lunes , 15 octubre 2018 Impresion Pyme
  • Robots e inteligencia artificial: así va a cambiar tu próximo empleo

    Robots e inteligencia artificial

    Los robots y la inteligencia artificial van a marcar claramente el futuro más cercano de nuestros empleos. De hecho, el Rey ha hecho hincapié en este aspecto recientemente abogando por la presencia estos actores, haciéndola eso sí, compatible con la existencia de empleo estable. “España cuenta con los elementos necesarios para formar parte de los líderes en el campo de la robótica“. En el marco de la International Conference on Intelligent Robots and Systems (IROS 2018) celebrado en el Palacio de Congresos de Madrid, Don Felipe animó a apostar por esta tecnología y por la inteligencia artificial para garantizar “un crecimiento económico inclusivo y sostenido, con empleo estable y de calidad“.

    En este contexto -añadió-, que “quiero decir que nuestro país cuenta con los elementos necesarios para formar parte de los líderes en el campo de la robótica; disponemos de amplias infraestructuras digitales, una importante actividad emprendedora, empresas punteras eN múltiples sectores económicos, universidades de prestigio y la capacidad de desarrollar y atraer talento tecnológico y digital“.

    Además, destacó que le celebración en Madrid del IROS 2018 demuestra no solo la “idoneidad” de España como lugar de intercambio de conocimiento, sino también el compromiso de las instituciones, las empresas y toda la sociedad española “con los avances científicos y tecnológicos más punteros e innovadores“.

    Previsiones de futuro

    Lo cierto es que los robots y la inteligencia artificial ya afectan a sectores como la automoción o la industria. Según un estudio de la consultora PriceWaterHouseCoopers (PWC), en 2030, uno de cada tres empleos ya no lo desempeñará un trabajador sino que estará totalmente automatizado, es decir, lo desempeñará una máquina.

    Lo cierto es que en los próximos años vamos a tener que estar preparados para ver cómo se destruyen diferentes empleos, pero también cómo otros se transforman y surgen nuevas oportunidades en otros sectores. Así lo ve, Raúl Sánchez, director nacional de Randstad Technologies, en declaraciones a El Mundo. “Es cierto que la inteligencia artificial destruirá puestos de trabajo, sobre todo de baja cualificación. Pero al mismo tiempo se generarán posiciones relacionadas con el mantenimiento y la programación necesaria para el correcto desarrollo de los sistemas artificiales. Estas posiciones, sin duda, serán de mayor cualificación y estarán ocupados por perfiles relacionados con los grados de informática“.

    El temor, a la destrucción de puestos de empleo siempre ha estado ligado a los avances tecnológicos, si bien en los próximos tiempos asistiremos  a la transformación de los trabajos. “Históricamente, los temores sobre la tecnología han terminado por ser infundados en gran medida porque los beneficios han superan los daños. Nuestro desafío es maximizar los beneficios y minimizar el daño”, asegura también al diario de Unidad Editorial, Pablo Urquijo, director general de Experis, división especializada en las áreas de tecnologías de la información y la comunicación de ManpowerGroup.

    Según un estudio de ManpowerGroup, que recoge las respuestas de 18.000 directivos de 43 países, a corto y medio plazo habrá incrementos para el empleo en puestos relacionados con el sector IT (tecnología de la información) y la atención al cliente como los analistas de datos o los comerciales especializados en ofertas digitales.

    También habrá una importante demanda de profesionales expertos en robótica, internet de las cosas y M2M (comunicación entre máquinas).

    Inteligencia artificial

    Puestos de trabajo que seguirán presentes

    Según asegura Tinámica a través de un estudio, hay una serie de empleos que nunca peligrarán debido a la irrupción de los robots y de la inteligencia artificial. Es el caso de Big Data Scientist, que supone una mezcla de estadístico, matemático e informático, con conocimientos de bases de datos y técnicas de análisis avanzadas.

    También tenemos la posición de Cognitive Analyst, que es un consultor de negocio con altos conocimientos funcionales de la industria en la que trabaja y con habilidades para realizar data Discovery y extraer insights de los datos, muy especializado en tecnologías y computación cognitiva.

    Los ingenieros especializados en ingeniería artificial tampoco van a ver peligrar sus puestos. Es el caso de los ingenieros industriales o de telecomunicaciones y también de físicos con alto conocimiento de los procesos de la industria especifica para su automatización a través de inteligencia artificial y robótica.

    Por último, tenemos los big data architects y los big data analysts. Los primeros dirigen la plataforma tecnológica que soporta la ingesta, almacenamiento y gestión de datos masivos en tiempo real y se encarga de que los datos lleguen en perfecto estado. Los segundos, tienen menos conocimientos tecnológicos que los anteriores pero mayores conocimientos de negocio y una gran capacidad para visualizar, presentar e interpretar los resultados y patrones ocultos entre los datos.

    La robótica no genera desempleo

    En contra de lo que pueda parecer, de lo que se escucha en la calle o del mito existente, la robótica no va a contribuir a que aumente la tasa de desempleo. Al menos no bajo el punto de vista de la consultora Gartner, que asegura que la Inteligencia Artificial (IA) generará más puestos de trabajo de los que destruirá de aquí a 2020. Según este informe, aparecerían 2,3 millones de empleos nuevos en todo el mundo para este año, mientras que en el tramo de 2020 a 2025, la IA creará por si sola otros dos millones más de puestos de trabajo.

    Además, hay que tener en cuenta que el factor humano siempre es importante. En el periodismo, por ejemplo, un robot puede generar noticias de una manera más rápida, pero para ejercer la profesión es necesario saber discernir, seleccionar fuentes válidas y darle un toque personal a la información fruto del conocimiento adquirido. Por lo tanto, siempre va a hacer falta que haya una persona detrás de la máquina. Lo mismo ocurre en campos como la medicina o la psicología donde el conocimiento del paciente y el trato directo que tiene éste con el doctor o el profesional  así como la empatía tan necesaria, para solucionar determinados problemas, hacen que los robots no siempre puedan sustituir a los humanos.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Cardumen Capital invierte en tecnología israelí

    El fondo español de capital riesgo Cardumen Capital ha invertido recientemente en las compañías tecnológicas …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.