Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cinco dilemas navideños para un freelance

    Las Navidades están a la vuelta de la esquina y para casi todos nosotros es sinónimo de cenas, regalos, uvas, fiesta, lotería, etc. A esta ya de por sí peligrosa combinación, muchos freelancers le añaden un elemento explosivo: el estrés.

    Y es que en Navidad, una época del año en la que todo parece que va al ralentí, el freelance profesional se enfrenta a algunos dilemas a los que tiene que dar respuesta: ¿Puede permitirse unas pequeñas vacaciones? ¿Debería tener un detalle con sus clientes? ¿Es una época en la que escasea el trabajo? 

    Primer dilema: tener más tiempo libre

    Como la mayoría de los trabajadores, muchos freelancers están deseando que llegue Navidad para poder disfrutar de más tiempo libre, poder pasar tiempo con familia y amigos, etc.

    Sin embargo, sin la planificación adecuada, encontrar tiempo libre puede ser más estresante que otra cosa, ya que junto al trabajo por acabar se suman otros factores como la compra de regalos, los “ineludibles” compromisos, las reuniones de última hora antes de cerrar el año, etc. Si queremos efectivamente disponer de más tiempo libre en esta época del año, podemos seguir las siguientes recomendaciones.

    Planificar

    Seamos sinceros. A menos que definamos claramente en nuestro calendario el tiempo que queremos dedicar a nuestras vacaciones navideñas, difícilmente seremos capaces de comprometernos con nuestros “compromisos” sociales. Más que nada, porque es demasiado sencillo decir sí a ese proyecto de última hora y, de paso, saltarnos la cena con nuestros amigos.

    Ahorrar 

    Por otro lado, no tenemos que olvidar que en Navidad suelen dispararse nuestros gastos, por lo que si hemos decidido tomarnos un tiempo libre y como hemos visto antes, rechazar esos encargos de última hora, debemos también asegurarnos que contamos con una red económica que nos ayude a pasar este periodo.

    freelance

    Segundo dilema: regalar o no regalar

    Uno de los dilemas clásicos para muchos freelancers es si resulta conveniente tener un detalle o realizar algún regalo con sus principales clientes. Esta no es una cuestión menor, porque si bien en principio puede parecer una buena idea, si se realiza un regalo equivocado o poco apropiado, se corre el riesgo de causar una mala impresión.

    Si pese a todo decidimos correr el riesgo, llega la siguiente y peliaguda cuestión “¿Qué tipo de regalo debemos hacer?”. A continuación os mostramos algunas ideas.

    Regalos promocionales

    Los regalos promocionales por un lado son prácticos y por otro, no son tan personales como para que alguien pueda sentirse incómodo. De alguna forma, resuelven el dilema navideño de una forma bastante decente. Algunos ejemplos que podemos incluir en esta categoría son tazas de desayuno, calendarios, agendas, etc.

    Regalo de fin de año

    En algunas ocasiones, nos veremos en la tesitura de trabajar con clientes de distintas nacionalidades, creencias religiosas, etc. Si algunos de nuestros clientes son musulmanes o judíos por ejemplo, no sentirán un especial afecto por la Navidad. Para solucionar este escollo, algunos freelancers suelen optar por hacer un regalo de “fin de año” que pase por alto todo tipo de tradición o festividad religiosa.

    Tercer dilema: ¿es verdad que el trabajo escasea en esta época del año?

    Una creencia muy común entre los freelancers, es que cuando se aproxima el fin de año, la carga de trabajo y el número de proyectos disponibles caen dramáticamente y sólo se recuperan cuando finalizan las vacaciones.

    Sin embargo, esto no tiene por qué ser necesariamente así. Muchas empresas por ejemplo, suelen encontrarse con trabajo imprevisto a finales de año, y aprovechando que muchos de sus empleados están de vacaciones, suelen reforzar la plantilla externalizando parte de sus proyectos con la ayuda de freelancers. 

    En este sentido, si durante los meses anteriores el trabajo ha escaseado, no os quepa la menor duda que en Navidad nos podemos recuperar. Para ello…

    Esfuerzos en marketing

    No hay que cometer el error de relajarnos a la hora de promocionar nuestra marca personal. Si habitualmente nos promocionamos a través de nuestro blog personal o nuestras redes sociales, debemos aprovechar esta época para intensificar nuestra presencia on-line.

    Siempre disponibles

    Son muchos los freelancers que ante la enorme carga de trabajo con la que tienen que lidiar, buscan el apoyo de otros freelancers para no perder la confianza de un gran cliente y poder cumplir con los plazos de entrega. Debido a que en vacaciones como Navidad muchos escogen no trabajar, este tipo de ofertas suelen aumentar.

     


    Cuarto dilema: distracciones, distracciones, distracciones

    Uno de los grandes enemigos de la productividad son las distracciones, que aunque suelen atacar a freelancer durante todo el año, intensifican su actividad en épocas como las que nos encontramos.

    Y es que las cosas como son: en Navidad las distracciones aumentan de forma exponencial. Sin embargo, si nos preparamos mentalmente antes de que se presenten en la puerta de casa, podremos con ellas. Tengamos en cuenta lo siguiente:

    Ser realista acerca de lo que podemos llevar a cabo

    Si bien es cierto que es importante realizar una planificación realista durante todo el año, también lo es que en Navidad debemos ser mucho más cuidadosos cuando planificamos lo que podemos llevar a buen término y lo que no tendremos más remedio que aplazar.

    En este sentido tenemos que tener en cuenta que probablemente se presenten cenas y actos sociales imprevistos, o que las consecuencias de las mismas pueden ser más duras que en otros momentos del año.

    Descansar

    Como siempre solemos recomendar, descansar a intervalos regulares es un hábito vital que deberían adoptar todos los freelancers. Darnos un “atracón” de trabajo solo puede llevarnos a enfermar o a entregar un proyecto pobre.

    Quinto dilema: enfermedad

    Casi con puntualidad británica, el inicio de las vacaciones de Navidad suele coincidir con el inicio de la temporada de la gripe. A menos que tengamos una salud de hierro, sabremos de sobra que las posibilidades de enfermar durante este periodo del año son muy superiores que en cualquier otro momento, y pasar una semana en cama es un lujo que no todos los freelancers se puede permitir. ¿Qué hacer si se da el caso?

    Tener un plan en caso de enfermedad

    Antes de que el virus de la gripe enseñe sus armas, haz una lista de los freelancers que te podrían echar una mano en caso de caer enfermo, acordando con ellos que tu les ayudarás si la gripe u otra enfermedad se presenta en su hogar. Otra medida es alargar un poco los plazos de entrega de los proyectos que llevas a cabo en esta época del año, sabiendo que en caso de que ocurra lo peor, tendrás tiempo de sobra para ponerle remedio.

    Cuídate

    Una recomendación tan obvia como fundamental. No te olvides de llevar una dieta sana y equilibrada, de hacer ejercicio varias veces a la semana y de no cometer excesos.

     

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.