miércoles , 21 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • Cuatro medidas para aumentar los ingresos de los autónomos en el sistema

    Los autónomos siguen representando uno de los colectivos que tiene más dificultades a la hora de contar con ingresos constantes y regulares y por lo tanto, contribuir de la misma forma al sistema. Como recuerda ATA, pese a que la aprobación de la Ley de Medidas Urgentes para la reforma del trabajo autónomo  supone un paso en la buena dirección, los trabajadores del sector siguen hallando complicaciones a la hora de ser rentables.

    Y según ha explicado Lorenzo Amor, presidente de ATA, esto no es debido a que el RETA no sea rentable (el 75% de los autónomos declaran ingresos netos superiores a la base mínima) sino que el sistema tiene una falta de ingresos porque un 25% de los autónomos no presenta ingresos que llegan a la base mínima.

    En este contexto, Amor ha puesto en valor cuatro propuestas de su organización con las que en su opinión, “podrían ingresarse más de 4.000 millones de euros, lo que supondría cubrir el actual déficit de ingresos que tiene el RETA”.

    Las cuatro medidas de ATA

    Por un lado, desde ATA señalan que hay aproximadamente 382.000 administradores de sociedades con control de las mismas, quienes constituyen “un colectivo especial” y no ven lógico que deban ser ellos los que abonen sus cuotas a la Seguridad Social.

    Por ello, proponen que sea la propia sociedad la que abone sus cuotas, su sueldo y sus retenciones a través de la creación de un régimen asimilado dentro del RETA que no cotizase ni por el desempleo ni por el fondo de garantía salarial.

    Con esta primera medida, ATA calcula que se sumarían 2.000 millones de euros adicionales para la Seguridad Social, cantidad que se duplicaría si se incluyera a los socios de empresas.

    La segunda propuesta se centra en establecer el cómputo de la pensión en función de lo cotizado durante toda la vida laboral, desde la primera cuota que paga el autónomo hasta la última.

    La tercera medida habla de eliminar el techo de cotización para los autónomos que se encuentran en la base máxima y que superan los 47 años de edad, con lo que la Seguridad Social podría recaudar hasta 1.100 millones de euros más con que el 20% de los que se encuentran en este colectivo se animara a aumentar sus aportaciones para mejorar sus pensiones futuras.

    El cuarto y último punto está centrado en los autónomos que se encuentran por debajo de la base mínima, dividiéndolos en varios apartados según sean sus ingresos.

    Así, para aquellos que sus ingresos están entre el salario mínimo interprofesional y la base mínima del RETA (707,60 y 919,80 euros), se les aplicará sobre la base mínima los tipos del sistema especial para trabajadores autónomos agrarios (18,75% más 3,3%), quedando excluidos los autónomos societarios.

    Si los ingresos son inferiores al salario mínimo interprofesional, se les aplicará una tarifa reducida de 50 euros durante dos años que serían prorrogables en caso de demostrar que el volumen de ingresos siguen en la misma línea, quedando nuevamente excluidos los autónomos societarios y los propietarios o arrendatarios de locales abiertos al público.

    Por último, ATA propone una tarifa joven de 30 euros a menores de 25 años que estén cursando estudios universitarios, superiores reglados o formación profesional.

    También te gustará

    Compactos y más inteligentes: así son los dos nuevos escáneres de Brother

    Cada vez son más las pequeñas empresas que se marcan como objetivo avanzar hacia una …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.