Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Viernes, 26 Noviembre 2021

Digitalización

La digitalización de la contabilidad necesita un cambio de chip

Uno de los principales problemas que tienen que afrontar las pymes es el de la contabilidad de la empresa. Tenerla actualizada, así como las facturas, pagarés y pago de impuestos requiere mucho tiempo y muchos dolores de cabeza. Además, suelen ser los responsables de la empresa quienes tienen que hacer estas labores, resultando en un alto coste (en tiempo invertido) que no visibiliza las ventajas que reporta a medio y largo plazo.

El último trimestre del año es un momento clave para replantearse la estrategia de contabilidad. Tras más de un año y medio de pandemia con continuos cambios en las diferentes áreas de negocio, la contabilidad debe ser una prioridad en la lista si el/la empresario/a quiere dejar de preocuparse de cuestiones periféricas y poder centrarse, prácticamente al 100%, en desarrollar su modelo de negocio.

«Si la empresa es muy pequeña, lo normal es que no tenga conocimientos de contabilidad y contrate a una asesoría, que se encargará de solicitarles la documentación trimestralmente para presentar los impuestos. Al fin y al cabo, las presentaciones de impuestos son realmente los plazos importantes y los que marcan los ritmos de trabajo de las empresas. Sin embargo, de esta manera la empresa nunca llevará la contabilidad al día», asegura Pablo Jiménez, CEO y fundador de Enzimum. «Esto provoca que la contabilidad se convierta en uno de los principales quebradores de cabeza para las compañías en la actualidad», destaca.

Además, hace referencia a otra circunstancia: los presupuestos. «Las pymes trabajan con presupuestos muy ajustados y suelen asumir mucho volumen de trabajo que hace que la contabilidad pase a ser algo secundario y no recopilen documentos hasta el final de trimestre que es cuando hay que presentar impuestos», continúa Jiménez.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Ante este escenario, las pequeñas y medianas empresas han visto la necesidad de abrazar la digitalización de todas sus áreas para poder adaptarse a las nuevas necesidades y tener una ventaja competitiva que les haga ser más fuertes en el mercado. Según el Barómetro sobre Innovación de 2021, de la consultora Kantar, el 86% de las pymes ve la innovación como la principal clave para superar la crisis. Además, el 27% de las pequeñas empresas reconoce haber tenido que acelerar sus procesos de transformación digital a raíz de la pandemia.

Un mal necesario

«Para las pymes, la contabilidad es una carga interna con la que se nace cuando se emprende como pagar impuestos, pagar autónomos, sacar licencias administrativas, pagar tasas… Es un mal necesario para las empresas», afirma Pablo Jiménez.

En este sentido, y para dejar de ver esto como un problema, el fundador de Enzimum cree que el cambio debe pasar por la «digitalización, optimización de procesos y dejar que las máquinas trabajen, ya que la contabilidad tiene los días contados tal y como la conocemos hoy en día».

Así, han surgido soluciones que digitalizan el servicio, automatizándolo y desprendiendo preocupaciones en las empresas. Tales como la propia Enzimum. La compañía nació hace tres años ante la cantidad de tareas puramente mecánicas y lentas que se realizan todavía a mano para ofrecer un servicio de calidad y digital. «Las empresas necesitaban más valor en el servicio del que su asesoría les ofrecía. Asimismo, las asesorías debían reducir sus costes y ahí es donde se produce la innovación en valor que perseguimos desde que nacimos, ofrecer un servicio lo más cómodo, útil y ágil posible al cliente, reduciendo la estructura de costes y aumentando la calidad», asevera Jiménez.

Un perfecto contrapunto a la mentalidad de los despachos tradicionales. Mientras que su mentalidad es únicamente la de ‘presentar los impuestos de su cliente’; la de Enzimum es la de ‘ofrecer un servicio ágil, útil y cómodo mientras se presentan sus impuestos’. Así, esta herramienta consigue llevar la contabilidad al día de manera sencilla, enviando las facturas y recibiendo inmediatamente las cuentas correctas. Pero no solo en temas de facturación; ya que también ordena y controla nóminas, impuestos, asesoramiento presupuesto, etc.

La tecnología juega un papel determinante en este nuevo escenario y la contabilidad no debe quedarse atrás, aunque a muchas empresas o asesorías todavía hoy en día parece costarles ver la necesidad del cambio. «Todavía hay gente que es reacia en un principio por el motivo de la confianza depositada en su asesoría, pero es perfectamente compatible continuar con tu asesoría de confianza y automatizar la gestión contable».

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

La Confederación General de las Pequeñas y Medianas Empresas (COPYME) ha presentado un proyecto, junto con el Ayuntamiento de Madrid, para el fomento del...

Digitalización

El ocio y la cultura están viviendo unas de las temporadas más difíciles de su historia e incluso, tras duras restricciones, a día de...

Digitalización

Sage ha lanzado su nueva solución, Sage Contabilidad y Gestión, una herramienta cloud, diseñada para facilitar las gestiones de pymes y autónomos. Así, la...

Digitalización

Como ya hemos ido informando en los últimos días, el sistema de facturación TicketBAI para la región vasca será una realidad en unos meses,...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2021 | Todos los derechos reservados