jueves , 20 septiembre 2018 Impresion Pyme
  • Una historia de éxito: El Ganso

    El Ganso

    El Ganso es un ejemplo de pequeña empresa española que ha sabido crecer y consolidar su proyecto. Fundada en 2006 en la localidad madrileña de Boadilla del Monte, por los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián, director general y cofundador respectivamente, ha ido asentándose poco a poco pasando de ser una firma desconocida a convertirse en una marca de referencia en el sector de las tiendas de ropa de moda.

    Orígenes

    La idea de crear un negocio relacionado con la ropa surgió en Londres. Los dos hermanos acudían a la capital británica los veranos para aprender inglés y vieron que existía en el Reino Unido una línea de moda desconocida en España. Tras abrir su primera tienda en Madrid hace doce años, dieron el gran salto popularizando unas zapatillas cuyo diseño estaba basado en unas botas militares, que descubrieron en un viaje a Budapest. Así hasta hoy.

    El Ganso está presente en diez países. La primera tienda en el extranjero se abrió en Francia, concretamente en París, en la Rue des Rosiers, en 2011. Además de en España y en el país vecino, la firma de los hermanos Cebrián opera en Reino Unido, Portugal, Italia, Alemania, Bélgica, México, Chile y Kuwait.

    El Ganso pretende vender productos para todos los públicos, ya que tiene sección para hombres, para mujeres y para niños. Las zapatillas siempre han sido el buque insignia de la compañía, complementando estos productos con la venta de zapatos más formales y camisas veraniegas con un marcado estilo british-preppy. Desde la pasada primavera, los hermanos Cebrián han cambiado su objetivo y han pasado a centrarse en el diseño, reforzando dicho departamento.

    A modo de anécdota hay que destacar que el origen del nombre está en una frase que les decía su abuela Carmen a Álvaro y a Clemente: “Dejad de hacer el ganso“. De ahí que decidieran adoptar ese nombre con el animal como símbolo de la marca en homenaje a su familiar.

    La primera tienda estuvo en Fuencarral, y tuvieron que pintarla entre los dos, empleando para ello muebles antiguos que solían ser reciclados o de casas o lugares donde iban a tirarlos, sin tener claro si el negocio iba a ir hacia delante. Pero el gran salto llegó con la venta de las zapatillas sneakers que colocó a El Ganso en el mismo plano que Adidas, Converse o Tommy Hilfiger en las estanterías de las tiendas. Siempre con un estilo que recuerda al que se popularizó en Londres en los 60 y los 70, con productos muy de Carnaby Street.

    El Ganso

    Consolidación

    El crecimiento de El Ganso ha sido meteórico ya que ha pasado de contar con una tienda a tener 200 en una década. En 2009, en plena crisis, obtuvo 6,8 millones en ventas mientras que en 2017 alcanzó una facturación de 81 millones de euros. Se espera cerrar 2018 superando los 90 millos y llegar a lo largo del próximo lustro a los 120 millones, por lo que estamos hablando de un crecimiento sostenible y progresivo a lo largo del tiempo.

    No obstante, el punto de inflexión en la trayectoria de la compañía llegó en el ejercicio 2015, cuando vendió el 49% de su capital al fondo L Capital, que es el brazo inversor de LVMH y desde 2017 se llama L Catterton tras unirse con la firma Catterton. Además, en agosto de 2017 completaron su proceso de internacionalización con la contratación de una consejera delegada externa, Berta Escudero, ex primera ejecutiva de Cortefiel. El objetivo era claro, convertirse en una marca al menos tan conocida como Lacoste, Fred Perry, Hackett o Ralph Lauren, dentro de su estilo elegante.

    Álvaro Cebrián explicaba recientemente, en el portal modaes.es que siempre buscan en el extranjero ciudades parecidas a Madrid. De este modo, se instalaron en Le Marais en París, clavando la estrategia que adoptaron en la capital de España asentándose en Fuencarral, para después hacer lo propio en Londres en la zona del Soho. “Queremos implantar el modelo de negocio que funciona en Madrid. Pero en ocasiones, los estudios de mercado y el olfato fallan. Nadie tiene una bola de cristal y, por muchos estudios que hagas, no sabes si has acertado hasta que no abres la tienda”.

    En la actualidad, el mercado internacional representa el 30% de la facturación de El Ganso. Para asentarse en otro país Cebrián analiza cuál es el poder adquisitivo de la población masculina en el territorio, ya que el hombre continúa copando el grueso de sus ventas, si bien el sector femenino está creciendo notablemente. El canal online, no obstante, se ha convertido en el principal termómetro para estudiar la importancia del mercado. Pese al éxito que ha tenido la internacionalización de la firma, Álvaro Cebrián advierte a las empresas que quieren dar el salto al exterior pidiendo paciencia: “Pensar que en el extranjero las cosas son más fáciles que en el mercado español es uno de los errores más comunes en que se puede incurrir“.

    Producción en Europa

    Hay que tener en cuenta además, que a diferencia de otras empresas, El Ganso fabrica todos sus productos en el sur de Europa. La razón, conseguir más agilidad para reponer su stock en las tiendas y controlar al máximo todo el proceso de producción de sus locales, asegurando de esta manera un producto de calidad. Buena parte del algodón con el que fabrican sus camisetas lo adquieren en Italia, donde tienen una fabrica en la región de Lombardía, muy cerca de Bérgamo. Las camisas se fabrican en España, al sur de Madrid, en la localidad de Getafe, mientras que en Portugal se crean las americanas, los abrigos y también el calzado.

    Quizás también te pueda interesar:

    • La alianza entre Hawkers y El Ganso está más viva que nunca

    También te gustará

    Hacienda podría rebajar el Impuesto de Sociedades a las pymes

    1,3 millones de pymes podrían pagar menos impuestos…si finalmente las negociaciones entre Gobierno y Podemos …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.