Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Jueves, 6 Octubre 2022

Recursos

Solo el 30% de las pymes españolas están presentes en Internet: ¡investiga cómo lo consiguen!

Según indicábamos en el estudio de GoDaddy, 7 de cada 10 pymes españolas carecen aún de página web para desarrollar su actividad. Esto parece ser debido a la falta de tiempo y personal cualificado para la creación y mantenimiento de estas herramientas, dentro de la plantilla y el presupuesto de las pequeñas empresas.

Esto, que a priori puede resultar un hándicap en términos globales, puede convertirse en una gran oportunidad si tu negocio ya tiene una página web propia. ¿Cómo? Ya tienes un alcance mayor que el de la mayoría, por tanto, solo necesitas estudiar a tu competencia y crear una estrategia online mejor que la suya.

¿Quién es tu verdadero competidor?

Analizar quién es y cómo se comporta en Internet tu competencia es una buena manera de conocer cuáles son tus ventajas y oportunidades frente a ellos. También conocerás sus debilidades y defectos, para saber dónde has de trabajar para diferenciarte. Este trabajo se puede realizar antes de lanzar un negocio y también después, siempre utilizando diferentes puntos de vista, en función de lo que estés buscando.

Una de las complejidades de Internet es que es un mundo más competitivo que el real, donde cada marca lucha por diferenciarse. Además, es algo vivo y con constantes cambios, lo que te obliga a estar siempre al día. Lo bueno es que existen herramientas que te ayudarán en tu objetivo. Para comenzar a analizar tu sector y saber qué hacen tus competidores más directos, te damos varios consejos.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

El análisis online de tus competidores significa recoger y analizar información de tu competencia, cuáles son las estrategias digitales, así como las herramientas (internas y externas) de las que dispone y conforman su estrategia de marketing. Pero, ¿por dónde empezar a realizar este análisis? ¿Cómo saber quién es tu verdadero competidor y quién no? Aquí te vamos a dar algunas pistas, desde buscar palabras claves hasta comprobar perfiles y cuentas de sus redes sociales.

1 – Estudia a tu competidor online

Para una empresa pequeña, destinar tiempo y recursos a investigar la competencia «a mano», puede suponer un esfuerzo demasiado grande. Lo bueno es que existen herramientas informáticas, como la de rankingcoach, que hacen este trabajo de forma eficaz y rápida.

Uno de los primeros pasos que hay que dar, en la búsqueda y análisis de la competencia, es investigar el mercado local. Tengas una tienda de ropa o una panadería, el negocio de proximidad es que que más puede afectarte. Aunque luego habrá que ampliar esta búsqueda, ya que si tienes tienda online, no hay barreras de distancia y todo el mundo puede ser un potencial competidor.

A día de hoy, los clientes suelen buscar lo que necesitan mirando en buscadores, en España sobre todo utilizamos Google. Entonces, ¿cómo abarcar el infinito universo de Internet? A día de hoy la competencia puede venir de cualquier parte, esto hacer que tanto el análisis, como los resultados de los buscadores se conviertan en labores esenciales.

Cuando buscamos algo en Google, este nos muestra en primer lugar lo que él considera los mejores resultados indexados y que no contienen publicidad. Esto nos arrojará un dato clave sobre qué han utilizado esas empresas para que el buscador las considere relevante. Aquí juegan un papel importante el SEO y el SEM, contenidos actualizados y de calidad, página segura y otros trucos sencillos que encajan bien en la política de Google.

2 – Espiar su estrategia: comportamiento ante días festivos y ofertas periódicas

Además de analizar el comportamiento diario de la competencia, es buena idea establecer una serie de patrones o, lo que es lo visto, averiguar cuál es la estrategia digital que están siguiendo. Algo muy común en el marketing es publicar contenido relacionado con fechas especiales, como puede ser Navidad, San Valentín o la vuelta al cole. La idea es relacionar estos artículos con los productos o servicios propios, ya que los usuarios son más proclives a comprar en estos momentos.

Si tu competencia lleva a cabo esta estrategia, tú no puedes quedarte atrás o puedes pasar desapercibido. Es importante ser original y no ofrecer lo que todo el mundo; por ejemplo, si tu competencia ofrece descuentos en un día especial, tú puedes hacer un sorteo. La idea es estar pero no copiar lo que hace el de al lado.

Otra estrategia muy común es el lanzamiento de ofertas periódicas, por ejemplo, una vez al mes o un día a la semana. Esta periodicidad va calando en la audiencia, hasta el punto de relacionar dicho día con una marca en concreto. ¿Qué hacer en estos casos? En primer lugar, analiza bien la situación (en qué consiste la promoción, a quién va dirigida, qué días se celebran…) y comprueba su radio de acción o posibles fallos. Esto lo podemos aprovechar nosotros para hacer algo similar (que no igual) pero mejorado. 

Es recomendable que nuestra promoción no recuerde a la de la competencia, porque el usuario puede equivocarse. Busquemos alternativas, innovemos, demos algo que no dan los demás… y habremos conseguido diferenciarnos.

Adelántate a tus competidores

Para destacar en tu sector y aumentar las ventas, además de ver lo que hacen los demás, es importante ser los primeros en los proyectos novedosos. Y tener una estrategia digital de marketing te dará las claves para ponerlo en marcha cuanto antes. Para empezar, no siempre hay que ir a «rebufo» de nadie, puedes agregar valor a tu oferta, en lugar de bajar los precios que, a largo plazo, no funciona.

Este valor puede venir a través del servicio al cliente o diversificando el portfolio que ofreces, para llegar a más usuarios.  Además, recuerda mantenerte siempre alerta, viendo qué dicen de ti los usuarios pero también la competencia. En las redes, no todo el mundo juega limpio y cualquier información negativa puede perjudicarte mucho, aunque no tengas nada que ver con ello.

Aportar algo diferente e innovar son dos cualidades que siempre te van a mantener un paso por delante de los demás. No temas arriesgarte, probar lo mejor de lo online y lo offline y buscar la fidelización del público. 

En definitiva, la digitalización todavía no es mayoritaria entre las pymes españolas. Esto es una ventaja para las que sí lo están, ya que no solo pueden abrir su escaparate a un público internacional, sino que, sobre la base de una estrategia online, crecerán más y mejor. Analizar lo que hace la competencia para no quedarse atrás y, sobre todo, saber anticiparse, pueden facilitar mucho el trabajo a los pequeños negocios. ¿A qué estás esperando?

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Recursos

Llevar a cabo un análisis riguroso del sector en el que se desenvuelve tu actividad empresarial resulta imprescindible para poder identificar nuestros clientes en...

Recursos

Las reseñas en Internet se han convertido en una preocupación cada vez más acuciante para las pequeñas y medianas empresas. No importa cuánto te...

Recursos

La visibilidad en Internet siempre ha sido un reto al que se enfrentan los negocios más pequeños. Y es que captar la atención del...

Digitalización

La percepción que tiene el usuario online sobre tu empresa influye directamente en las posibilidades de compra. Esta visión es lo que se conoce...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2022 | Todos los derechos reservados