domingo , 15 diciembre 2019 Impresion Pyme
  • Día Europeo de las Pymes: motivos para la reflexión

    Clerk writing on clipboard in store

    Hoy 12 de mayo, se celebra el Día Europeo de las PYMES. Un día para recordar datos como que en España el 99,9% de las empresas (3.182.321) pertenecen a esta categoría o que en su conjunto son responsables de más del 70% de los puestos de trabajo que se mantienen en nuestro país. Y es que pese a los grandes empresas del IBEX 35 que acaparan la mayoría de los titulares en prensa, las pymes son el auténtico motor de la economía española.

    Según el «retrato de la Pyme» elaborado por Ipyme, España es un país con un claro predominio de las microempresas sin asalariados (53,6%) y aquellas que tienen menos de 9 empleados (42,6%). El porcentaje restante se reparte entre pequeñas y medianas empresas, con una participación en el tejido empresarial de 3,5% y 0,6% respectivamente. Es decir, con respecto a otros países europeos, en el caso español estamos más ante un país de autónomos que de pequeñas empresas.

    Por sectores, el terciario es el que mayor número de pymes concentra. En total, un 80,5% ejercen su actividad en la categoría de servicios y dentro de esta, un 24,3 % corresponde al comercio. Datos que vuelven a poner, negro sobre blanco, que España es un imán para el turismo pero que pese a a la crisis, no ha conseguido enfocar su modelo productivo hacia sectores con un mayor potencial innovador.

    A la hora de generar empleo, el informe refleja que 2013, dos de cada tres empleos que se creaban en nuestro país provenían de las pymes lo que muestra el impacto que tienen las pequeñas empresas en el tejido productivo. Sin embargo el estudio también señala que las pymes españolas son poco competitivas frente a las de otros países como por ejemplo Alemania, en parte porque faltan incentivos para incorporar contenidos tecnológicos a la economía y en parte porque tampoco se prodigan los trabajadores intensivos en conocimientos.

    pyme2

    Baja internacionalización y prometedor ecosistema startup

    Algunos datos que reflejan lo anterior es el bajo índice de internacionalización de las pymes españolas. Mientras que países como Francia o Alemania, el porcentaje de de pymes que exportan se acerca al 15%, en España únicamente el 4% de las pequeñas empresas venden sus productos a otros países, según datos que revela el Círculo de Empresarios.

    En el otro lado de la balanza sin embargo, destaca el hecho de que España se está convirtiendo en un país cada vez más interesante por su saludable ecosistema de startups. En los últimos años, las distintas administraciones públicas han puesto el foco en un sector en donde es fácil encontrar financiación si se tiene entre manos un proyecto interesante y en el que sobran las iniciativas para conseguir escalar y darse a conocer fuera de nuestras fronteras.

    Las previsiones que se manejan desde foros como el  First Partner Capital&Tech Investment Day es que la facturación de las startups españolas crezca este año hasta los 920 millones de euros, todo un hito si se tiene en cuenta que el año anterior se facturó menos de la mitad. Sin embargo por su propia dimensión, el sector startup no es especialmente intensivo a la hora de crear puestos de trabajo: las previsiones para este año es que se generen poco más de 7.000 empleos.

    Burocracia

    Peleando con la administración

    Muchas de las entrevistas que hacemos en MuyPymes a nuevos emprendedores suelen preguntar a sus protagonistas sobre cómo es emprender en España, qué facilidades hay y cuáles son los principales obstáculos que hay que sortear. Y aquí la respuesta suele ser unánime: lo más difícil de emprender en España es una legislación que sigue siendo excesivamente burocrática y poco flexible.

    No hablamos ya del hecho de que según el Banco Mundial, España ocupa el puesto número 82 del mundo en cuanto a las facilidades que ofrece para abrir una empresa, sino que una vez que se abre, lidiar con licencias administrativas, fiscalidad, burocracia, etc. puede convertirse en una pesadilla.

    Más difícil lo tienen si cabe los autónomos, que ayer mismo presentaban a través de ATA un documento con diez medidas urgentes que debían ponerse en marcha para proteger a un colectivo tan importante para nuestro país y entre las que destacan mejorar el sistema de cotización, ampliar la tarifa plana de 50 euros para nuevos emprendedores o reforzar el sistema de «segunda oportunidad».

    Pese a los esfuerzos que las distintas administraciones han llevado a cabo en la última legislatura, propuestas como el famoso IVA de caja o la ley de fomento del trabajo autónomo si bien suponen ciertos avances con respecto a lo que había, no han conseguido cumplir con las expectativas.

    A medio plazo y seguramente también a largo, España seguirá siendo un país de pymes y todos (administraciones, emprendedores, trabajadores y sociedad en su conjunto) deberán trabajar en la misma dirección: la de cambiar un modelo productivo que hace años da síntomas de agotamiento.

    Sin embargo noticias como las que se desprenden del «II Informe “Young Business Talents» y que afirman que hasta el 50% de los jóvenes tienen como meta el emprender suponen un rayo de esperanza.

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Nos adentramos en la recta final del domingo con un nuevo repaso a los mejores …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.