Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Freelance: cómo conseguir tus primeros clientes

    Si bien es cierto que cuando comenzamos a ser conocidos en nuestra profesión, obtener nuevos proyectos en los que trabajar es relativamente sencillo, los freelancers que están dando sus primeros pasos se las ven y se las desean a la hora de conquistar a sus primeros clientes.

    ¿Qué pasos hemos de dar para conseguir nuestros primeros proyectos? ¿Dónde debemos buscar? ¿Cómo nos tenemos que promocionar? En este artículo os ofrecemos algunas pistas imprescindibles para todos los que se inician en este mundo. 

    No te centres exclusivamente en los portales para Freelancers

    Cuando no tenemos clientes, una tendencia lógica y natural es apuntarnos a portales de empleo que se dirigen exclusivamente al colectivo Freelance. Tal y como nos cuentan en Freelance Folder, algunos como eLance, Guru o Freelancer reúnen a miles de profesionales que diariamente ofrecen sus servicios en las más diversas áreas. En España, ejemplos parecidos los tenemos en Infolancer, o Trabajo Freelance.com

    Aunque puede parecer una buena forma de encontrar empleo, el problema de estos portales es que se basan en un sistema de pujas que suele acabar perjudicando al profesional, ya que su funcionamiento encierra un elemento que no podemos sino tildar de “malévolo”. La idea es sencilla. Una empresa o un cliente publica una oferta en la que detalla lo que está dispuesto a pagar, y deja que los aspirantes se “peguen” entre ellos realizando pujas cada vez más bajas. 

    Si realmente no tenemos nada mejor que hacer puede ser un sitio en el que empezar, pero siempre teniendo en cuenta que puede que lo que recibamos a cambio no merezca la pena del esfuerzo invertido.

    Estar en todos los sitios a la vez

    Una de las principales razones por la que los potenciales clientes pueden acabar dando con tus servicios/portfolio es porque acabas por aparecer en todos los sitios imaginables. Tus comentarios son apreciados en una gran cantidad de blogs especializados, e incluso colaboras activamente en los mismos escribiendo posts para ellos. Comienzas a tener un blog personal más que interesante, y tus cuentas en Facebook y Twitter tienen cada vez más seguidores. 

    Por supuesto, tu perfil en LinkedIn es muy activo, ya que constantemente participas en debates relacionados con tu profesión, y has llegado incluso a ser moderador o administrador de tu propio grupo. El concepto como podemos ver es muy sencillo. Más presencia on-line (si es de calidad) suele equivaler a más clientes.

    freelance6

    Mejora tu portfolio

    Cuando hablamos de un portfolio profesional, la palabra que nos interesa es precisamente la segunda: “Profesional”. Con esto queremos decir que tu portfolio no debería ser un espacio en el que colgar todos tus trabajos o material creativo desarrollado a lo largo de los años. Debe ser un espacio en el que exponer exclusivamente lo mejor que sabes hacer, destacando únicamente los mejores trabajos.

    En el caso de los portfolios, está demostrado que “menos es más”, y que a ojos de un cliente tiene más peso 10 trabajos expuestos de una altísima calidad, que 50 en los que se puede encontrar de todo. Procura además que sea lo más sencillo posible, potencia su usabilidad y recuerda que nada más entrar, el cliente debe saber qué es lo que estás vendiendo.

    Escribe

    Generalmente, los clientes quieren asegurarse de que van a contar con un especialista en un sector, no sólo capaz de desarrollar un buen trabajo, sino que además es reconocido por su comunidad. En este sentido, si tienen que elegir entre un freelance del que nunca han oído hablar, y otro que aparece con regularidad en varios blogs y que incluso ha escrito un libro, ¿a quién pensáis que va a elegir?

    No se trata de escribir un libro, pero desde luego, los blogs son una forma fantástica de darnos a conocer. Existen incluso publicaciones especializadas que pagan por escribir artículos, lo cual puede ser un buen sitio en el que empezar.

     


    Marketing a la antigua usanza

    Aunque las redes sociales y el social media están en la boca de todos, no son la llave que te van a traer decenas de clientes llamando a tu puerta. A veces debemos ser nosotros los que demos un paso al frente y utilicemos algunas herramientas que siguen dando buenos resultados. Una de las mejores, aunque parezca mentira, sigue siendo enviar e-mails a “puerta fría”.

    Basta con buscar el tipo de cliente que deseas en Google, y enviarle un mail en el que ofreces tus servicios. Puedes tener algunos e-mails ya preparados, aunque por supuesto, siempre es un detalle que le des cierto toque personalizado. 

    Otra buena forma es dejándonos ver donde “se cuece” la acción. Muchos freelancers parecen padecer el síndrome de “no puedo salir de casa”. En cambio, una buena forma de conseguir clientes es dejándonos ver en reuniones, eventos especiales, seminarios, etc. 

    freelance

    Cuéntale a todo el mundo a qué te dedicas

    ¿Conoces la vieja expresión de…”Personalmente no conozco a la persona que necesitas pero tengo un amigo que sí conoce a la persona indicada”? Las posibilidades de encontrar clientes aumentan exponencialmente cuantas más personas sepan qué es lo que haces, cuáles son tus puntos fuertes, en qué sector te mueves como nadie, etc.

    Incluye tu información de contacto en todos los sitios que puedas

    Como indicábamos hace algunos párrafos, tu presencia on-line debe estar bien patente. Dedica unas horas cada semana en “promocionarte” en todos los sitios que te vengan a la menta. No basta con Facebook o LinkedIn, sino que tienes que ir mucho más allá. Piensa en foros de discusión, portales de anuncios, portfolios colaborativos, publicaciones on-line especializadas, etc. Sea donde sea, ahí tienes que estar  tú.

    Que no parezca que estás desesperado por conseguir clientes

    Es curioso como cuanto más trabajo tienes, más trabajo parece llegar a tu “bandeja de entrada”. Los clientes suelen huir “espantados” del freelance que aparentemente no tiene nada que hacer, que no está enfrascado en ningún proyecto o que dan la impresión de estar desesperados por conseguir un cliente. Cuando un freelance no tiene nada que hacer, el cliente como mínimo, lo encuentra muy sospechoso.

     

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.