sábado , 8 agosto 2020 Impresion Pyme
  • AUPA apela a la administración local para salvar los negocios de los autónomos

    aupa

    Desesperados. Así está la gran mayoría de los autónomos españoles, que no son capaces de remontar desde que se levantara el estado de Alarma tras el coronavirus. Muchos negocios han cerrado pero, los que han sobrevivido, temen no aguantar mucho más y eso en un país donde más del 16% del peso laboral recae en este colectivo.

    Las asociaciones y patronales no han dejado de trabajar ni un solo segundo en estos meses, hablando con las diferentes administraciones, llegando a acuerdos, asesorando a los autónomos, etc… y van a seguir haciéndolo. De hecho, AUPA (Autónomos Unidos para Actuar) va a llevar a cabo una interesante iniciativa el próximo jueves, 30 de julio, a nivel local, en Castilla y León.

    «No es posible mantener empleados, gastos al 100% cuando nos reducen los aforos y horarios. Pedimos ayudas temporales adaptadas a la situación de cada comunidad autónoma y cada sector«, indican desde la asociación.

    Así, autónomos de León, Ávila, Palencia, Soria, Zamora, Valladolid, Salamanca, Burgos y Segovia entregarán simbólicamente las llaves de sus negocios a los alcaldes como forma de protesta y reclamo de más ayudas locales para mantener los empleos. «Muchos autónomos bajaron la persiana de forma responsable para ayudar a diezmar la crisis sanitaria y, después de estos meses, se han dado cuenta de que esa responsabilidad no ha sido devuelta por el ayuntamiento», indican en un comunicado.

    La preocupación en Castilla es especialmente elevada porque se trata de una región con una gran problema de despoblación, «cuando llega el momento de fijar población, manteniendo un tejido empresarial fuerte en la provincia, todas las palabras y exigencias de los partidos políticos se las lleva el viento y quedan en paja«, indica Camino Delgado, coordinadora de la asociación en León y Castilla y León.

    Más de 1.000 empresas han echado el cierre

    Según AUPA, hasta el momento, ya han echado el cierre más de 1.000 empresas en la provincia de León y se han destruido 5.500 empleos. Solo en junio, la pérdida de empleos temporales en la comunidad ronda los 40.000, «y esto es solo el principio, en cuanto los ERTEs dejen de estar vigentes, las previsiones son aún peores, ya que empezarán a sufrir las consecuencias los empleados y trabajadores que se acogieron a esta medida.

    La asociación indica que la mayoría de los economistas coinciden en que la mejor fórmula para recuperar empleo y frenar la destrucción de empresas es dando ayudas directas.

    Por ello, AUPA anima a todos los empresarios y autónomos a acudir a entregar las llaves de su negocio que, en León tendrá lugar en el edificio Botines, a las 20,30 horas de este jueves, para hacer visible esta problemática.

    También te gustará

    Samsung presenta las Galaxy Tab S7 y Galaxy Tab S7+

    Ya os habíamos hablado de ellas en ocasiones anteriores, y por fin las hemos conocido …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.