Domingo , 24 septiembre 2017 Impresion Pyme
  • Cazadores de éxito: Jack Ma conquista EEUU con Alibaba

    1411410819-how-alibaba-jack-ma-became-richest-man-china

    Es el segundo hombre más rico de China. Atesora una fortuna que la prestigiosa revista Forbes ha calculado en 28.700 millones de dólares. Es posible que su nombre no suene de nada, pero su empresa se ha convertido en la cadena de distribución más popular del mundo. Ma es el fundador de Alibaba, el gigante chino de la venta por Internet que durante unos meses llegó a arrebatarle a Walmart el centro del comercio mundial. Un imperio que desembarca en Estados Unidos y promete la creación de un millón de empleos.

    Dicen que encima de su mesilla de noche siempre descansa el Tao Te Ching, un tratado que data del siglo cuarto antes de Cristo, en el que el archivista de la corte china Laozi, volcó tanta sabiduría que le permitió ese apelativo de “viejo maestro”. Un tratado base fundamental para la religión china y el desarrollo del budismo y el taoísmo filosófico.

    Embebido de las fuentes de esta filosofía ancestral, Jack Ma ha construido un imperio que partió de la nada. Licenciado en Ciencias y Artes por el Instituto de Maestros de Hangzhou, Ma decidió abandonar su carrera de profesor de inglés y dedicarse de lleno al desarrollo de una idea que le rondaba la cabeza, crear una empresa de venta de productos por Internet. En una historia que parece extraída de cualquier garaje de Sillicon Valley, Jack Ma desarrolló el germen de su startup desde el mismo sillón de su casa, con un grupo de amigos.

    Casi veinte años después, su empresa derriba todo tipo de barreras proteccionistas y raciales. Hasta en la propia génesis del nombre de su empresa se percibe el estilo de Jack Ma, cuando aseguraba a un periodista que Alibaba no era un ladrón. “Era un empresario inteligente que ayudaba a la gente”. Esta filosofía encerraba un ambicioso objetivo, que su empresa se convirtiera en guardiana de las palabras mágicas “ábrete sésamo” que permitiera a las pymes chinas hacerse con el comercio mundial. ¿Lo ha conseguido?

    Fulgurante

    La trayectoria profesional de Jack Ma fue fulgurante. Pasó de ganar 12 dólares al mes como profesor a convertirse en uno de los hombres más influyentes del mundo en un abrir y cerrar de ojos. Con sólo treinta años fundó China Yellow Pages en 1995, que se considera la primera compañía china en Internet.

    Cinco años después, desarrolla el código fuente de lo que se convertirá con el paso del tiempo en un imperio de la distribución a nivel mundial. Y lo hace de la manera más revolucionaria posible: a ninguno de los 18 inversores de la compañía le permite ocupar puestos directivos en la misma, que pusieron sobre la mesa 60.000 millones de dólares.

    Atrás quedaba toda una travesía del desierto en la búsqueda de su destino. Era un estudiante tan sumamente malo que dos universidades le rechazaron y se dice que en uno de estos exámenes de ingreso apenas sacó un punto de 120 posibles en la prueba de matemáticas. Su tenacidad no conoce límites. Fue rechazado diez veces para entrar en Harvard y seguía insistiendo, hasta que entró en la Hangzhou Normal University para estudiar Filología Inglesa.

    En la búsqueda de empleo fue rechazado por 30 empresas. En uno de estos procesos de selección, para la cadena norteamericana Kentucky Fried Chicken, fue el único candidato rechazado de los 24 que se presentaron. Ahora, esta filial pertenece al Grupo Alibaba, después de su adquisición de la franquicia china por Jack Ma a finales del pasado año.

    Sin haber cumplido aún los 35 años, en 1999, funda Alibaba. La compañía, que había nacido como una empresa de comercio B2B se convierte pronto en el coloso mundial del comercio, cuando su fundador decide convertirla en una plataforma de relaciones entre las empresas chinas que querían vender al exterior con las compañías extranjeras que querían comprar productos chinos. Creó un sistema de calificación por puntos para las empresas vendedoras, con opiniones de los clientes, como si se tratara de un foro, que ha funcionado a modo de seguro de satisfacción a la hora de valorar las empresas y los productos.

    Alipay y Yahoo

    A partir de aquí, la historia se desarrolla rapidísimo. Ma crea Alipay, el alter ego de Paypal para facilitar los pagos de las compras y se lanza a una carrera meteórica de compras de empresas en todo el mundo. Alibaba dispone en estos momentos de 600 millones de clientes, con un catálogo de 800 millones de productos.

    El mismísimo portal de correo elctrónico Yahoo llegó a convertirse en el dueño del 43% de las acciones de la sociedad, con una capitalización bursátil de un cuarto de billón de dólares, aunque luego su presidente recompró parte de este paquete accionarial hasta reducir el peso de Yahoo hasta casi la mitad. En el cuarto trimestre de 2016, Alibaba anunció un beneficio récord de 7.700 millones de dólares, con un crecimiento del 53% respecto al mismo periodo de 2015.

    El pasado año, Jack Ma adquirió Lazada, una plataforma de comercio con la que pretende asentar su poderío en el sudeste asiático por 1.000 millones de dólares. Mientras tanto, buena parte de sus inversiones se dirigen a arrebatar a Amazon la supremacía en la nube.

    El último golpe de efecto del magnate chino ha sido, sin duda, el acuerdo con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para la creación de un millón de puestos de trabajo en los próximos cinco años en los estados de Pensilvania, Ohio, Michigan y Wisconsin. Un movimiento que le garantiza el futuro del negocio en esta zona estratégica sin preocuparse por vetos ni aranceles.

    También te gustará

    Alquiler de coches

    Alquiler de coches: cuidado con las carteras

    Jaime llevaba años soñando con conocer Budapest, la joya de la Europa Central. Pero cuando …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.