martes , 14 julio 2020 Impresion Pyme
  • El tamaño del televisor no es lo más importante: cosas que debes tener en cuenta

    No hay duda de que el televisor se ha convertido en uno de los elementos más importantes de nuestras vidas. Lo utilizamos para disfrutar de ratos de ocio, para consumir contenidos multimedia y también para realizar presentaciones y como herramienta de apoyo en muchos trabajos distintos.

    También es uno de los dispositivos más «veteranos». El televisor lleva entre nosotros muchos años, pero a pesar de todo sigue rodeado de mitos importantes que, en ciertos casos, pueden llevarnos a tomar malas decisiones. Puntronic ha publicado una información interesante en la que nos dejan un resumen básico pero efectivo con algunas de las claves más importantes a la hora de elegir el tamaño de un televisor.

    En general adoptamos ciclos de renovación de siete años, esa es la media de tiempo de los españoles a la hora de cambiar su televisor, aunque hay casos concretos en los que la renovación puede producirse de forma más temprana o más tardía. A la hora de elegir el tamaño del televisor debemos tener muy en cuenta la distancia de visionado, es decir, lo lejos que nos vamos a sentar de él.

    Ambos elementos deben estar relacionados, ya que ver un televisor muy grande desde una distancia muy cercana puede ser incómodo, y ver un televisor muy pequeño desde muy lejos puede impedirnos disfrutar de una buena experiencia (nos perderemos detalles).

    • De 1,5 a 2 m de distancia: televisores de 32 pulgadas (unos 71 cm de ancho).
    • De 2 a 2,5 m de distancia: televisores de 40 a 45 pulgadas (unos 88 a 99 cm de ancho).
    • De 2,5 a 3 m: televisores de 46 a 49 pulgadas (entre 102 y 108 cm aproximadamente).
    • De 3 a 3,5 m: televisores de 50 a 55 pulgadas (de 110 a 122 de ancho, más o menos).
    • A partir de 3,5 m: televisores de 60 a 65 pulgadas (unos 133-145 cm).

    La distancia y el tamaño de pantalla deben estar asociados a otros aspectos, como la calidad del panel y la resolución del televisor. Así, los paneles OLED y QLED de última generación ofrecen una mayor calidad de imagen, y los modelos de más de 32 pulgadas deben contar con resoluciones 4K para ofrecer una buena densidad de píxeles por pulgada.

    Estas pautas pueden ayudarnos a establecer una base de decisión a la hora de elegir nuestro nuevo televisor, pero al final cada uno tiene sus preferencias y sus necesidades particulares, y no debemos obviarlas. Un televisor debe cumplir con todas esas necesidades. Por ejemplo, si tenemos previsto utilizarlo en nuestra pyme como dispositivo de apoyo para presentaciones tendremos que valorar las conexiones que incluye y las tecnologías específicas que vamos a necesitar.

    También te gustará

    Windows 10 May 2020 Update sigue dando problemas

    El pasado mes de mayo llegó Windows 10 May 2020 Update, la última actualización semestral …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.