domingo , 18 agosto 2019 Impresion Pyme
  • Por qué los bancos siguen sin financiar a las pequeñas empresas

    Una de las consecuencias de la crisis económica ha sido la forma dramática en las que a las pymes se les ha cerrado el grifo del crédito. Y ha sido especialmente grave en España, un país que a diferencia de otras economías avanzadas, ha sobrevivido gracias al crédito concedido por las entidades bancarias. Por poner un dato sobre la mesa, mientras que en España el 90% de las pymes se han financiado directamente a través de la banca, en otros países europeos como Reino Unido o Holanda, este porcentaje apenas supone el 50%.

    Desde el estallido de la crisis en 2008, se han hecho llamamientos y se han articulado instrumentos para que vuelva a fluir el crédito. Y aunque es cierto que en el último año se está financiando más, lo cierto es que sigue habiendo miles de pymes que tienen grandes dificultades a la hora de acceder a la financiación, cuando en teoría no debería de ser así. ¿Qué es lo que está pasando? Básicamente lo siguiente:

    1. Mayor regulación

    Los excesos que han cometido muchas entidades financieras durante los años previos a la crisis económica, han traído como consecuencia una mayor regulación de todo el sector. La mayoría de los bancos han elevado sus perfiles de riesgo y se lo piensan muy mucho antes de llevar a cabo operaciones que hace tan sólo cinco años, aprobaban con bastante «alegría». Desafortunadamente para la mayoría de los bancos, prestar dinero a las pymes es mucho más arriesgado que financiar a una mediana o a una gran empresa.

    2. Desaparición de las cajas

    Históricamente las pymes siempre han tenido muchas más facilidades a la hora de acceder al crédito, acudiendo a una caja de ahorros que presentando su solicitud ante un gran banco. De hecho antes de la crisis económica, las cajas de ahorro aprobaban tres veces más créditos a pymes que los bancos. Y la actividad social de las cajas era especialmente intensa en sectores como el agrícola, donde muchos empresarios tenían pocas alternativas más a la hora de acceder a la financiación. La restructuración del sector bancario en España ha traído como consecuencia la desaparición de casi todas ellas.

    En 2010 existían 45 cajas de ahorro operativas en España. La primera restructuración, que obligó a la fusión de varias de ellas, bajó su número a 34. Pero en una siguiente y temprana segunda fase, se obligó a la» bancarización» de la mayoría de ellas, de modo que actualmente únicamente sobreviven dos cajas de ahorros en la forma en la que originalmente fueron concebidas:  Caixa Ontinyent y Caixa Pollença.

    3. Baja el beneficio en los préstamos

    La caída de los tipo de interés y el precio del dinero hace que para los bancos no sea atractivo trabajar con préstamos pequeños. La mayoría de las pymes suelen pedir menos de 40.000 euros y en términos generales, el 80% de las pymes españolas piden menos de 100.000 euros.

    Para los bancos (que ya no son cajas de ahorro), el «margen de beneficio» que obtienen por este tipo de préstamos es bastante bajo. Al ser empresas privadas, buscan maximizar su beneficio y lo consiguen de una forma más sencilla centrando sus esfuerzos en menos operaciones pero de mayor cantidad.

    4. El «chollo» del BCE

    Aunque algunos gobiernos presumen de recuperación económica, lo cierto es que si en muchos países está bajando la prima de riesgo y mejoran otros indicadores económicos es gracias a la acción del Banco Central Europeo. La institución dirigida por Mario Dragui lleva unos cuantos años «regalando» dinero a la banca europea, a tipos de interés de prácticamente el 0%. 

    Teóricamente este dinero tiene que servir para inyectar liquidez en las economías del viejo continente (conceder préstamos a las empresas), pero curiosamente el mecanismo ha sido diseñado para que realmente no sea así. Hasta ahora los bancos les ha resultado mucho más rentable invertir ese dinero en deuda soberana, dando además la sensación de que se preocupan por el país, antes que de apostar por las pequeñas empresas.

    Esto ha sido así hasta hace muy pocos meses, ya que el BCE tenía prohibido por su propia reglamentación interna y por directivas comunitarias, el comprar directamente deuda de los estados (por eso lo hacía indirectamente). Con los cambios aprobados hace un par de meses, el BCE ha empezado a adquirirla y tal vez en este sentido sí que podamos asistir a una mayor apertura del crédito a las pymes. 

    5 .¿El ICO no funciona?

    Ante este panorama, ya el anterior Gobierno de Rodríguez Zapatero afirmó que las Líneas ICO iban a tener entre sus objetivos financiar directamente la actividad emprendedora con líneas de capital circulante. Y de hecho, la mayoría de los bancos se lanzaron a ofrecer Líneas ICO para pymes, convencidos que podá ser una forma sencilla de financiar a sus clientes y recuperar su maltrecha reputación. Pero hasta el día de hoy, las líneas ICO han sido un quebradero de cabeza para muchas empresas.

    Teóricamente tienen una mecánica sencilla y están pensadas para que casi cualquier empresa pueda acceder a la financiación. Pero en la práctica no es así. Como en el caso de la financiación bancaria, acceder a las líneas ICO exige poner por delante una serie de garantías con las que muchos emprendedores y pymes no pueden cumplir.  Por otro lado aunque son líneas de capital público, en caso de impago son los bancos los que tienen que responder ante el ICO, lo que hace que volvamos al primer punto de los que hemos hablado en este artículo.

    ¿Cuál es la alternativa entonces para las empresas que necesitan acceder a la financiación? Cada vez más, acceder a alternativas que se conocen como «shadow banking» es decir, instituciones que cuentan con una regulación menor que los bancos tradicionales y que a la vez están más enfocadas a los pequeños préstamos a empresas. En esta categoría encontramos plataformas de crowdfunding, entidades de crédito como Spotcap, fondos de capital riesgo, business angels, y en definitiva todo lo que no es un banco tradicional.

    Imagen: Shutterstock

     

     

    También te gustará

    viajeros

    Las españolas viajan más que ellos, pero gastan algo menos, según un estudio

    El marketplace de productos financieros, Bnext, ha realizado el I Estudio sobre El Perfil del …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.