miércoles , 22 noviembre 2017 Impresion Pyme
  • La crisis amenazó de muerte a una de cada tres empresas

    El paso de los meses permite conocer nuevos indicios sobre la magnitud de la crisis económica que durante casi diez años ha azotado España y ha provocado fuertes convulsiones en el mercado laboral, el descalabro del sector inmobiliario o la formidable consolidación del sector bancario. El último de los escalofriantes datos que nos ha dejado ese infausto periodo reciente se refiere al sufrimiento soportado por las empresas, en muchos casos, las pequeñas y medianas empresas (pymes). La magnitud de la recesión fue de tal calibre que en un momento dado, un tercio de las empresas no podía abonar los intereses de los préstamos bancarios con los ingresos obtenidos por su actividad.

    “El porcentaje de aquellas empresas cuyos ingresos del ejercicio no fueron suficientes para cufrir los pagos por intereses tendió a aumentar durante la crisis, elevándose hasta casi el 30% en 2012”. La frase no supone ninguna exageración: se recoge en un análisis realizado por el Servicio de Estudios del Banco de España. Si una sociedad no puede pagar siquiera su deuda con los ingresos de la actividad es que está en quiebra. No puede hacer frente al pago de sus acreedores con los recursos económicos que posee, que no se refieren exactamente a los ingresos de la actividad, sino al capital y a las reservas. Pero para el caso es lo mismo. Difícilmente se puede sobrevivir si no se alcanza a pagar las deudas con lo que se gana.

    Ese 30% de empresas se situaron al borde del abismo en la mayor crisis de la historia reciente de España. Un revés económico de tal magnitud que basta un par de apuntes para recordar su profundidad: se llevó por delante el empleo de tres millones de trabajadores y obligó a elevar la deuda pública desde el mínimo del 35,6 del año 2007 hasta superar la barrera del 100% en 2014. Eso sin contar que dinamitó el sector de la burbuja, el inmobiliario.

    Dos apuntes del Servicio de Estudios ayudan a comprender la sangría de empleo que se produjo durante la crisis. Esta muestra de empresas que no cubrían gastos daba trabajo al 19% del total de trabajadores que empleaban estas empresas, mientras su deuda suponía el 28% del total de la muestra analizada con compañías de todo tipo, incluidas grandes corporaciones para las que los apuros no parece que existieran.

    “El desglose por tamaños revela que, durante la crisis, el deterioro fue más acusado en el segmento de pymes, tanto en términos de empleo como en el peso que representaba la deuda de las empresas en situación más vulnerable”, indica el estudio. El Banco de España indica también que estos porcentajes de empleo y endeudamiento fueron todavía mayores en el caso de las pymes.

    Recuperación

    Desde el año 2013 las empresas comenzaron a respirar tranquilas, sobre todo en el caso de las pymes, lo que permitió “que se redujera el peso del empleo y de la deuda de las empresas en posición más vulnerable y que se estrecharan las diferencias entre pymes y empresas y compañías de gran tamaño“.

    Los datos de la Central de Balances Trimestrales, la base de datos sobre las compañías que gestiona el Banco de España señala que el año 2015, el último del que se tienen cifras completas sobre las compañías muestra que el nivel de empleo y la deuda en las empresas más expuestas. E incluso indica que prácticamente en todo el año pasado, esta tendencia continuó aliviando a las pequeñas y medianas empresas.

    También te gustará

    DHL Parcel se prepara para conquistar el e-commerce desde las pymes

    DHL se prepara para conquistar el mundo del comercio electrónico. A través de su división …

    • ¡Grandioso!

      Poder obtener este tipo de información de fuentes como estas es simplemente genial.

      A nosotros que usamos y ofrecemos Internet satelital Colombia .com también nos da de que hablar.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.