lunes , 25 marzo 2019 Impresion Pyme
  • Superalimentos: el auge y la cara B de la comida más sana

    Adiós a grasas saturadas, bebidas azucaradas y alimentos procesados. Lo creamos o no, los españoles cada vez se preocupan más por comer sano. Según el “Informe 360. Tendencias de Consumo” elaborado por Nielsen, frutas, verduras y hortalizas han sido los tres alimentos que han ganado la cesta de la compra en el último año, incrementando su consumo en un 8%.

    Pero es que además “recién llegados” como la leche sin lactosa, el muesli, las tortitas de arroz, los copos de avena o arroces y pastas integrales se han convertido en habitantes más que habituales de cualquier despensa. Y llegan nuevos refuerzos: quinoa, espelta, leche de coco, chia o kale acechan.

    Según Nielsen, el consumo de este tipo de “superalimentos” creció un 4,1% en el último año frente a un crecimiento del 1,9% del total del mercado. En el caso de la chía y la quinoa, el consumo creció más de un 1000% y un 27% los españoles manifiesta su intención de aumentar el consumo de este tipo de productos.

    Daily-Harvest

    Superfood Startups, un sector en auge

    La atención que están recibiendo estos nuevos productos se ha materializado en los últimos años en el desarrollo de una gran industria. No sólo se intensifican los cultivos (entre los países que más producen se encuentra España), sino que al calor de redes sociales como Instagram, revistas de moda e influencers de lo healthy, han nacido un buen número de startups que han convertido estos superalimentos en el nuevo maná del cielo.

    Daily Harvest es una de ellas y representa la combinación perfecta entre el influencer de moda y la nueva “gastronomía”. Fundada en 2015 y apadrinada por Gwyneth Paltrow y Serena Williams, ha crecido espectacularmente en el último año, registrando más de un millón de envíos de sus platos de comida sana, entre los que se incluyen smoothies, sopas de algas y platos preparados a base de chia y copos de avena.

    También resulta muy interesante el caso de Kuli Kuli Foods, una de las empresas que más están de moda en el campo de lo sano y que basa su razón de ser en el uso de la moringa (un cereal africano especialmente rico en vitaminas, minerales y ácidos grasos ) como base para cualquiera de sus platos y productos preparados. Kuli Kuli Foods representa además la primera inversión en una startup por parte de Kellogs, que el pasado mes de enero decidió apostar por el futuro de la moringa nada menos que cinco millones de euros.

    Y por supuesto hay muchas más. Your Superfoods se ha convertido en Europa toda una referencia para los amantes de la comida orgánica y los chicos de TeaDrops llevan un par de años convenciendo al público norteamericano de que el té no es té si sus hojas no son perfectamente orgánicas.  Incluso los que no quieren cocinar, encuentran hoy grandes alternativas “en la mesa” gracias a a startups como Soylent o Jimmy Joy  que, a base de batidos nutricionalmente completos, permiten a sus clientes “saltarse” cualquier comida.

    ¿Y en España? La apuesta por los superalimentos en nuestro país, además de estar cada vez más presente en los lineales de cualquier supermercado, se materializa en empresas como SaludViva, WiseNatureMundoArcoiris, auténticas plataformas on-line que hacen las delicias de los amantes de lo sano.

    ortorexia

     

    Ortorexia: cuando comer sano se convierte en un problema

    Sin embargo y aunque pueda parecer contradictorio, “comer sano”, no siempre es lo más sano. La obsesión por las populares dietas detox, los smoothies vegetales y los supuestos beneficios de la cúrcuma sobre las lentejas, pueden convertirse en un problema. Menos conocida que la bulimia o la anorexia, la ortorexia es un trastorno alimenticio que se traduce en una obsesión enfermiza con el consumo de alimentos saludables.

    La ortorexia puede empezar como un simple intento de comer más sano, un ” a ver esa nueva receta de ‘la Gwyneth Paltrow'”. Y hasta ahí todo bien. Pero poco a poco, el ortoréxico se vuelve más y más obsesivo sobre qué y cuánto comer y cómo hacer frente a cualquier desliz alimentario. Su día a día es un control de lo que va a comer y su autoestima se resiente si considera que un día determinado no ha comido con la suficiente “pureza”.

    Esto le lleva a un rápido deterioro en sus relaciones sociales. Como no se fía de lo que come, apenas come fuera. Si lo hace, lleva su propia comida preparada en casa. Con el paso del tiempo, la dieta del ortoréxico se vuelve poco saludable porque pierde la capacidad de comer de forma natural, saber cuándo tiene hambre, la cantidad que necesita comer o cuándo está lleno. En casos de ortorexia moderada, esto suele traducirse en una paulatina pérdida de peso, que puede llevar a la desnutrición en los casos más graves.

    ¿Quiere decir esto que no debemos preocuparnos tanto por lo que comemos? Probablemente. Aunque sin lugar a dudas los superalimentos tienen grandes propiedades y pueden ser incorporados a nuestra dieta, dejar de lado nuestras legumbres, verduras, pescados, frutas y hortalizas no es la mejor idea.

    También te gustará

    Novedades que traerá la próxima versión de Microsoft Office

    El gigante de Redmond ha lanzado una importante actualización de Microsoft Office en el anillo rápido …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.