene 1.600 tiendas en toda España, por lo que el flujo de trabajo es constante y eso se nota a final de año en el volumen de negocio.
      2. Genera actividad, se crea empleo, aumenta la facturación. Casos como el de Anitín son ejemplares y extensibles a la red de interproveedores de la firma. Otro caso es el de la estepeña Dulces Olmedo, dedicada a la fabricación de mantecados y que desde que se uniera esta ‘familia’ ha duplicado la producción, pasando de facturar 4,5 millones de euros a ocho millones de euros y con una plantilla que ha saltado de las 52 personas de 2010 –cuando empezaba a colaborar con Mercadona– a 135 empleados.
      3. Seguridad en los pagos. La morosidad es uno de los grandes problemas al que han de enfrentarse las empresas españolas, con especial repercusión cuando se trata de pymes. En este caso, la firma abona las facturas a 53 días de media y trabajo por ir reduciendo ese plazo.
      4. Fabricantes 100% españoles. No se debe obviar este aspecto que dice mucho del equipo de Roig. Prácticamente el 90% de sus proveedores son españoles y da trabajo de manera directa a 76.000 personas. Indirectamente su influencia en el mercado laboral es igualmente notable, como demuestran la evolución de plantillas como la de Anitín, Dulces Olmedo y tantas otras.
      5. Innovación en equipo. Todos ganan si se consigue la aprobación del consumidor y de ello sabe mucho Juan Roig. Mercadona apuesta por el I+D siempre de manos de sus proveedores. Este sistema se ha dado en llamar ‘modelo de innovación abierta’ y del mismo han salido en los últimos cuatro años 580 nuevas referencias. De esta apuesta por la mejora constante se benefician también sus colaboradores, como es obvio, que son partícipes de estos estudios e investigaciones para poner más productos en sus estanterías… y vender más, claro.

    Teniendo todos estos datos en cuenta, solo habría que preguntarles a algunos empresarios y fabricantes si es sencillo en apenas unos años duplicar o triplicar facturación, ampliar plantilla, cerrar cuentas de resultados millonarias o algo que debería ser tan normal como cobrar a tiempo facturas de otras empresas clientes. ¿Qué responderían a eso?

    También te gustará

    Infojobs

    Aumentan un 9% las vacantes en Infojobs

    Sigue creciendo el número de ofertas de empleo en uno de los buscadores más icónicos …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.