sábado , 20 abril 2019 Impresion Pyme
  • Así es el perfil del emigrante español

    Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, el crecimiento de la economía no ha servido para frenar este éxodo de españoles ni para que regresaran aquellos que se marcharon en los peores años de la crisis. De hecho, en el primer semestre del año, frente a los 50.844 españoles que dejaron nuestro país, un 30% más que en 2014, tan sólo volvieron 23.078. Además, en seis meses se ha superado ya el número de salidas que hubo en 2010, cuando 40.157 españoles establecieron su residencia fuera de nuestras fronteras. Los mayores países receptores fueron Reino Unido, Francia y Alemania.

    No obstante, estas cifras no registran todas las salidas. El Instituto Nacional de Estadística se limita a procesar la información que le facilitan los consulados sobre altas por residencia permanente en el extranjero. Así, Amparo González Ferrer, socióloga y especialista en demografía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), considera que “no es disparatado afirmar que durante los años de la crisis (2008-2012) se hubieran marchado alrededor 700.000 personas”, lo que casi triplica las cifras oficiales. De hecho, en 2010 España pasó de ocupar el puesto 14º como emisor de emigrantes laborales al Reino Unido al 2º en 2013, sólo por detrás de Polonia.

    La recesión golpeó con fuerza nuestro país a partir de 2008 y se cebó principalmente en los jóvenes. Muchos buscaron fuera las oportunidades que se les negaban en España. “Más que por estar en desempleo emigraron ante la falta de perspectivas de estabilidad en el empleo y ante la imposibilidad de encontrar un trabajo de lo suyo'”, asegura González. Hombres y mujeres, en torno a los 30 años, con estudios superiores y políticamente activos y críticos con la gestión de los partidos tradicionales. A este perfil respondían la mayoría de españoles que emigraron durante los años de la crisis.

    Sin embargo, a pesar de estas cifras, a lo largo del pasado año también hubo españoles que “regresaron a casa”. De hecho, según el INE, el saldo migratorio de los españoles con el exterior durante 2014 fue de 37.507. La inmigración de españoles desde el extranjero aumentó un 27,3% respecto al año 2013, mientras que la población española que emigró a otros países aumentó un 7,4%.

    Un total de 41.278 personas con nacionalidad española procedentes del extranjero establecieron su residencia en España durante 2014. Más de la mitad (21.640) nacieron fuera de España. Por sexo, el reparto de la inmigración de españoles fue homogéneo (50,9% de hombres y 49,1% de mujeres).

    La población con nacionalidad española que llegó durante 2014 procedía, principalmente, de Venezuela, Francia y Cuba. En los 15 principales países de origen de la inmigración de españoles, a excepción de Cuba, los flujos de inmigración aumentaron respecto al año anterior.

    No hay que olvidar que, en muchos casos, detrás de esta cifra, se esconden las personas que han recuperado la nacionalidad española, en virtud a la reforma de la Ley de Memoria Histórica y que deciden “huir” de sus países en busca de un futuro mejor en España. Es, principalmente, el caso de Cuba, donde las autoridades españolas han llegado a calcular que 400.000 personas podrían recuperar la nacionalidad de sus ancestros y para los que España es una oportunidad de futuro y una mejora de su situación actual.

     

    También te gustará

    Número de contacto y soporte técnico de HP Instant Ink

    En Impresión Pyme ya os hemos contado qué es HP Instant Ink, un servicio de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.