martes , 12 noviembre 2019 Impresion Pyme
  • Haz un uso óptimo de tu portátil alternando el plan de energía

    La batería es uno de los elementos clave de cualquier portátil, de ella dependerá la autonomía del equipo y el uso que podremos darle antes de tener que volver a conectarlo a la corriente. Los ultraportátiles y los equipos profesionales vienen con procesadores y componentes de bajo consumo que permiten hacer un aprovechamiento óptimo sin grandes sacrificios en términos de rendimiento, un valor que debemos complementar con un uso adecuado del plan de energía que mejor se ajuste a nuestras necesidades concretas.

    En Windows 7, Windows 8.1 y Windows 10 podemos encontrar diferentes planes de energía con distintas prioridades. Podríamos limitarnos a utilizar siempre uno de ellos, pero lo mejor para sacar el máximo partido a nuestro portátil es alternar entre ellos en función de nuestras necesidades.

    Estos son los tres grandes planes que agrupan, por defecto, dichas versiones de Windows:

    • Plan de energía de alto rendimiento: un plan que permite al equipo desarrollar todo su potencial y trabajar a pleno rendimiento, sin preocuparse por el consumo energético. Esto tiene consecuencias importantes: el ordenador rinde a tope, pero también consume más energía y puede generar más calor. Puede reducir de forma notable la autonomía.
    • Plan de energía equilibrado: una opción intermedia. No ofrece el mismo pico máximo de rendimiento que tendríamos con el plan anterior, pero ofrece una buena experiencia de uso en la mayoría de los casos reduciendo el consumo de forma considerable. Es la mejor opción si queremos disfrutar de un buen rendimiento sin grandes sacrificios a nivel de consumo energético y de autonomía.
    • Plan de energía economizador: reduce al máximo el consumo energético y afecta al rendimiento. En resumen, es todo lo contrario al plan de alto rendimiento, así que sus efectos son totalmente contrarios. Puede ser útil cuando estamos utilizando el equipo para tareas sencillas que no requieren de una gran potencia, y también para situaciones en las que necesitamos apurar al máximo la autonomía de nuestro portátil.

    Si en un momento concreto necesitas sacar el máximo rendimiento a tu portátil puedes cambiar al plan de energía de alto rendimiento, completar la tarea que tengas pendiente y después volver a al plan equilibrado. En caso de que estés realizando tareas poco exigentes o quieras maximizar la autonomía debes optar directamente por el plan economizador.

    Os recordamos que también podéis personalizar un plan de energía siguiendo los pasos que os dimos en su momento en este práctico.

    También te gustará

    Canon amplía su catálogo de escáneres con el Imageformula DR-S150

    La compañía japonesa ha presentado el Imageformula DR-S150, un escáner con el que Canon amplía …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.