Martes , 26 septiembre 2017 Impresion Pyme
  • Empleo cierra Factoo, la falsa cooperativa que permitía facturar sin ser autónomo

    factoo

    Se veía venir. El ministerio de Empleo ha decidido poner punto y final a la actividad de Factoo, la supuesta cooperativa de facturación que llegó a contar con más de 16.000 socios que facturaban a través de la plataforma, sin darse de alta como autónomos.

    Como hace unas semanas os contábamos en “Cooperativas de facturación: ¿Te conviene apostar por una?” y “El fraude también emprende: cinco startups españolas que han dado la nota”, la inspección de Trabajo inicia una investigar la empresa en noviembre de 2016, determinando que Factoo actúa al margen de la Ley de Cooperativas y que en realidad es un instrumento que ha permitido a sus miles de asociados esquivar sus obligaciones como lo que considera que son en realidad, trabajadores por cuenta propia, es decir, autónomos, que prestan sus servicios profesionales a terceros.

    Como consecuencia, la Tesorería General de la Seguridad Social llevaba meses remitiendo a muchos de estos socios un documento en el que les reclama las cuotas atrasadas del régimen de autónomos y un recargo del 20% en concepto de demora por no haberse dado de alta en el momento en que se produjeron los trabajos.

    Una vez concluidas todas las diligencias, el ministerio ha resuelto “descalificar a Fidelis Factu, S. Coop. por infracción, a la vista del informe emitido por Unidad Especializada en el Área de Seguridad Social de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia”, lo que equivale a la disolución de una empresa que hasta ahora en su web aseguraba que por  pago inicial 30 euros y una comisión por cada trabajo facturado, gestionaba  la Seguridad Social, los pagos trimestrales y los seguros laborales de sus asociados.

    Para los socios-trabajadores de la empresa, el anuncio del ministerio pone fin a meses de inseguridad jurídica a la vez que les abre la puerta a presentarse como damnificados e incluso estafados por la empresa, que en todo momento aseguraba que trabajaba de acuerdo al marco legal.

    También te gustará

    Santalucia Impulsa_1

    Santa Lucía Impulsa celebra su segunda edición y se abre a sus intraemprendedores

    Más insurtech para seguros Santalucía. La compañía aseguradora ha presentado la segunda edición de su …

    • Debo decir que no he participado en ninguna de esas cooperativas de
      facturación, aunque sí he participado en la creación de una cooperativa
      de trabajo asociado e impulso empresarial en ingeniería.
      Siempre tuve dudas sobre el funcionamiento de esas cooperativas de
      facturación sin un objeto social claro. Cuando leía la publicidad
      agresiva de estas organizaciones en social media, los propios
      comentarios de canis y chonis me echaban un poco para atrás.

      Ahora
      bien, me sorprende mucho la tremenda inseguridad jurídica española.
      Muchas cooperativas de freelance llevan años funcionando así y nadie ha
      dicho nada ni inspeccionado hasta ahora. Al final, parece que todo depende de
      interpretaciones de inspectores. Parece que simplemente se ha esperado a que la gente
      picase para obtener una mayor sanción administrativa y además por el
      lado más débil, por el lado del trabajador.

      Las cooperativas de
      freelancers podían haber sido un excelente mecanismo para aflorar dinero
      de la economía sumergida y una excelente alternativa para simplificar
      el pago a la Seguridad Social, IRPF, IVA y demás obligaciones que
      desalientan el intentar poner en valor un hobby o transformar una
      actividad esporádica y puntual en algo formal, tal vez, con visos de
      crecer y hacerse habitual dando lugar a un autónomo o a una empresa. En
      países anglosajones existen numerosas compañías paraguas, en Bégica hay
      cooperativas de artistas muy parecidas, en las que vas pagando según vas
      facturando ¿por qué aquí no? Sorprende mucho que la denuncia parta
      sobre todo de agencias de empleo, ETTs y demás boddyshoppers.

      De
      hecho, me parece uno de los problemas endémicos y crónicos de la
      economía española, que no hay incentivos para algo tan sencillo como el
      capitalizar y profesionalizar miles de actividades esporádicas. Sólo en
      España existen trabas al trabajo esporádico: o eres asalariado si
      trabajas por cuenta ajena o eres autónomo si trabajas por cuenta propia.
      Si quieres probar a ser un freelance que hace sus bolos o sus chapuzas
      cuando sale algo, verás ni hay encaje fácil ni los propios funcionarios de Hacienda son capaces de aclarar nada. Y así todo.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.