martes , 26 marzo 2019 Impresion Pyme
  • Los mejores trucos de WhatsApp que no conoces

    WhatsApp no es una aplicación solo para comunicarte con tus amigos y familiares. ¿Sabías que puedes hacer estupendas campañas de marketing y muy efectivas? A través de este servicio puedes enviar ofertas y promociones a tus clientes, con lo que ello supone: un escaparate gratuito, sin tener que esforzarte demasiado. Ahora bien, muchos negocios y empresas usan WhatsApp a diario: chatean, mandan mensajes de voz y audio y, cada vez más, comparten fotos. Pero quizá se están perdiendo algo que puede mejorar la experiencia. Te traemos algunos de los mejores trucos para que le saques aún más partido a esta aplicación.

    1. Evita que sepan si leíste los mensajes

    El pasado año, WhatsApp lanzó el doble tic azul, que indica que el destinatario del mensaje leyó al texto enviado. Muchos no están muy contentos con la nueva tecnología. Para los usuarios de Android es fácil: hay que entrar a Ajustes > Cuenta > Privacidad y deseleccionar la opción de “Confirmaciones de lectura”. Para iPhone es más complicado. Primero hay que hacer un jailbreak, un proceso que permite acceder al sistema operativo y descargar cosas que no están en la App Store. Después, hay que bajarse una aplicación, “WhatsApp receipt disabler by BigBoss”, que permite desactivar los famosos y controversiales tics azules.

    Bonus: cuando la opción está activada, uno puede saber la hora en la que el recipiente leyó el mensaje, oprimiendo el mensaje y moviendo el dedo a la derecha.

    2. Envía archivos en otros formatos

    Se sabe que WhatsApp sólo permite enviar fotos, audio y vídeo. Pero con aplicaciones como Cloud Send en Android o MP3 Music Downloader en iPhone también se pueden mandar PDFs, APKs o documentos de Word. Hace unos días una nueva actualización permite que se puedan realizar el envío de PDFs desde dispositivos Android, una característica que aún no está disponible para iPhone.

    3. Bloquea tu WhatsApp

    Aunque los móviles tienen clave para bloquearlos, para algunos no es suficiente. Así que aplicaciones como WhatsApp Lock permiten instalarle una clave.

    4. Ten las notificaciones en tu ordenador

    Aplicaciones como Notifyr en iPhone y Desktop Notifications en Android permiten ver las notificaciones que llegan al móvil en el Mac o el PC. Usualmente es necesario instalar la aplicación en el móvil y la extensión en el buscador que se use en el ordenador.

    5. Evita que sepan cuándo te conectaste

    Otro truco para tener más privacidad: debajo del nombre en el chat, WhatsApp pone una frase en la que dice a qué hora fue la última vez que uno entró a la aplicación. Para evitarlo, entre a Ajustes > Cuenta > Privacidad >Visto por última vez. Verás tres opciones: Everyone (todos), My contacts (mis contactos), Nobody (nadie). Escoge.

    6. Recupera conversaciones borradas

    Quizá lo borraste por accidente. O te arrepentiste. A veces el móvil puede guardar la conversación en su memoria, pero si uno desinstala y vuelve a instalar WhatsApp, en un momento le pregunta si quiere restaurar el historial de mensajes. Di que sí y las tendrás de vuelta.

    7. Evita que se bajen las fotos y los vídeos de manera automática

    Una de las razones por las que se produce un mayor gasto de datos, es que las fotos y vídeos que llegan al WhatsApp se bajan solas. Para evitarlo hay un truco fácil: Ajustes > Chat > Auto guardar archivos. Ahí te preguntan si quieres que se bajen sólo cuando estás conectado a wifi o nunca o siempre. Escoge.

    8.Espía los mensajes desde la barra de notificaciones

    Es uno de los secretos mejor guardados de la sociedad actual: recibes un mensaje y, en vez de abrirlo, lo espías desde la barra de notificaciones. Lo hacemos todos, pero existen dudas entre algunos usuarios. ¿Delata esto al lector? La respuesta es no. Es más, puedes entrar en la aplicación sin que se dispare el doble check azul, tan sólo hay que asegurarse de que no se minimizó con esa conversación abierta.

    Recordemos el significado de los checks: uno quiere decir que el mensaje ha sido enviado; dos, que se encuentra en el móvil del recpetor, y dos en azul que el receptor ha abierto el mensaje, lo haya leído o no

    9. Cambia de número, pero no de WhatsApp

    Imagina la situación: estás en un viaje de trabajo y te ves obligado a hacerte con una tarjeta SIM local para evitar un disgusto de roaming. ¿Te obliga el cambio de número a cambiarlo en WhatsApp? No. Sólo activa la tarjeta y reinstala WhatsApp. Cuando te pida el número, introduce el antiguo en lugar del nuevo. Acto seguido la aplicación te pedirá que registres el número de tu actual SIM, pero no es necesario hacerlo. Simplemente cierra esa ventana y espera a que importe tu lista de contactos.

    10. Ahorra tiempo

    Si te fijas, descubrirás que tienes contactos con los que hablas mucho más que con otros. Tu pareja, tus padres o tus mejores amigos. Cada vez que les escribes tienes que buscarles entre la lista de mensajes y pierdes un tiempo que podrías ahorrar. ¿Cómo? Creando un acceso directo a sus conversaciones, de modo similar a cómo lo hacemos en Windows. Es muy sencillo: basta con pinchar sobre su conversación durante un segundo y saltará una ventana de opciones que ofrece crear un acceso directo. Ponle un nombre y, para la próxima vez, al pinchar en el icono irás directamente a la conversación.

    11. Protege tu privacidad

    Por su naturaleza, WhatsApp favorece en envío de información privada. Lamentablemente, el software propiedad de Facebook no ofrece la posibilidad de establecer contraseñas al contenido. Si lo que deseas es tener tus mensajes a salvo de ojos indiscretos, existen aplicaciones como ChatLock+ para Android que te servirán para proteger tus aplicaciones con un pin de cuatro cifras que funciona de modo independiente al del smartphone.

    12. Envía lo que quieras

    WhatsApp sólo permite enviar un determinado tipo de archivos siempre que pesen menos de 15 MB. ¿Quieres enviar un PDF con apuntes o un vídeo de más de dos minutos? No puedes por los métodos normales. Para ello hay aplicaciones como CloudSend o WaSend que eliminarán las restricciones de envío. El receptor tiene que asegurarse, eso sí, de que dispone del suficiente espacio en su móvil para almacenarlo.

    13. No te quedes sin espacio

    Terminamos con dos consejos para que la aplicación no te deje sin espacio. Las conversaciones, en especial las grupales, suelen desembocar en el envío masivo de imágenes que, veas o no, se almacenan en tu teléfono (con el consecuente disgusto mientras estás enseñándole a tu abuela las fotos del último viaje). Para evitar que las imágenes se descarguen solas, ve a Ajustes > Ajustes de chat > Descarga automática de archivos multimedia y deselecciona todas las opciones. De este modo, cuando recibas una imagen que te gusta, siempre podrás guardarla manualmente.

    Si es demasiado tarde y te has quedado sin almacenamiento, conecta el móvil a un ordenador y navega por la tarjeta SD. En el directorio de raíz verás una carpeta llamada Android y, dentro, otra que se llama Media. Accede y borra todos los archivos que no necesites. Un último consejo extra. Si has borrado un mensaje sin querer y necesitas recuperarlo, desinstala rápidamente la aplicación y vuelve a cargarla. Durante el proceso te dirá que dispone de un backup de los mensajes por si quieres restaurarlos. Si no ha pasado mucho tiempo y has tenido suerte, el mensaje volverá a aparecer en tu teléfono.

    También te gustará

    Las impresoras Epson triunfan en los Red Dot: Best of Best

    Epson ha renovado recientemente su catálogo de soluciones de impresión con tres nuevas impresoras EcoTank, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.