Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Martes, 24 Mayo 2022

Recursos

Casavo lanzó un informe sobre cómo fue vender una casa en Madrid y Barcelona, el año pasado

casafari

Según los datos del INE, la compraventa de viviendas en España se disparó un 40,6% en el pasado mes de septiembre respecto al mismo periodo del año anterior. Si hablamos de valores absolutos, Madrid fue la cuarta región con mayor número de operaciones sobre viviendas (7.701). Por su parte, el tercer trimestre de 2021 marcó cifras históricas para la compraventa de viviendas en Barcelona, incrementándose cerca de un 57%.

En este contexto, la proptech Casavo, analizó cómo cambió el año pasado la experiencia de vender un inmueble en Madrid y Barcelona, a través de su último informe Vender una casa en 2021”, enfocado en Madrid y Barcelona.

Nuevas necesidades y reactivación de la demanda

Tras la pandemia, los hogares españoles han cambiado la forma de vivir y, por consiguiente, el tipo de hogar que necesitan. Así, el informe concluye que el 55% de los madrileños encuestados reconoció vender su casa para comprar una nueva. Además, de ellos, 3 de cada 10 afirmó que se encontraba en proceso de venta de su vivienda principal, y el 34% expresó que su principal motivación radica en encontrar un lugar “más apropiado” para vivir.

Las motivaciones de los usuarios para la venta de su casa son muy variadas, como es el caso de buscar una mejor ubicación o prestaciones. Sin embargo, en Madrid observamos con especial interés el ‘efecto Covid’, puesto que más de 2 de cada 10 encuestados (25%) manifestaron vender una vivienda heredada, algo que, probablemente, se encuentre motivado por la derogación del artículo 28 de la Ley Hipotecaria, favoreciendo el crecimiento del mercado inmobiliario en la Comunidad”, explica Francisco Sierra, Director General de Casavo en España.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Este cambio de paradigma ha impulsado la reactivación de la demanda que, junto con las excepcionales condiciones de los créditos hipotecarios, la moderada inflación y el mantenimiento del IPC en niveles relativamente estables, han contribuido a generar un contexto más que favorable para el crecimiento del sector. En línea con las cifras del Instituto Nacional de Estadística, que recogen cómo el precio de la vivienda se incrementó, entre abril y junio, tan solo un 2,4% respecto al mismo trimestre de 2020, sin recuperar todavía los precios previos a la crisis provocada por la COVID-19, podemos afirmar que el carácter de «valor refugio» es otro de los factores decisivos por el que inversores y particulares recurren a la vivienda como inversión.

El modelo tradicional: largos tiempos de espera y precios inciertos

Según la encuesta realizada, solo un 42% de las personas que ponen un piso a la venta tienen una expectativa realista del valor de mercado de su vivienda, por lo que no sorprende el hecho de que en un 71% de los casos, los vendedores se vean obligados a realizar un descuento de un 9% de media sobre el precio inicial de venta para conseguir cerrar el acuerdo.

Si hablamos de los tiempos de espera, es importante destacar que en Madrid son necesarios de media 5 meses desde que se pone a la venta un inmueble hasta que se escritura su venta. Un tiempo que parece eterno para quienes necesitan liquidez, tal vez para comprar una nueva casa. Si además tenemos en cuenta que en la mitad de las ventas los tiempos se prolongan más de lo esperado, no es de extrañar que el modelo de venta tradicional implique altos niveles de estrés e incertidumbre a los particulares. En contraposición a esto, Casavo agiliza el proceso logrando comprar viviendas en tan solo 7 días.

Una de las principales conclusiones del informe es que, en este contexto, cada vez resulta más imperante la necesidad de transformación del sector. Para ello, la tecnología se posiciona como un eslabón clave para dar respuesta a las nuevas necesidades de compradores y vendedores.

Cuando pensamos en poner a la venta una vivienda, siempre nos cuestionamos si la mejor opción pasa por acudir a un operador inmobiliario o llevar a cabo el proceso por cuenta propia. Los datos confirman al respecto que un 86% de los vendedores termina recurriendo a operadores inmobiliarios y que la balanza se decanta, cada vez más, hacia los operadores digitales que ya son escogidos por un 42% de los usuarios. Bien se realice la venta por cuenta propia o mediante la intermediación de un operador inmobiliario, lo que parece evidente es la utilización de canales digitales para anunciar la vivienda, así, un 81% de los operadores opta por plataformas y páginas de internet, solución por la que también opta un 77% de los vendedores que deciden gestionar la venta por su cuenta.

Sin embargo, la visita a la propiedad es sin duda la etapa del proceso de venta que mayor transformación ha sufrido gracias a la tecnología. Aunque hasta hace pocos años pudiera resultar impensable, los datos desvelan que prácticamente la mitad de los vendedores (un 47%) realizaron visitas digitales y en remoto con potenciales compradores.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

La plataforma anunció hace unos días el inicio de sus operaciones en Málaga, con un plan de inversión superior a los 10 millones de...

Noticias

La compañía experta en servicios inmobiliarios y proptech, Housell, acaba de anunciar la reestructuración de su proyecto con el objetivo de impulsar el Plan...

Noticias

El fuerte incremento de los precios está impactando en el mercado inmobiliario potenciado la compra de vivienda de segunda mano. El encarecimiento de las...

Noticias

Casafari, la network inmobiliaria que conecta a más de 20.000 profesionales inmobiliarios con 125 millones de listados de propiedades, ha conseguido ampliar su ronda...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados