Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Lunes, 22 Abril 2024

Recursos

¿Cómo se mide la felicidad laboral?

felicidad laboral

En los entornos laborales actuales nadie discute el valor del bienestar y la satisfacción de los trabajadores como factores determinantes en la competitividad empresarial. Una empresa cuyos empleados están contentos es una empresa más productiva, con menos niveles de absentismo y rotación y un imán para atraer talento externo.

Sin embargo, en muchos casos se sigue tratando el compromiso emocional o la felicidad de la plantilla en términos abstractos y difíciles de atrapar en una métrica, según indican desde WorkMeter.

Joan Pons, CEO de Workmeter, destaca la importancia de esta nueva aproximación: “Hay que desechar la percepción tradicional de que la satisfacción laboral no se puede medir. Por supuesto que se puede, y no solo a través de las clásicas encuestas de clima. Los datos que generan nuestros trabajadores nos proporcionan valiosos indicadores de cómo se sienten, cuáles son sus necesidades y cómo podemos ayudarles a ser más felices en el trabajo. Solo hay que identificar esos datos y saber darles la lectura adecuada”.

Estas son las métricas clave

Soluciones digitales de evaluación, como las herramientas de medición de rendimiento, control horario, registro de jornada o gestión de proyectos, son una fuente inagotable de indicadores del compromiso de la plantilla. Estos son algunos de esos inputs de la satisfacción y las claves para su correcta interpretación:

  • Horas trabajadas vs horas programadas. Que existan diferencias significativas entre lo programado y lo efectivamente ejecutado es una señal que pone sobre la pista de un bajo rendimiento. El siguiente paso es averiguar si éste se debe a una desmotivación del trabajador o a que no cuenta con los recursos que necesita para completar sus tareas de acuerdo al calendario.
  • Horas de entrada y salida. Si un trabajador entra a su hora, pero sale sistemáticamente más tarde de lo acordado, podríamos estar en la antesala de un caso de agotamiento por sobrecarga y hasta de un posible síndrome de burn out. Es un buen momento para pararnos a hablar con ese trabajador, tratar de averiguar cuál es la causa de ese desfase y ofrecerle nuestra ayuda.
  • Productividad teletrabajo vs productividad presencial. Esta comparativa nos va a hablar muy claramente de las preferencias de los profesionales, además de ayudarnos a establecer sistemas híbridos a la medida tanto de los objetivos productivos de la empresa como de las necesidades de conciliación de la plantilla.
  • Tiempo empleado en tareas y proyectos. Se trata de un dato clave para optimizar recursos, redistribuir cargas de trabajo y rediseñar equipos en caso de detectar desequilibrios. De esta manera, se logrará una relación más equitativa entre las tareas y la fuerza laboral asignada a cada una de ellas.
  • Productividad vs pausas. El estudio de los patrones de trabajo y descanso de los empleados proporciona una información muy valiosa acerca de su rendimiento y el papel del descanso en el mismo. El objetivo es permitir un equilibrio óptimo que impulse el rendimiento y prevenga eventuales problemas de estrés.
  • Interacción con herramientas y aplicaciones. Saber en qué herramientas y aplicaciones pasan más tiempo nuestros trabajadores y en cuáles menos nos puede revelar cuáles son esos trabajos en los que se sienten más cómodos y ayudarnos a identificar posibles gaps de formación, otra importante palanca de la satisfacción laboral.
  • Disponibilidad. Ver la disponibilidad de un trabajador en las herramientas de gestión es un recordatorio constante de su nivel de implicación, accesibilidad y actitud en las interacciones con sus compañeros. Muchos trabajadores activos y colaborativos nos habla de un alto grado de compromiso, buen ambiente laboral y elevada capacidad de la empresa para fidelizar al talento. En cambio, muchos trabajadores permanentemente en “off” es un signo de alarma antes una posible fuga de talento.
  • Gestión de proyectos y colaboración. El nivel de participación activa en proyectos y el uso de herramientas colaborativas para el avance de los mismos es un elocuente indicador del grado de madurez del trabajo en equipo de la empresa, y también nos ayuda a identificar posibles liderazgos no formales “ocultos” en el seno de la organización.
  • Ausencias y absentismos. Dejando claro por delante que las ausencias y absentismos justificados son perfectamente legítimos y normales en las dinámicas empresariales, y que atenderlos adecuadamente es otro factor determinante para el bienestar laboral, los sistemas de medición permiten ir más allá en su estudio. Si se observan determinados patrones de frecuencia o duración de esas ausencias en algunos trabajadores o equipos, podríamos encontrarnos ante otro tipo de problemas más graves, como casos de acoso laboral.
  • Feedback. Un feedback permanente y constructivo es la mejor herramienta para constatar estas observaciones y tratar de solventar las deficiencias detectadas, además de un dato revelador en sí mismo. Y es que sscasos niveles de retroalimentación registrados en el sistema son un claro síntoma de posibles problemas en el horizonte.

 

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Recursos

Según la Sociedad Española de Psiquiatría y Salud Mental, los problemas de depresión emergen como la principal causa de incapacidad laboral permanente, superando incluso...

Noticias

Independientemente de la actividad que desarrolle y del número de trabajadores que tenga, el compliance laboral no es una opción, sino una obligación. En...

Noticias

La búsqueda y selección de cargos directivos es en una de las mayores preocupaciones de las empresas, en lo que a los recursos humanos...

Noticias

La gestión de RR. HH. es prioritaria en cualquier empresa, ya que se encarga de atraer, retener y desarrollar el talento que se necesita...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2024 | Todos los derechos reservados