lunes , 24 junio 2019 Impresion Pyme
  • Trucos para hacer fotos perfectas con tu móvil Android

    Es muy posible que, ya sea durante tus viajes de empresa, tus ratos de ocio o en algún otro momento, hayas necesitado echar mano de la cámara de fotos de tu móvil Android para realizar alguna que otra foto. La utilización de los smartphones como cámaras es, en el día a día, cada vez más importante para todos nosotros, los usuarios, que siempre buscamos más calidad en los resultados. Por ello os traemos los mejores trucos y consejos para sacarle el máximo partido a esta función que se ha convertido en algo tan necesario.

    1. Limpiar y cuidar la lente

    Suena a obviedad, pero no lo es: más de una instantánea se ve perjudicada por el hecho de que el objetivo está cubierto de una película de grasa que aumenta su opacidad. Por lo tanto, debemos limpiar la lente, sobre todo cuando vayamos a tomar una fotografía. Por otro lado, debemos tener cuidado cuando, por ejemplo, vayamos a la playa, ya que los granos de arena no sólo pueden ensuciar el objetivo sino dejar arañazos permanentes, que echarán a perder de por vida la calidad de los resultados.

    2. Utilizar los ajustes manuales de enfoque

    Casi todos los smartphones actuales tienen un enfoque automático, los mejores ofrecen también un modo inteligente que se concentra automáticamente en el motivo central. Pero el software no siempre trabaja correctamente de forma automática.

    Por ello, es aconsejable activar el enfoque manual y establecer el punto de enfoque de forma independiente para cada imagen, dando pequeños golpes con el dedo en la zona correspondiente de la pantalla. Toca sobre la pantalla en el punto donde quieres que enfoque y, cuando esté nítido, dispara.

    3. Usar ambas manos

    A todos nos gusta más utilizar el teléfono con una sola mano, y en muchos casos es más conveniente, pero para obtener imágenes más nítidas y estables, siempre es conveniente sostener el teléfono con ambas manos. Es más, lo ideal es poder apoyar el smartphone o tus manos sobre una superficie fija como una farola, una barandilla o un coche. Si no puedes apoyarte y quieres evitar el temblor de la mano, es útil contener la respiración antes de hacer el disparo para capturar la imagen o usa directamente el temporizador para evitar la vibración al tocar para disparar la foto.

    4. No utilizar el zoom

    Os aconsejo que mantengáis los dedos alejados del zoom. A diferencia del zoom óptico de las cámaras compactas o el zoom de las cámaras reflex, el zoom de los smartphones no es nunca una buena opción. El zoom de tu smartphone es digital, lo único que hace es agrandar los pocos píxiles que ocupa la escena que está lejos. Como podéis ver en la imagen inferior, el resultado suele ser una horripilante acumulación de píxeles. Por lo tanto, esto se traduce en una simple regla: si estás demasiado lejos, es mejor hacer zoom con los pies, es decir, acercarte físicamente al objeto o persona fotografiada.

    5. La regla de los tercios

    El concepto de la regla de los tres tercios proviene de la pintura y tiene ya varios cientos de años de antigüedad, pero ha sido la fotografía el arte que ha extrapolado esta norma. Esta regla se basa en dividir la imagen mediante cuatro líneas imaginarias de forma vertical y horizontal en 9 cuadrados. Los objetos importantes deben colocarse preferentemente a lo largo de las intersecciones de estas líneas. Esto asegura una construcción armoniosa de la imagen. Algunas cámaras de smartphones permiten hacer visibles estas cuadrículas directamente en el visor.

    6. Prestar mucha atención a la luz

    La luz es el mejor amigo del fotógrafo pero también puede ser el peor enemigo, es una espada de doble filo. Esto se aplica también a los smartphones. Por ello, ya antes de tomar la imagen, es conveniente evitar las sombras duras o la luz directa en la parte frontal (por ejemplo, del sol). Al tomar una fotografía con luz solar directa, como un atardecer, puedes activar el flash para realzar el primer plano. En cualquier caso, el fotógrafo debe mantenerse, si es posible,  de espaldas a la fuente de luz.

    7. Utiliza el flash sólo en caso de emergencia

    El flash nos permite obtener luz en la oscuridad, pero en la mayoría de los casos destruye cualquier luz ambiente que proceda de otra fuente de iluminación. El primer plano es totalmente iluminado, mientras que el fondo se sumerge completamente en la oscuridad. Por lo que el flash solo se debe utilizar si no hay ningún tipo de iluminación existente, incluso si esto significa que la cámara tiene que aumentar considerablemente el valor ISO y la imagen la imagen adquiere un grano fuerte. En caso de duda, una imagen con ruido, pero con luz natural, siempre será preferible a la luz artificial del flash.

    Otro punto a tener en cuenta es la distancia a la que usas el flash. El rango que puede iluminar el flash es entre uno y tres metros, si esta más cerca la foto tendrá tonos muy saturados o quemados y si es más lejos no llegará suficiente intensidad.

    También te gustará

    GPD P2 Max, un portátil de pequeño tamaño con Intel Core m3-8100

    Los portátiles compactos y de pequeño tamaño ofrecen un valor muy interesante para profesionales que …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.