domingo , 24 enero 2021 Impresion Pyme
  • ¿La reducción de jornada a cuatro días es beneficioso para el empleo? Hablamos con una experta

    oficina

    Una de las noticias de las últimas semanas ha sido la posibilidad de que el Gobierno apruebe la reducción de la jornada laboral a cuatro días, o lo que es lo mismo, 32 horas semanales frente a las 40 actuales. La puesta en marcha de este modelo no está, ni mucho menos, consolidada pero las declaraciones de Pablo Iglesias el otro día pusieron sobre aviso a empresarios y trabajadores españoles.

    Iglesias anunció que este proyecto aumentaría la creación de empleo y no disminuiría los salarios aunque, al final, se trataría de un tema importante que debería estudiar y anunciar la ministra Yolanda Díez, quien ya se han manifestado a favor de un nuevo «tiempo de trabajo».

    Nosotros hemos querido consultar el tema con la periodista y abogada, Estela Martín, dircom y RSC en SincroGO, premio Madrid Empresa Flexible 2020. Estela nos ha contado que la jornada de cuatro días va en línea de otros países más avanzados en modelos de conciliación y smartworking. «El problema que tenemos en España es que adolecemos de una cultura asentada de conciliación, flexibilidad y, lo que es más importante, de sistemas de dirección por objetivos adecuadamente implantados».

    La dircom de SincroGO ve con buenos ojos esta medida, en general; sin embargo, no cree que España esté preparada para ello, ya que nuestro tejido empresarial no cuenta con sólidos y generalizados planes de conciliación, smartworking y flexibilidad. En resumidas cuentas, que implantar la jornada de cuatro días, tal y como estamos aquí, sería empezar la casa por el tejado.

    «En un país como España, donde aún pesa como una losa la cultura presentista (medir el tiempo y no la productividad), veo difícil que se implantase esta medida con éxito en la mayoría de las organizaciones».

    Entonces, ¿nunca veremos este modelo laboral en España?

    Sabemos de empresas, como la jienense, Software Delsol, que han sido pioneras en implantar la jornada de cuatro días y parece ser que con éxito, pero extrapolar esta medida a nivel general ya es otra cosa, aunque no algo imposible. «Para que una medida como la jornada de cuatro horas tenga éxito y se traduzca en beneficios tanto para la organización como para los empleados se necesita partir de unas bases: un estilo de liderazgo adecuado basado en la dirección por objetivos, una cultura ya asentada de smartworking y unos medios y recursos que permitan la planificación y la gestión de los tiempos», indica Estela.

    A esto se suma que, evidentemente, no en todos los puestos y sectores es factible una jornada de cuatro días y que se requiere una planificación y una adecuada gestión de los recursos.

    ¿Realmente esta medida ayudará a crear más empleo?

    Una de las principales ventajas de este modelo, según el Vicepresidente del Gobierno, es que ayudaría a crear más empleo. Estela Martín cree que es prematuro hacer valoraciones a este respecto, pero no es tan optimista como el político. 

    «A priori, creo que una jornada de cuatro días no supondría (al menos a corto plazo) la creación de empleo por una sencilla razón. Porque creo que la tendencia en la mayoría de empresas no sería la de cubrir las horas que se dejarían de prestar por parte de los empleados recurriendo a nuevas contrataciones, sino que se enfocarían a que los empleados aumenten su productividad durante los cuatro días que estarían prestando sus servicios para la empresa (ya sea en el centro de trabajo, teletrabajando…)».

    No obstante, la dircom indica que, desde la óptica de la dirección estratégica de personas, una jornada de cuatro días debería verse como una oportunidad para seguir avanzando en materia de conciliación, smartworking y flexibilidad. «Pero este tipo de medidas nunca arrojan resultados a corto plazo, sino a medio-largo plazo. Evidentemente, las empresas tienen que analizar el ROI de este tipo de medidas y ahora mismo, con la situación que tenemos provocada por la Covid-19, las empresas (en general) están siendo más cortoplacistas que nunca. Veo difícil, con el marco que tenemos, que esté en la agenda de las empresas ahora mismo implantar una jornada de cuatro días cuando lo que se están jugando muchas compañías es su supervivencia a medio-largo plazo».

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Terminamos un domingo más con una nueva recopilación de las noticias y artículos más interesantes …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.