viernes , 21 septiembre 2018 Impresion Pyme
  • ¿Cómo concilian las mujeres en España? [Especial 8M]

    mujer_conciliación_familiar_laboral

    Con cada día menos hijos por cabeza (1,33 hijos por mujer, según INE), la conciliación laboral y familiar debería ser más sencilla. Sin embargo, los horarios fijos, las horas extras, en muchos casos, no pagadas y la falta de personal para cubrir todos el trabajo hacen que combinar ambos mundos sea cada día más complicado.

    Aunque conciliar es un tema que atañe a todos los trabajadores, es cierto que las madres se llevan la peor parte. Ya no solo porque culturalmente parece que son las que deben asumir las responsabilidades sino porque biológicamente tienen una serie de responsabilidades que no quieren perder -como el derecho a la lactancia en los primeros meses de vida de sus hijos-.

    La maternidad de hecho es una -solo una de tantas- de las razones por las que tan solo el 3% de los CEOs a nivel mundial son mujeres o por la que en España haya una brecha salarial de un 13% por otra hora trabajada, según un estudio de Fedea.

    También tiene mucho que ver con la motivación de las empresas a la hora de contratar a un hombre frente a una mujer desperdiciando así el talento femenino. Unas virtudes que se potencian un 25% menos con formación de parte de las empresas pese a que las mujeres representan el 54% del ecosistema universitario y se gradúan en mayor porcentaje (57%), según el estudio Científicas en cifras 2015 del Ministerio de Economía.

    Tampoco es casualidad que el número de emprendedoras crezca más rápido; en 2017 un 0,4% más emprendedoras frente a un 0,2% de emprendedores (ATA). En números absolutos, cuatro de cada diez personas que se sumaron al RETA son mujeres, según la misma organización viendo esta salida laboral como la única para conciliar además de seguir ejerciendo. 

    Ellas, las protagonistas

    Esta falta de conciliación es una de las barreras a las que se enfrentan aquellas madres que se debaten entre seguir trabajando y educar a sus hijos. Por ese motivo iniciativas como Rompe el muro del club Malas Madres o la Fundación Concilia, un par de ejemplos de tantos, tienen una tarea de sensibilización tan importante.

    Hoy, en el Día Internacional de la Mujer, hemos que ellas sean las protagonistas. Testimonios en primera persona que nos cuentan cómo se combina la vida personal y familiar, dónde están los problemas y cuáles podrían ser las soluciones para educar y ver crecer a los trabajadores del mañana.

    cristina palomo
    Cristina Palomo Pilar, Responsable de Programas del Instituto de Comunicación Empresarial

    ¿Qué reto supone para ti conciliar tu vida personal y familiar?

    Es EL reto. En mi trabajo son bastante flexibles pero al final siento que no estoy ni allí, ni aquí. Tengo jornada reducida y por las tardes estoy en casa (algunas trabajando). Aún así, para mí la conciliación es tener el cerebro partido en dos y una organización alemana en ambas facetas para estar en todo.

    ¿Es más complicada la vida laboral siendo madre respecto a un padre?

    Por supuesto que sí. En muchos ámbitos se da por sentado que lo relacionado con los hijos es asunto de la madre. Aunque el padre esté al 100%, en su entorno laboral a veces no entienden del todo que vaya a una reunión del colegio o al médico con los niños. En casa intentamos encargarnos por igual pero cuando se trata de las niñas… todas las miradas empiezan por mi. En casa pensamos en la reducción de jornada para él, pero lo acabamos descartando porque sabíamos que iba a ser un conflicto en su trabajo.

    “La conciliación es EL reto”

    Como anécdota te contaré que en una ocasión, el padre pidió el día en el trabajo para asistir a una reunión del colegio. Un compañero le preguntó: «¿Qué pasa? ¿Por qué no va Cristina?»

    ¿Qué propondrías en materia de conciliación laboral?

    Horarios laborales flexibles y racionales. Si la jornada en la mayoría de los trabajos fuera máximo hasta las 6 de la tarde, todos tendríamos más fácil conciliar. Pero sobre todo hay que concienciar a toda la sociedad que lo de conciliar es una cosa de todos: hombres, mujeres, empresas, instituciones… Hay que dejar de ver como un estigma laboral tener hijos y trabajar. Cuando te sientes tranquilo y respetado, y tus hijos están atendidos (también por ti), es más sencillo implicarse en el trabajo.

    lorena_carrillo
    Lorena Carrillo, Directora de LCM Comunicación

    ¿Qué reto supone para ti conciliar tu vida personal y familiar?

    Creo que es el reto más importante al que me he enfrentado en mi vida. En esa búsqueda de querer ver crecer a mi hija, surgió la oportunidad de hacer lo que actualmente estoy haciendo.

    Unos nuevos modelos (teletrabajo, autoempleo….) que son la antesala de lo que será el futuro. Unos modelos que se han podido dar por la bajada de las cuotas de autónomos que ha propiciado que muchas madres treinteñeras se hayan metido en este mundo para poder vivir la vida de sus hijos. Es una oportunidad para seguir desarrollándose profesionalmente y estar con tu familia.

    Independientemente de tener hijos o no, conciliar vida personal y familiar es un reto actualmente pero creo que estamos en el camino de cambiar las cosas. Poco a poco irá cambiando porque la demanda de los tipos de perfiles está cambiando también y el mercado se va a tener que ajustar a formas de trabajo más flexibles.

    ¿Es más complicada la vida laboral siendo madre respecto a un padre?

    Aún nos queda mucho por avanzar. En algunas empresas es cierto que ambos padres se pueden coger reducción de horario por cuidado de hijos pero no está igual de bien visto. Para el hombre está aún más penalizado si se coge la reducción. Las mujeres está más asimilado porque se entiende que es ella la que se va a hacer cargo de los hijos. Hay mucho trabajo por hacer.

    “Las empresas no entienden que los bebés son un activo para el país”

    Hay que tener en cuenta además que si hay lactancia de por medio, la dependencia de la madre es absoluta en los primeros meses y después, muy grande. Por pura biología. Dependiendo el caso podrá entrar más en juego el padre. Sin embargo, por cultura empresarial esto debería estar más estandarizado y mejor visto.

    Y es que uno de los problemas que tenemos en España es que las empresas no entienden que los bebés son un activo para el país. Un activo de futuro que nos ayude a sostener nuestro sistema de pensiones. Pero no se plantea así sino solo se ve como un gasto y que frena la carrera de las empresas y los trabajadores.

    ¿Qué propondrías para cambiar las cosas en materia de conciliación laboral?

    Se debería hacer un pacto de Estado para cambiar los horarios de los trabajos e ir hacia un horario flexible. Está demostrando que las empresas que lo están aplicando hacen que la productividad de sus empleados crezca. Tener a un trabajador contento, es tener un trabajador que va a sacar su trabajo adelante. Y si no se tiene equilibrio entre la vida personal y profesional, llega un punto en el que se necesita reiniciar. Eso se traduce en bajas por depresiones o ansiedad.

    Necesitamos más acciones sociales. Debemos salir a la calle para empezar a cambiar el mundo. El terreno laboral se tiene que adaptar a los nuevos tiempos y en España nos hemos quedado obsoletos.

    maria amor rodriguez
    María Amor Rodríguez Fernández, autónoma y propietaria de Reparaciones de calzado Vicente

    ¿Qué reto supone ti conciliar tu vida personal y familiar?

    Teniendo en cuenta que soy autónoma y trabajo en comercio, la ayuda familiar es vital. La conciliación es muy mala a no ser que tengas ayuda. El reto es mantener la unión con tu hijo pese a las pocas horas que le puedes dedicar al día. Te das cuenta que le vínculo tienes que mantener no tanto en cantidad de horas sino en calidad. El reto es muy grande.

    Nunca vuelves a ser la misma porque antes tú te dedicabas plenamente a tu vida laboral y ahora hay una parte de ti que solo quiere estar con tu hijo, la otra se da cuenta de lo que importa y lo que, no.

    ¿Es más complicada la vida laboral siendo madre respecto a un padre?

    Si el hecho de conciliar ya es complicado, mucho más para una madre. Sobre todo, conciliar la lactancia con el trabajo. Hay que tener en cuenta que una baja normal dura cuatro meses y los niños empiezan a no depender de las madres a partir de los 6 meses aproximadamente. Dos meses de diferencia en los que es imposible compatibilizar.

    “Es necesaria más sensibilidad horaria”

    Salvando eso, tú puedes continuar tu vida laboral igual que un hombre siempre que para los dos suponga la misma prioridad. Ambos tenéis los mismos obstáculos; que el trabajo se queda en un segundo plano. Lo complicado es que todo vaya al 50% y se exija lo mismo al padre que a la madre porque en esta sociedad todavía se exige mucho más a las madres tanto bueno como malo.

    ¿Qué propondrías para cambiar las cosas en materia de conciliación laboral?

    Sensibilidad horaria. Cada persona tiene unas necesidades horarias y eso se debe respetar. No se pueden tener jornada de trabajo como las que se tienen en España; se sale muy tarde y luego se entra muy pronto.

    Además, son necesarias bajas maternales más largas para que se pueda dar una cierta independencia a los hijos. Unas bajas que por supuesto también tienen que ser más extensas para los padres.

    rocio_rubio
    Rocío Rubio Carrasco, Psicóloga

    ¿Que reto supone para ti conciliar tu vida familiar y laboral?

    Supone una reorganización total de mi vida. Lo primero es que tengo que ajustar mis horarios a los de mi hija, mi reducción de jornada depende de las horas que ella esté en la escuela infantil y esta reducción implica que algunas de las funciones de mi puesto de trabajo, como viajar fuera de la ciudad o tener reuniones por las tardes que se pueden alargar, también varíen. En general, los hombres no se plantean una reducción de jornada, porque es la mujer la que tiene el papel de cuidadora principal.

    ¿Es más complicada la vida laboral siendo madre respecto a un padre?

    No, por mucho que se implique un padre en la crianza y cuidado de un hijo, no es lo mismo. Simplemente el hecho de alimentar a un bebé, en caso de lactancia materna, supone dedicación total de la madre desde el minuto 0. Sólo existen permisos de lactancia para la madre, pero en caso de alimentación con biberón, no existe un permiso para el padre. Esto es sólo un ejemplo, porque el que el padre no tenga un permiso con una duración similar al de la madre, ya nos está diciendo que él se tiene que incorporar a su puesto de trabajo antes; que no tiene “problema” para volver antes a su trabajo y que es la mujer la que se tiene que quedar al cuidado.

    “Es muy bonito que un hombre cuide de sus hijos, pero ellos tampoco tienen apoyo”

    ¿Qué propondrías para cambiar las cosas en materia de conciliación familiar y laboral?

    Igualdad en los tiempos de los permisos de paternidad y maternidad, ampliación de estos permisos, flexibilidad de horarios, posibilidad de teletrabajo en aquellos puestos que se pueda, ampliación de permisos para el cuidado de los hijos por causas médicas, creación de más centros infantiles públicos con horarios amplios, campañas de sensibilización por la igualdad entre hombres y mujeres, medidas de conciliación para los hombres (es muy bonito que un hombre cuide de sus hijos , pero ellos tampoco tienen el apoyo necesario para hacerlo, en la mayoría de las empresas no está bien visto que un hombre se ausente de su puesto de trabajo para llevar al médico a sus hijos, por ejemplo, o las ayudas que existen a nivel económico están solo dirigidas a las madres trabajadoras).

    julia_naturhouse
    Julia Aranzana, Nutricionista en Naturhouse

    ¿Que reto supone para ti conciliar tu vida familiar y laboral? 

    Para mí hoy en día no supone reto porque tengo un horario muy cómodo que me permite hacer todo. Sin embargo, entiendo que  es muy complicado si no dispones de los recursos tanto económicos como familiares para que alguien se haga cargo de tu hijo mientras trabajas.

    ¿Es más complicada la vida laboral siendo madre respecto a un padre?

    Es más difícil para una madre. Aunque se tenga toda la ayuda, yo la tengo, la madre es la que carga siempre el mayor peso.

    “Si no dispones de los recursos, es muy complicado conciliar”

    ¿Qué propondrías en materia de conciliación familiar y laboral?

    Propongo más facilidades para ambos padres en cuanto a reducción de jornadas.

    También te gustará

    Planes de energía en Windows 10: todo lo que debes saber

    Los planes de energía que ofrece Windows 10 son una herramienta muy útil, no solo …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.