sábado , 31 octubre 2020 Impresion Pyme
  • ¿Qué medidas económicas se están tomando para autónomos y pymes?

    economía

    Una de las principales preocupaciones de la sociedad española tras la emergencia sanitaria del COVID-9 es cómo va a afectar a la situación económica del país. Y no es para menos, según las previsiones del Banco de España, la recesión podría llegar al 15% este año.

    Sin embargo, no todas son malas noticias, tanto las diferentes administraciones como la mayoría de las entidades bancarias salieron, desde el principio, en ayuda de pymes y autónomos, ofreciéndoles diferentes financiaciones para que pudieran seguir adelante con sus proyectos. A continuación vamos a hacer un repaso de cuáles son las principales medidas económicas adoptadas para que autónomos y pymes españolas salven su negocio y contribuyan en la reconstrucción del país.

    Préstamos ICO

    El Instituto de Crédito Oficial (ICO), a través del Gobierno central, anunció en marzo que iba a liberar tramos de préstamos para que los empresarios pequeños y los autónomos hicieran frente a las graves consecuencias económicas derivadas de la falta de actividad, por el estado de Alarma. Por ello, una de las medidas “estrella” fue los denominados préstamos ICO COVID-19, que aún siguen vigentes.

    Estos préstamos tienen la particularidad de que están avalados por el Estado, en un 80% del total y están destinados a pymes, autónomos y grandes empresas. Los clientes que los pidan para salvar su negocio tienen la ventaja de que no necesitaban más aval, lo que da más garantías a los bancos para aprobar la operación.

    Al contrario de lo que mucha gente piensa, los préstamos ICO no son gratis, ya que depende del banco que lo otorgue el establecer una serie de comisiones, como la de apertura o por pago anticipado.

    Para solicitar cualquiera de las líneas de avales del ICO, tienes que acudir a una entidad aprobada por la Administración y presentar los documentos que te pidan. Tendrás que pasar por dos controles, el primero es el departamento de riesgos del propio banco y, en segundo lugar, el Instituto de Crédito Oficial, que es quien da el visto bueno a la operación. Financia tu proyecto con estas ayudas y verás que tu negocio sigue adelante, incluso más fortalecido.

    Moratorias

    Otra de las ayudas que el Gobierno anunció tras el Estado de Alarma es que iban a ofrecer diferentes moratorias para autónomos y pymes. De esta manera, querían dar un balón de oxígeno a estos profesionales durante el tiempo que durara la crisis sanitaria. Estas moratorias son muy variadas:

    Moratoria hipotecaria

    Uno de los principales gastos en los que incurre cualquier profesional del comercio es el alquiler o hipoteca de sus locales. Con el parón de actividad que se inició en marzo, muchos pequeños empresarios y autónomos se vieron incapaces de hacer frente a estos gastos. Por ello, el Gobierno aprobó una moratoria hipotecaria de urgencia para que, profesionales y familias pudieran acogerse, siempre y cuando demostraran estar en paro o haber sufrido una caída de actividad de, al menos, el 40% de la facturación.

    Según lo estipulado en la normativa, se trataría de una medida automática y de carácter general, es decir, que no es necesario llegar a un acuerdo con la otra parte (en este caso, el banco), tampoco habría que modificar el contrato.

    Moratoria de pagos a la Seguridad Social

    A finales de abril, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones aprobaba la moratoria de las cuotas de autónomos y empresas a la Seguridad Social, durante un periodo de seis meses sin intereses. Se trataba de una medida que ya anunció el presidente a mediados de marzo pero que no se hacía efectiva hasta un mes después. Esta moratoria se incluía para los meses de mayo, junio y julio, en el caso de los autónomos; para las empresas, serían las devengadas en el mes anterior.

    Con respecto a los plazos para presentar las solicitudes, en el caso de las empresas, estaría entre el 1 y el 10 del mes en que tendrían que afrontar los pagos en el sistema RED. Para los autónomos que no tienen este sistema, podrán hacerlo en el mismo tramo de días pero usando la plataforma de la Seguridad Social.

    Moratoria no hipotecaria

    Las moratorias hipotecarias se vieron complementadas con aquellos préstamos o créditos que no tuvieran esta garantía hipotecaria y que, al final, también había que hacer frente en unas situaciones muy difíciles. Las denominadas «moratorias no hipotecarias» vienen a cubrir esa necesidad de ayuda para gastos que no tienen relación con la hipoteca. A estas ayudas gubernamentales se sumó la de las patronales bancarias: AEB y CECA y diversas entidades bancarias, como ABANCA, ofreciendo la posibilidad al cliente de acogerse a una financiación alternativa y legal.

    Los requisitos para que te acojas a estas moratorias son diferentes y están aún vigentes, por lo que aún estás a tiempo de beneficiarte de una o de todas las ayudas, por un plazo máximo de seis meses.

    Cese de actividad

    Algunas actividades profesionales se vieron obligadas a parar en marzo, como hemos mencionado anteriormente. Ante la falta de ingresos, estos autónomos se pudieron acoger al cese de actividad, para ser exonerados de las cuotas a la Seguridad Social y, además, cobrar el denominado «paro de los autónomos», una prestación extraordinaria derivada de este nuevo régimen.

    En este contexto surgió la problemática de que muchos profesionales no querían dar de baja su actividad, porque iban a retomarla tan pronto como las autoridades le dejasen y también estaban los casos que podían trabajar pero que apenas facturaban. Por ello, el gobierno estableció que podrían acogerse a las ayudas anteriormente citadas aquellos autónomos que siguieran trabajando pero demostrasen una caída del 75% o más de su facturación, con respecto al mes anterior.

    En conclusión, la crisis sanitaria que ha derivado en una crisis económica ha provocado la aparición de múltiples ayudas a pymes y autónomos, tanto por parte de la Administración como de las entidades bancarias. No obstante, estas se han convertido en una herramienta indispensable que canaliza las necesidades de la fuerza productiva española y las autoridades competentes. Las moratorias, préstamos y créditos para inyectar liquidez en el mercados se han convertido en los únicos salvavidas de los profesionales españoles.

    También te gustará

    EliteMini BOX X400, un PC compacto pero potente que se adapta a cualquier espacio de trabajo

    El EliteMini BOX X400 es un mini PC con un tamaño realmente compacto que encaja, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.