sábado , 20 julio 2019 Impresion Pyme
  • Los trabajadores de la Generación Z serán claves en la globalización de las pymes

    Un nuevo estudio realizado por Ricoh Europe ha puesto de manifiesto que existen tres áreas fundamentales donde la globalización afectará a las empresas. En primer lugar, éstas tendrán que lidiar con la aparición de un consumidor mundial, con expectativas superiores y requerimientos muy locales.

    Además, el trabajo colaborativo, y las tecnologías que lo permitan, dibujarán un nuevo mercado global de ideas e innovación. Por último, el impacto de la competencia empresarial a escala global retará y cambiará el modo en que se ejerce el liderazgo, tanto en empresas locales como mundiales.

    Afortunadamente, las empresas pequeñas suelen estar mejor preparadas que las grandes corporaciones, que son menos ágiles, para aprovechar las ventajas que ponen ante ellas los citados retos, así como las oportunidades que entraña la posibilidad de atender las demandas de un creciente colectivo con capacidad de consumo.

    Del mismo modo, a medida que los mercados se expanden a lo largo de fronteras y continentes, se amplía también el número y la tipología de las empresas que, a pesar de ofrecer sus productos/servicios globalmente, esperan conseguir al mismo tiempo una interacción local, personalizada y relevante.

    En este sentido, el estudio indica que un grupo de empresas más pequeñas, de nicho y con profundo conocimiento de clientes, mercados y regiones específicas mantendrán su dominio en estos mercados.

    Mejor preparada para los inevitables cambios que redibujarán el puesto de trabajo, los miembros de la Generación Z se comportan como nativos digitales a la hora de trabajar con las nuevas tecnologías. Casi el triple de los encuestados por Ricoh encuadrados en la Generación Z se sienten más atraídos por aquellas empresas que utilizan la tecnología para trabajar más eficientemente (28%) frente a individuos pertenecientes a otras generaciones previas (10%). Otro aspecto también crucial es que, según el informe, la preferencia por la comunicación cara a cara ha caído desde el 77% entre los Baby Boomers al 58% entre los de la Generación Z.

    El estudio revela que más del doble de los Gen Z, última generación en incorporarse al mercado laboral y mejor preparada que cualquiera de las previas para adoptar las nuevas tecnologías y las formas de trabajo de la globalización, se sienten atraídos por una empresa que les permita sentir que están haciendo algo diferente en el mundo, el 34% frente al 13% de los Baby Boomers, 14% de la Gen X y el 15% de los Millennials.

    El trabajo de Ricoh indica también que en el nuevo entorno globalizado, la colaboración y la digitalización serán la tónica general en cuanto al modo de trabajar. Tanto las pymes como la Generación Z están perfectamente posicionadas para obtener ventajas de ese cambio, uniendo las muchas potencialidades que presentan la digitalización y la globalización.

    El estudio apunta que el 79% de los líderes de las pymes creen que sus compañías tienen una ventaja competitiva frente a empresas más grandes, porque pueden optimizar procesos más rápidamente. Profundizando en esta confianza colectiva, el 70% de los líderes de negocios de servicios financieros sienten que son capaces de comprender, desplegar y beneficiarse de las nuevas tecnologías más rápidamente que los competidores más grandes.

    Por su parte, a medida que las empresas se extienden a escala global es preciso un enfoque más plano de la estructura organizativa. De hecho, a los ejecutivos de empresas altamente centralizadas les será más difícil gestionar un negocio global donde la autonomía local y la experiencia son las claves del éxito. Y es que, estructuras de gestión más flexibles permiten a los negocios ser más dinámicos y relevantes a nivel local.

    De nuevo, las expectativas laborales de la fuerza de trabajo de la Generación Z se alinean bien con este desarrollo del negocio global. Salarios aparte, las carreras más atractivas para los trabajadores jóvenes son aquellas que presentan un equilibrio entre trabajo y vida personal (48%) y las que permiten un horario de trabajo flexible (42%) .

    En definitiva, si las pymes saben reconocer y anticipar estas ventajas en sus propios negocios, así como aprovechar las actitudes y habilidades de los nuevos trabajadores de la Generación Z, entonces podrán disfrutar de los beneficios de un mercado global en desarrollo.

    También te gustará

    Descubre por qué HP Instant Ink es la alternativa perfecta a los cartuchos de tinta

    Los cartuchos de tinta original HP son lo mejor para tu impresora. El valor que …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.