Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 2 Octubre 2022

Recursos

El papel del cloud computing en el modelo del pago por uso

cloud

El cloud computing consiste en la disponibilidad bajo demanda de recursos de computación como servicios a través de internet. Estamos hablando de una tecnología que evita que las empresas tengan que encargarse de aprovisionar, configurar o gestionar los recursos y permite que paguen únicamente por los que usen.

Es decir, a través de la computación en la nube somos capaces de disponer de un servicio, de manera remota basado en recursos compartidos, elástico para su crecimiento o decrecimiento y con unas métricas concretas.

El cloud computing no es una tecnología actual pese a que ahora se hable mucho de ella. Es un modelo de negocio que responde a un cambio en la sociedad que se llama pago por uso. Hoy en día vivimos en una sociedad en continuo cambio, cada vez más acelerado, donde lo que hoy es válido mañana quizás ya no lo sea, y por lo tanto precisamos de disponibilidades inmediatas (con reducciones drásticas del time-to-market) y la capacidad de abandonarlo en cualquier momento.

Este fenómeno se debe en parte a la digitalización de la sociedad y la sobre-exposición constante a la información que tenemos. Hoy en día, en la sociedad hiperconectada recibimos impactos constantes y un nuevo producto o servicio puede alcanzar una gran difusión en cuestión de meses (incluso semanas) y, asimismo, pasados unos meses pasar a convertirse en residual o incluso desaparecer del espectro.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

El pago por uso

Esta tendencia hace que el modelo cloud, que tiene como características clave el pago por uso y la elasticidad de los servicios (entre otras), permita que una compañía pueda contratar servicios para el desarrollo de sus nuevas iniciativas, que éstas crezcan a medida que la demanda aumenta (si el servicio tiene éxito) y que el momento que se decida finalizarla los costes lo hagan también, sin necesidad de esperar a que finalice un ciclo de inversiones, quizás demasiado largo.

La implementación del pago por uso es una de las claves por las que el cloud computing está considerado como un acelerador de la innovación, tal y como señala Ibermática. Todas las compañías revolucionarias que han aparecido en los últimos tiempos basadas en plataformas tecnológicas, como Netflix, AirBnB, Uber, o Wallapop en España, lo han hecho basadas en servicios cloud, y sin ellos seguramente su éxito se hubiese visto retrasado o incluso no habría existido, ya que si, por ejemplo Netflix, para lanzar su servicio de streaming hubiese tenido que invertir de manera anticipada en toda la plataforma tecnológica necesaria, es posible que no hubiese podido llevar a cabo su iniciativa.

Otra compañía innovadora que está basada en los servicios cloud es Amazon, pero este caso es diferente, puesto que fue la propia Amazon la primera empresa que lanzó un servicio de cloud público, aprendiendo de sus necesidades como empresa de distribución online y entendiendo que los problemas de crecimiento que había experimentado eran extrapolables a otras compañías en crecimiento, y que ésa podría ser una necesidad a resolver lanzando un servicio de esas características, al que llamaron Amazon Web Services.

Éxito en el mercado

Son muchas las compañías que contratan servicios para ejecutar algunas aplicaciones empresariales o para alojar copias de seguridad de los sistemas ubicados en sus instalaciones. Normalmente, se suele empezar por aquellas aplicaciones que no se consideran críticas y cuando se descubren las bondades del modelo se va ampliando a otras áreas. Todo ello gracias a la evolución de las comunicaciones, algunas muy representativas de su sector, que ya suman algunos años con todas sus aplicaciones alojadas en la nube, incluidas aquellas que se consideran críticas para el funcionamiento del negocio.

Para contratar servicios cloud hay que pasar por la fase de presupuesto, en la que se enfrenta el precio del servicio mensual –incluyendo todos los elementos necesarios como cómputo, disco, elementos de red, software de virtualización, software de sistema operativo, alojamiento en centro de datos, energía, etc. – al precio de la adquisición del equipamiento necesario, su instalación en la empresa y puesta en marcha, tal y como señala IT User.

Las empresas que optaron por el cloud no llegaron a alcanzar el precio presupuestado inicialmente a lo largo de los años y se han quedado por debajo del valor estimado. La razón principal es la gradualidad con la que se aprovisionan los recursos. El pago por uso permite ir haciendo acopio de aquellas capacidades necesarias a medida que hacen falta; frente a la compra tradicional que obliga a comprar lo que necesitas más lo que crees que vas a necesitar.

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Recursos

Despedimos definitivamente el verano con una nueva entrega de nuestras revistas digitales. En esta ocasión, hemos dedicado los meses de agosto y septiembre al...

Recursos

Llevamos algo más de dos años hablando de teletrabajo, trabajo híbrido o flexibilidad laboral. La realidad es que son tantas las empresas que se...

Recursos

La compañía apuesta por un modelo de trabajo que sustituye las oficinas tradicionales por entornos digitales alojados en la nube, a los que acceden...

Protagonistas

Como ya hemos visto a lo largo de estos días, la modalidad as a service en la tecnología está triunfando entre pequeñas y medianas...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados