jueves , 20 septiembre 2018 Impresion Pyme
  • Diez claves para aprender a desconectar en vacaciones

    Irse de vacaciones y desconectar no es precisamente un “dicho y hecho” para muchos. Más bien al contrario. En un momento en el que el trabajo “viaja” con nosotros, cada vez es más difícil olvidarnos del correo electrónico y las tareas pendientes. ¿Se puede aprender a desconectar? ¿Hay una forma de que las notificaciones no nos persigan hasta la playa? (aquí os recomendamos nuestro artículo “Di adiós a tu vida notificada”)

    Según la consultora especializada en mindfulness “Mente y Vida“, desconectar es mucho más sencillo si sabemos cómo. Si contamos con una estrategia adecuada, no necesitaremos además unas vacaciones demasiado largas. Para conseguirlo, nos proponen los siguientes consejos.

    Anticipa tu trabajo

    Si tienes correos pendientes de responder, trabajos que entregar, proyectos que finalizar. Hazlo antes de irte de vacaciones o te perseguirán.

    Define los accesos a Internet

    En una era hiperconectada, en vacaciones es vital desconectar de las rutinas del trabajo. Conectarse a Internet puede suponer recibir emails, noticias del trabajo etc. Sin embargo el uso de las redes sociales o la consulta de noticias online es habitual. Decide qué podrás ver y qué no, antes de empezar tus vacaciones.

    Establece límites

    Si sabes que será imposible no consultar el correo o no comprobar que el trabajo está bien, establece una ventana de tiempo tanto para tus clientes o compañeros como para ti y que te permitirá una vez al día hacer tus consultas de trabajo. Establece un límite antes de irte de vacaciones y no lo sobrepases.

    Activa la respuesta automática del email

    Con el acceso al correo en el móvil en todo momento es difícil justificar no responder correos. Por ello es muy útil activar el modo de respuesta automática “Fuera de la oficina por Vacaciones hasta…”. Así las personas que escriban sabrán que no puedes contestar.

    Define lo que es urgente

    Deja claro a los compañeros que se encarguen de tus tareas lo que es una emergencia de lo que no. Procura evitar llamadas inesperadas por asuntos que pueden esperar.

    Guarda la información de tus vacaciones separada de la del trabajo

    Evita tener que consultar tu correo electrónico para acceder a la documentación de tus vacaciones: billetes, reservas, etc. Así evitarás sentirte tentado de abrir el correo electrónico del trabajo. Puedes reenviar todos los correos electrónicos relacionados con el viaje a una cuenta de email diferente y personal.

    Utilizar la función “No molestar” del Smartphone

    Prueba a configurar quién te puede llamar, escribir o hacer sonar una notificación. Las opciones del teléfono te permitirán establecer un muro respecto a llamadas o mensajes no deseados en vacaciones.

    No te lleves el ordenador de trabajo

    En una época en la que la movilidad permite ir con el ordenador portátil o la tablet a todos lados, intenta dejarlos en casa por vacaciones.

    La técnica inside vs. outside

    Si no te queda más remedio que estar conectado con el trabajo puedes proponerte responder e-mails cuando estés en el hotel o apartamento, pero desconectar tu correo cuando salgas de este.

    Vuelta escalonada

    La vuelta de vacaciones suele acarrear un caos profesional. No programes demasiadas reuniones, trata de hacer un regreso escalonado a las tareas del día a día. Así reducirás el impacto emocional que lleva la vuelta siempre de vacaciones.

    También te gustará

    Digitaliza la administración de tu negocio con KPMG Impulsa

    Una media de 120 días y 50.000 euros al año. Esto es lo que gastan las …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.