martes , 23 julio 2019 Impresion Pyme
  • Alquiler de coches: cuidado con las carteras

    Jaime llevaba años soñando con conocer Budapest, la joya de la Europa Central. Pero cuando aterrizó en el aeropuerto de Ferenc Liszt, una compañía de alquiler de coches estuvo a punto de estropearle el viaje. Había reservado un vehículo con la empresa Megadrive y lo que en principio había sido un buen precio se convirtió en una auténtica pesadilla.

    Las empleadas le exigían a través de su tarjeta de crédito una fianza de nada menos que 500 euros. Un formulismo cuyo objetivo es cubrir a la compañía sobre posibles golpes en el coche. Jaime decidió que no quería asumir el riesgo de perder ese dinero y no recogió el coche.

    Megadrive cuenta con un interesante historial de quejas en el conocido portal tripadvisor. Al parecer, resulta muy frecuente que la compañía se quede con la fianza, argumentando que el vehículo presenta roces en la chapa que los clientes dicen que ya existían a la hora de retirar el coche.

    A pesar de la pérdida del importe de la reserva, la decisión de Jaime fue la acertada. Su reclamación al intermediario Rentalcars no prosperó, ya que la había realizado después de la hora en la que había fijado para recoger el vehículo. 

    Dollar, Sicily By Car, Autoeuropa. Muchas empresas de alquiler de vehículos realizan una operativa similar a la de Megadrive. Buen número de consumidores trata de ajustar al máximo los costes y esto les puede complicar el viaje. «Hay que dejarse de tonterías de buscar el mejor precio, lo ideal siempre es alquilar vehículos con compañías de reconocido prestigio y trayectoria intachable. Me refiero a Avis, Hertz, Europcar», aseguran desde este sector.

    Fianzas exageradas

    La cuantía del depósito origina una de cada seis reclamaciones (el 16% del total) que realizan los usuarios de coches de alquiler. Así lo refleja un estudio realizado por el comparador de ofertas de coches de alquiler HappyCar, que ofrece información sobre 1.000 compañías de alquiler de vehículos.

    Pero éste no es el origen del mayor número de quejas a las empresas de rent a car. El principal motivo de disconformidad es la obligación de contar con una tarjeta de crédito para alquilar el coche. Supone el 26% de las reclamaciones de los usuarios. No vale utilizar una tarjeta de débito o de prepago.

    “Las firmas de alquiler de coches solicitan la disposición de una tarjeta de crédito expedida al nombre del conductor principal para formalizar el contrato en la oficina de recogida, porque así pueden proceder al bloqueo de un depósito con el que se haría frente a los gastos de reparación en caso de daños o robo” indican desde HappyCar.

    Entre las cuestiones más reclamadas por los españoles al utilizar estos servicios durante el verano, el resto de temáticas resultan poco relevantes después de las dos ya mencionadas, que se refieren en ambos casos al tema de tarjeta de crédito. Las tasas de servicio que se cobran originan el 11% de las quejas, los servicios extras suponen el 6% y los seguros extras otro 5%.

    Seguro de reembolso

    Sobre el controvertido tema de la fianza como garantía que exigen las empresas, la directora de Operaciones de HappyCar, Anna Lena Mibach, asegura que «un coche es un artículo de alto valor y las empresas necesitan una garantía». El prestigioso comparador advierte que la cantidad retenida depende de la empresa de coches de alquiler, el tipo de vehículo o el país en el que se realice la reserva. Mibach aconseja la suscripción de un seguro con reembolso de franquicia «con el que se devuelven los gastos de reparación».

    Según la normativa del sector, si se produce un robo o el vehículo sufre desperfectos, el responsable es el usuario, que tendrá que hacerse cargo de la reparación de los desperfectos. Esta es la razón por la que a la hora de alquilar un vehículo resulta conveniente suscribir un seguro reembolso de gastos de franquicia. Al margen de esta contratación, el usuario no se librará de tener que realizar un depósito.

    Sobre esta cuestión, la OCU advierte sobre compañías poco conocidas. «Hay empresas que abusan de los clientes de un modo que roza el fraude. Se aprovechan de una cuestión legal, aunque existan instancias para formular una queja, el usuario no va a hacer una reclamación en un estado que se encuentra a miles de kilómetros de su hogar».

     

    También te gustará

    Net de Gerrers da un paso al frente y entra en startups y empresas abriendo su abanico de inversiones

    La firma gestora de inversiones Net de Gerrers ha dado un paso al frente a …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.