martes , 25 junio 2019 Impresion Pyme
  • Ayudas más cuantiosas para las empresas que contraten a jóvenes en paro

    ayudas a empresas

    La Cámara de Comercio de España dotará a las empresas que contraten a beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Estos jóvenes –de entre 16 y 29 años– deben haber completado la orientación del Plan de Capacitación del Programa Integral de Cualificación y Empleo que se ejecuta a través de la red de Cámaras. El importe pasa de 1.500 a 4.950 euros, cantidades que se gestionan gracias a la cofinanciación del Fondo Social Europeo.

    Los contratos han de tener una duración mínima de seis meses y ser a tiempo completo. Ya sean indefinidos, temporales, en prácticas o para la formación y el aprendizaje. Todas estas modalidades son válidas para adherirse a estos incentivos de las compañías que contratan y se pueden solicitar hasta el día 29 de diciembre de 2017.

    La Cámara de Comercio mantiene las ayudas a emprendedores para jóvenes beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil que pongan en marcha una actividad empresarial o profesional. En estos casos, la entidades les aporta 1.800 euros.

    El conocido como PICE –Programa Integral de Cualificación y Empleo– se puso en marcha en 2014 y en principio estará vigente hasta el 2030. La idea es reducir la tasa de empleo entre los jóvenes de 16 a 29 años. ¿De qué manera? Trabajando para mejorar su calificación y empleabilidad y promoviendo el autoempleo. En lo que lleva vigente –tres años– se ha conseguido que 1.627 personas encuentren trabajo, la mayoría por cuenta ajena, y han participado 4.273 empresas.

    El PICE consta de dos planes:

    • Plan de Capacitación, para reorientar a los chicos en relación al área en la qu ese quieren formar de cara a un futuro profesional. Son acompañados en el primer acercamiento a las compañías.
    • Plan de Movilidad. Para personas de entre 18 y 29 años que quieren realizar prácticas en empresas de la Unión Europea.

    Cada una de estas líneas se diseña para dar respuesta a diferentes perfiles laborales, niveles de capacitación y competencias. Ambos –el PICE en su conjunto– responden al objetivo que persigue la Cámara, que no es otro que ser mediadores entre las empresas y los jóvenes. Quieren aumentar sus oportunidades laborales y ponen a su disposición un orientador laboral que es el que se va a ocupar de guiar al joven en su itinerario formativo. Después se les acerca a las empresas que demanden profesionales de sus características para facilitar la labor tanto de contratantes como potenciales contratados.

    También te gustará

    cambios

    El sector de los Despachos Profesionales se enfrenta a un cambio de tendencia

    Sage ha publicado los resultados de su informe anual «Practice of Now«, que revela un panorama …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.