Viernes , 2 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Grandes errores del diseño web corporativo

    “Web Pages That Suck” (páginas web que apestan) es un libro escrito por Vicent Flanders. Acompañado por su respectiva página web, Flanders ha recopilado durante muchos años lo que considera que son las peores páginas web corporativas de la historia, evidenciando cuáles son los errores más flagrantes, aquellos que consiguen que nuestros usuarios huyan de nosotros como de la peste.

    Aunque la lista de errores que podemos cometer en nuestra web es muy extensa, y es un tema del que ya hemos hablado en alguna ocasión, hoy queremos recoger los consejos que el propio Flanders nos ofrece en su publicación (que curiosamente, tampoco es un alarde de diseño), y que se traducen en lo que podemos denominar como los cinco pecados capitales del diseño web corporativo.

    1. Auto bombo

    Normalmente, los consumidores acuden a nuestra página web por alguno de estos motivos fundamentales: necesitan encontrar información, quieren realizar una compra, están interesados en unirse a una comunidad o club de usuarios o simplemente, quieren entretenerse.

    Como consecuencia de lo anterior, nuestra web debe atender al menos una de estas necesidades. Con esto queremos decir que la web corporativa no puede servir exclusivamente para promocionar a la empresa, debe tener una utilidad clara.

    2. Falta de focus

    La teoría clásica afirma que cualquier visitante de una web debería ser capaz de comprender a qué se dedica la empresa en menos de cinco segundos.

    Si nuestros visitantes no son capaces de comprender cuál es nuestra actividad principal o qué es lo que estamos intentando “vender” en este intervalo de tiempo, probablemente acaben desapareciendo para no volver a visitarnos nunca más.

    Los elementos gráficos irrelevantes, los copys ambiguos, etc. no conseguirán sino aumentar esa sensación de desconcierto que le podemos causar desde el primer momento con un diseño confuso.

    3. Poco contraste

    Cuando hablamos de contraste, lo hacemos en el sentido literal del término. Nuestros usuarios necesitan poder leer con facilidad nuestro mensaje, y todos los alardes gráficos que dificulten esa lectura no conseguirán sino ahuyentarlos.

    Por ejemplo, al escoger el gris claro para nuestro texto cuando el fondo de la web es blanco, estamos demostrando que nos importa bien poco que nuestro mensaje destaque y puede ser leído con facilidad por nuestros usuarios.

    4. Dificultar la navegación

    Una de las cosas que más nos llaman la atención son esas empresas que parecen especialmente empeñadas en que la navegación en su sitio web sea horrible.

    Formularios de registro interminables, abuso de diseño en Flash, ofertas comerciales tan agresivas que se superponen sobre el mismo menú de navegación… en fin sin necesidad de convertirnos en gurús de la usabilidad, sí que deberíamos preocuparnos que la experiencia en nuestra web fuese lo más agradable posible, que todos los elementos que pueda necesitar el usuario estén siempre disponibles y que, en la medida de lo posible, no haya que obligar a los visitantes a utilizar nuestro “buscador”.

    5. Confiar ciegamente en nuestra página web

    Nuestra página web es sin duda una gran herramienta de marketing y, bien utilizada, puede convertirse en una parte fundamental de nuestra estrategia de comunicación.

    Sin embargo, debemos ser realistas sobre lo que podemos llegar a conseguir con nuestra web. No podemos esperar que reemplace a cualquier otra forma de comunicación, e intentar diseñar la página web perfecta para de forma inmediata abandonar todo tipo de promoción y acciones de marketing que habitualmente realizamos en otros canales, es la receta ideal para conseguir un fracaso sonado.

    Como comentábamos al princio, existen muchas cosas que pueden provocar que nuestra página web no sea precisamente ideal, pero si intentamos ponernos en la piel del cliente y confiamos ligeramente en nuestro sentido común, por lo menos podremos evitar los que hemos visto hasta aquí.


     

    También te gustará

    mejor-cms-para-tu-empresa

    El mejor CMS para tu empresa 

    El debate de si hay que estar o no en Internet es cosa del pasado. …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.