miércoles , 21 agosto 2019 Impresion Pyme
  • Las bolsas de plástico ya tienen los días contados

    Las bolsas de plástico cada vez lo van a tener más difícil en nuestras tiendas y supermercados. Si hace unos días el Gobierno adelantaba que a partir de 2018 todos los establecimientos comerciales estarán obligados a cobrar a sus clientes por el uso de bolsas (entre 5 y 30 céntimos por bolsa), ahora la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) se suma al carro y ha sugerido al Ejecutivo que cree un nuevo impuesto disuasorio que limite el uso de estas bolsas.

    El organismo afirma que, desde la perspectiva de la promoción de la competencia y la regulación económica eficiente, es mejor utilizar “una figura impositiva” a estas bolsas de un solo uso por “distintos” motivos. En un informe, realizado a petición del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, señala que fijar un precio mínimo “no es la opción más adecuada” porque reduciría la efectividad de la medida a medio y largo plazo, frente a un impuesto que permite internalizar más eficientemente el daño que se produce al medio ambiente.

    En ese sentido, estima que con un impuesto sería “el conjunto de consumidores los que soportarían el recargo del producto nocivo” y los contribuyentes los que podrán beneficiarse de los ingresos obtenidos en la imposición. La CNMC pone de ejemplo la experiencia de otros países donde se han puesto en marcha medidas fiscales y, en particular cita el caso de Irlanda, donde la “eficacia” en conseguir el objetivo de reducción del consumo de bolsas ha sido “muy alta en el corto plazo”.

    Sin embargo, el organismo advierte de que el éxito de esta impuesto descansaría en que se complementara con “otras iniciativas” como campañas de sensibilización y/o de gestión de residuos que eviten o minimicen el impacto del plástico sobre el medio ambiente.

    La CNMC recuerda que España está en el grupo intermedio de los países de la UE con un uso de entre 100 y 200 bolsas por ciudadano al año. Por el contrario, el uso de bolsas de plástico de múltiples usos es casi nula.

    Independientemente de lo anterior, el proyecto normativo dibujado por el Gobiernofija como objetivo que a 31 de diciembre de 2019, el consumo anual de bolsas de plástico ligeras no supere las 90 unidades por persona y que, a 31 de diciembre de 2025, el consumo anual de estas bolsas no supere las 40 unidades por persona.

    En este cómputo no entrarán las bolsas que se utilizan para empaquetar productos a granel  y  podrán seguir entregándose de manera gratuita las bolsas de plástico muy ligeras que sean necesarias por razones de higiene o que se utilicen como envase primario para contener alimentos de este tipo.

     

     

    También te gustará

    Memoria RAM en equipos profesionales: cosas que debes saber

    La memoria RAM, siglas en inglés de «Random Access Memory» (Memoria de Acceso Aleatorio), es …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.