Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Martes, 18 Junio 2024

Recursos

Cómo transformar las nuevas normativas digitales en una oportunidad de innovación

normas

Tras varios años hablando de los procesos de transformación digital, entramos en la fase en la que toca evaluar hasta qué punto las empresas han bajado a tierra esa digitalización. Analizando la realidad de las empresas españolas, se observa un doble ritmo a la hora de implementar la tecnología. Por un lado, están las grandes empresas, que llevan años de ventaja en adopción de soluciones digitales y por otro lado están las pymes y autónomos, que, aunque han dado pasos de gigante en los últimos años, no todas están pudiendo o sabiendo poner en marcha la tan nombrada digitalización.

Según un estudio realizado por Sage, más de la mitad de las pymes en nuestro país tiene previsto aumentar su inversión en tecnología en este año 2023, pero muchas veces estos planes se ven frustrados. La falta de presupuesto y la falta de conocimientos para ser capaces de identificar las mejores soluciones son las principales barreras que señalan las empresas para aplicar la transformación digital. Si a esto le sumamos el aumento de costes, sufrido por el 70% de las pymes españolas en 2022, y los problemas de liquidez, tenemos la tormenta perfecta. Y es que la digitalización no se trata solo de las medidas adoptadas por las grandes corporaciones y las soluciones tecnológicas más innovadoras, si no que digitalizar realmente el tejido empresarial de un país, tiene que pasar también por todos esos pequeños negocios que mantienen aún estructuras empresariales tradicionales.

Por otro lado, las administraciones públicas están desarrollando normativas para fomentar que la digitalización sea verdaderamente global y llegue a todas las empresas. Algo que puede suponer un reto importante para muchas empresas, que no cuentan con los recursos (por tiempo, costes o competencias digitales) para implementar estas medidas al tiempo que continúan desarrollando sus negocios.

Este año se han anunciado cambios y normativas que afectarán directamente a la forma de trabajar de las empresas de nuestro país:

  • Ley Antifraude: La Ley 11/2021, coloquialmente conocida como “Ley Antifraude” es un nuevo reglamento que buscar aplicar nuevas medidas antifraude pero que supone grandes cambios para las empresas. Esta legislación exigirá que todas las empresas y autónomos dispongan de un software de facturación certificado para emitir facturas y relacionarse con la Administración Pública. Para muchas pymes, así como trabajadores autónomos, esta puede ser la primera vez que van a adoptar este tipo de software y, en consecuencia, supone un cambio de cultura y de procesos internos que puede conllevar un reto logístico y pérdidas de negocio.
  • Canal de Denuncias o Ley Whistleblowing: El pasado mes de marzo entró en vigor también en España la Ley Whistleblowing (Ley2/2023) que obliga a las empresas de más de 250 empleados, de momento, y a las de 50 a 250 trabajadores a partir de diciembre de 2023 a contar con un sistema confidencial que permita a sus empleados denunciar irregularidades internas. Esto obligará a las compañías a implementar otro software diferente que esté conectado con todos los empleados y garantice la confidencialidad y el tratamiento adecuado de los datos.
  • Ley Crea y Crece: Por su parte, la Ley Crea y Crece también buscar impulsar el desarrollo y la digitalización de las empresas en España, especialmente de los pequeños negocios, debido a la obligatoriedad del uso de la factura electrónica entre empresas. La obligatoriedad de los procesos de facturación digitales puede suponer un auténtico tsunami para muchas pequeñas empresas con modelos de negocio tradicionales.

Con todas estas normativas y las iniciativas empresariales privadas, la tecnología se ha convertido en una importante palanca de crecimiento para los negocios. Día tras día la digitalización está dejando de ser una opción para las empresas y se está convirtiendo en una necesidad vital, y ahora también en una obligación para cumplir con la legislación.

Sergio RodríguezContar con un partner tecnológico que aporte experiencia, personal y acceso a las principales soluciones tecnológicas del mercado puede hacer mucho más fácil este camino para pymes y autónomos. Ya no solo porque abre el camino a implantar las soluciones correctas y necesarias, sino también porque ayuda a que la empresa cumpla con las normativas y requerimientos necesarios para no dejar de formar parte de la actual cuarta revolución industrial.

Sergio Rodríguez Asensio, Strategic Business Development Director en Verne Tech.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Noticias

Según el último estudio de Salesforce, las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen más confianza en la IA y sus ventajas que las empresas...

Noticias

El mundo actual se encuentra inmerso en un momento de cambios constantes, una situación que inevitablemente se refleja en el panorama empresarial. Como consecuencia,...

Noticias

Internacionalizar los negocios significa llevar la compañía más allá y traspasar fronteras, siendo la estrategia más común entre las pymes. Según una encuesta de...

Noticias

El fichero ASNEF, puesto en marcha por Equifax, celebra este año su 30 aniversario. Este bureau de crédito está orientado a facilitar la toma...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2024 | Todos los derechos reservados