viernes , 23 octubre 2020 Impresion Pyme
  • Capacidad de almacenamiento en un portátil profesional: ¿cuánta necesito?

    La capacidad de almacenamiento es una de las especificaciones más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestro nuevo portátil profesional. Si compramos un modelo con una capacidad muy ajustada puede que tengamos problemas a las pocas semanas de uso, y ampliar dicha capacidad no siempre es una buena opción.

    Cada vez más portátiles profesionales, sobre todo los modelos más ligeros y compactos, como la serie Surface de Microsoft, vienen con una unidad de almacenamiento soldada a la placa, lo que significa que no podemos cambiarla. Sé lo que estáis pensando, son ampliables a nivel interno pero sí a nivel externo, es decir, puedo utilizar tarjetas microSD o discos duros externos. Sí, es cierto, pero el rendimiento de estos no estará al nivel de una unidad SSD interna.

    Incluso en el caso de que podamos cambiar la unidad de almacenamiento interna esto representa un gasto que no querremos tener que hacer poco tiempo después de invertir dinero en un nuevo portátil profesional. Por ello es importante elegir un modelo que cuente con una capacidad de almacenamiento suficiente para cubrir nuestras necesidades durante un tiempo razonable.

    Hasta aquí todo bien, ¿pero dónde está el límite? ¿Qué capacidad de almacenamiento necesito? Está claro que la respuesta dependerá de tus propias necesidades. Si vas a trabajar con ofimática y archivos poco pesados un modelo con 128 GB de capacidad de almacenamiento puede ser más que suficiente, sobre todo si realizas copias de seguridad periódicas y vas liberando espacio.

    Sin embargo, personalmente creo que ahora mismo lo ideal es buscar como mínimo modelos con 256 GB, incluso en escenarios de uso básico, ya que nos darán un margen suficiente para disfrutar del equipo durante años sin tener que actualizar ni cambiar nada. ¿Todavía tienes dudas? Tranquilo, te dejo a continuación un guión que te servirá como referencia para tomar una decisión acertada. Recuerda que debes optar por portátiles con SSD, ya que marcan una diferencia enorme en rendimiento, consumo y experiencia de uso.

    • Uso básico (ofimática, documentos y archivos poco pesados): mínimo 128 GB, recomendado 256 GB.
    • Trabajo con fotografías de alta calidad y archivos con un peso medio: debemos optar como mínimo por modelos con 256 GB, aunque lo ideal serían 512 GB.
    • Edición de vídeo y trabajo con archivos pesados: lo ideal es optar por modelos que tengan al menos 1 TB de capacidad.

    También te gustará

    Galaxy Repair Express: repara tu smartphone en el mismo día

    El gigante surcoreano ha confirmado el arranque de Galaxy Repair Express, un servicio exclusivo de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.