Connect with us

Hola, ¿qué estás buscando?

Domingo, 25 Julio 2021

Noticias

Cómo descubrir a un mal community manager

En su momento en MuyPymes os hablamos de qué factores debíamos tener en cuenta a la hora de contratar un buen community manager y también intentamos analizar qué rasgos podían ser intrínsecos en este tipo de profesionales. Hoy queremos dar un paso mas.

Lo interesante en un proceso de selección de este tipo es que no se trata únicamente de determinar quién es bueno, sino poder descartar directamente a aquellos que no lo son, aquellos que hacen pasar por grandes expertos pero que en realidad distan mucho de serlo.

Michael Hyatt, autor del libro «Platform: Getting Noticed In A Noisy World» nos habla de algunos signos que deberían hacer sonar todas las alarmas.

1. No generan más tráfico que nosotros

Si estamos pensando en contratar los servicios de un experto en social media (o de una empresa) lo primero que tenemos que asegurarnos es que su «poder de influencia» es superior al nuestro.

Advertencia, desplázate para continuar leyendo

Si somos una pequeña empresa que quiere aumentar el reconocimiento de nuestra marca y aumentar el tráfico que recibimos, poco va a poder hacer por nosotros un supuesto experto en redes sociales que recibe menos tráfico aún que nosotros. Una búsqueda en Alexa.com o Compete.com puede darnos una medida de cómo está funcionando su empresa en la Red, comparada con la nuestra.

2. Siguen a más personas en Twitter de las que les siguen a ellos

Cuando apostamos por alguien para que gestione nuestra presencia social media lo que necesitamos es un líder, una persona que sea seguida en las redes sociales, no alguien que se limite a seguir a cientos de usuarios. Al analizar la presencia en Twitter de un usuario deberíamos tener en cuenta la relación entre «Siguiendo» y «Seguidores» (following/followers).

Una gran presencia on-line puede determinar una relación de mil a uno (es decir por cada persona a la que sigue, obtiene 1.000 followers). Una presencia aceptable podría considerarse una relación. de doscientos o incluso de cien a uno. Cualquier cifra inferior a las anteriores debería ser descartada de manera casi automática.

3. No disponen de un blog corporativo

Hoy en día no existe ningún auténtico especialista en social media o en marketing on-line que no tenga su propio blog corporativo. Por lo tanto si la empresa que nos ofrece sus servicios no tiene un buen blog corporativo, en el que ofrezca noticias , consejos prácticos, etc. deberíamos comenzar a sospechar.

Puede que sí tenga una buena presencia en otras redes y que posicione bien en Google, pero si realmente queremos contar con alguien que sepa en qué consiste el social media, la ausencia de blog debería disparar todas las alarmas.

4. No posicionan bien en Google

Como comentábamos en el primer punto, difícilmente una empresa va a ayudarnos a posicionar bien en Google, o nos va a hacer conocidos en el mundo del social media si su propia empresa no aparece entre los tres primeros resultados de cualquier buscador.

Muchas empresas de marketing on-line prometen estupendos resultados SEO, pero un buen número de ellas se dedican exclusivamente a comprar adwords para mejorar el resultado de nuestra pyme. Esto por supuesto no es SEO sino publicidad pagada (el doble de lo que cuesta) que sólo va a funcionar mientras sigamos pagando. 

5. Enfatizan demasiado en el número de sus followers en Twitter

Es importante tener un buen número de followers en Twitter, pero también resulta imprescindible saber valorar la «calidad» de los mismos. Un reciente estudio que publicamos en SocialStore sugería que una buena parte de los followers de las empresas en Twitter son en realidad bots, o incluso spammers.

También es conocido el caso de scammers que utilizando herramientas automáticas como SocialBro consiguen miles de followers a seguirles ellos en primer término, para después dejar de seguirles. Un caso conocido es el del aspirante republicano Newt Gingrich que llegó a acumular más de 1 millón de fans en esta red social. Más tarde se acabó por descubrir que el 92% de los mismos eran falsos.

6. Palabrería

Estamos frente a un tramposo en social media cuando al reunirnos con él abusa de anglicismos como «engagement», «buzz», «social graph» etc. y los emplea más para confundirnos que para ayudarnos.

No está mal que se usen términos que no tienen una fácil traducción en nuestro idioma, pero siempre que sea dentro de un contexto, que haya sustancia real detrás de las palabras que usa.

7. Sólo hablan de Twitter y Facebook

Es verdad que Facebook y Twitter son las redes sociales más conocidas y más utilizadas, pero no son las únicas. Una buena campaña en redes sociales podría incluir presencia en Youtube, Pinterest, Google+ o Flickr.

 

Advertencia
Advertencia

Te recomendamos

Digitalización

La startup de origen estonio ha lanzado en España su plataforma de marketing automatizado para redes sociales. La compañía planea realizar una inversión de...

Recursos

El marketing siempre se ha considerado es una herramienta fundamental de venta en cualquier negocio. Con la llegada de la digitalización, este sector ha...

Digitalización

Tener presencia en las redes sociales se ha convertido en algo imprescindible para las empresas. De hecho, las redes son ya un canal más...

Digitalización

GoDaddy , empresa que empodera a los emprendedores en su día a día, ha anunciado la implantación de una nueva integración en Páginas web...

Copyright © Total Publishing Network S.A. 2021 | Todos los derechos reservados