Martes , 24 octubre 2017 Impresion Pyme
  • Bienvenido al club de los unicornios mentirosos

    unicorn

    Los unicornios no existen y si hacemos caso al estudio del que se hace eco Bloomberg, muchas de las valoraciones de las compañías que las sitúan por encima de los 1.000 millones de dólares están como mínimo, infladas.

    El estudio desarrollado por investigadores de las universidades de Stanford y Columbia, saca los colores a algunas de las startups más conocidas de Silicon Valley, demostrando que dichas compañías se han aprovechado de “trucos” financieros para inflar artificial y espectacularmente la valoración de las mismas.

    ¿Por qué se recurre a estas prácticas? Porque más allá de poder presumir de asociar el nombre de una compañía con el de una figura tan mitológica, las “empreas unicornio” suelen tener más credibilidad antes de salir a Bolsa y más facilidades a la hora de reclutar el mejor talento, en un momento en el que la competencia en determinados campos es feroz.

    Para llegar a esta conclusión, los investigadores americanos examinaron el desempeño de 116 compañías unicornio lanzadas al mercado desde 1994, con una valoración media de 2.700 millones de euros. Determinaron que más de la mitad de esas empresas nunca hubiesen entrado en esa categoría tan especial si no hubiesen utilizado algunas argucias.

    ¿De qué “triquiñuelas” estamos hablando? Básicamente lo que muchas compañías han estado haciendo es utilizar mecanismos que protegen a los inversores privados  a cambio de una valoración mayor de las acciones cuando la empresa salga a Bolsa (IPO). En este sentido el informe detalla casos como los de la startup Blue Apron (startup parecida a las españolas Misamplás o Food in the Box) que ofreció stock-options en 2015 a algunos accionistas a cambio de una valoración de 2.000 millones de euros.

    Una de las herramientas más utilizadas en ese sentido es la “liquidation preference”, con la que se garantiza un desembolso mínimo al inversor inicial en el caso de que se produzca una adquisición o cualquier otro tipo de exit. Según el informe, el uso de estas preferencias de liquidación pueden inflar artificialmente la valoración de una compañía hasta un 94%. Como ejemplo de lo anterior citan casos como el de AppNexus, una firma de marketing on-line que estableció en su venta de acciones que las preferencias de liquidación garantizarían a los nuevos inversores como mínimo el doble de la inversión si la compañía terminaba siendo adquirida.

    El otro gran instrumento que se cita es “ratchet” (literalmente carraca), una herramienta que permite a los inversores privados multiplicar su número de acciones si la compañía no alcanza el precio objetivo-estamidado en su salida a Bolsa. Este tipo de instrumento se ha utilizado en el debut de compañías como Square o Pivotal Software y se estima que es capaz de incrementar la valoración de una startup en más de un 55%.

    ¿Y qué hay de la startup más valorada del mundo? Curiosamente en el caso de Uber, de la que se estima que tiene una valoración cercana a los 70.000 millones de euros, las cifras que se manejan son mucho más reales de lo que podría parecer. En este sentido, el informe asegura que si está sobrevalorada no sería por encima de un 11% lo que en cualquier caso, no afectaría a su posición de dominio en este terreno.

     

    También te gustará

    Beyoncé_in_Antwerp

    Cazadoras de éxito: Beyoncé y sus 260 millones de discos

    Beyoncé Knowles. El nombre de esta mujer es capaz de evocar dos tipos de imágenes, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.