Sábado , 21 octubre 2017 Impresion Pyme
  • El 60% de los directivos afirma no poder desconectar en vacaciones

    Consejos para desconectar del trabajo durante las vacaciones de verano

    Sin ir tan lejos como la presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, quien afirmó hace unas semanas que las vacaciones deberían ser voluntarias, lo cierto es que no son pocos los empresarios y directivos a los que les cuesta desconectar de su trabajo cuando disfrutan de sus días de descanso.

    Según un informe elaborado por la consultora Grant Thornton, un 60% de empresarios españoles afirma no poder desconectar de su trabajo durante las vacaciones.

    De ese 60% de empresarios permanentemente conectados, un 30% asegura además que es importante no desconectar durante vacaciones, dado su rol dentro de las empresas. Por el contrario, solo un 39,6% de los directivos encuestados afirman poder desconectar adecuadamente durante el periodo estival.

    Estos datos demuestran que los principales gestores de empresas medianas y grandes en nuestro país no utilizan convenientemente los periodos de desconexión de sus compañías y permanecen, en su gran mayoría, siempre atentos al móvil o al correo.

    Para Aurora Sanz, socia directora de Laboral de Grant Thornton, “la desconexión depende muchas veces del tipo de empresa, siendo más complicada en el sector servicios. En este tipo de compañías, la atención al cliente dificulta muchas veces la desconexión de sus administradores. De todos modos, sí que es posible organizarse internamente para que tanto empleados como directivos se aseguren un periodo mínimo de descanso. Psíquicamente, este parón es altamente recomendable para todos”.

    Correos y Networking, la actividad favorita del empresario en vacaciones

    Preguntados por las actividades profesionales que los empresarios desarrollan de manera más asidua durante el periodo vacacional, la revisión periódica del e-mail y la contestación de llamadas de carácter profesional en el móvil es la favorita (78,2%), seguida del desarrollo del networking (52,5%) en los destinos vacacionales que los empresarios han escogido para sus vacaciones.

    A continuación, a los directivos españoles les gusta usar sus vacaciones para reflexionar sobre aspectos estratégicos globales de sus compañías (46,5%), como pueden ser planes sobre internacionalización, fusiones y adquisiciones, estreno de nuevas líneas de actividad o apertura de nuevas oficinas, etc.; y muchos empresarios usan sus vacaciones adicionalmente para revisar el trabajo acumulado durante el año y poder finalizarlo (15,8%).

    Pero muchos de los directivos encuestados por Grant Thornton también dejan claro que las vacaciones son un tiempo idóneo para mejorar aspectos personales y de crecimiento y mejora profesional: un 14% programa en este periodo una formación personal encaminada a mejorar las competencias y habilidades necesarias que su puesto de dirección requiere. Y un 9% de los empresarios usa las vacaciones para mejorar su nivel de idiomas con viajes específicos al extranjero. A la cola de actividades favoritas de los empresarios en vacaciones se sitúa con un 5% la revisión detenida del desempeño de cada uno de los integrantes de sus equipos.

    Los empresarios, contentos con el modelo de vacaciones español

    Por último, el informe de Grant Thornton ha testeado entre los empresarios si consideran adecuada la planificación de los periodos vacacionales que actualmente tiene España. A lo que un 61,4% de directivos ha contestado que nuestro país tiene suficientes vacaciones y que, además, están bien distribuidas en el calendario laboral.

    Sin embargo, para el 23% las vacaciones son suficientes, aunque están demasiado concentradas en un único mes. Para un 11% las vacaciones son insuficientes y sólo un 5% de empresarios considera que hay demasiadas vacaciones en España.

    Sólo Francia y algunas compañías en España han pactado entre sus directivos y empleados periodos obligatorios de desconexión.

    “Un descanso real, en todos los sentidos, físico y psíquico, conlleva un derecho a desconectar y a no estar siempre disponible. Ahora bien, estas medidas podrían no ser necesarias si consiguiéramos entre todos una mejor racionalización y distribución del periodo de vacaciones, de forma que dicho periodo no se acumule prácticamente en una época o mes concreto del año”, finaliza Aurora Sanz, socia directora de Laboral de Grant Thornton.

     

    También te gustará

    Captura

    La crisis amenazó de muerte a una de cada tres empresas

    El paso de los meses permite conocer nuevos indicios sobre la magnitud de la crisis …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.