Sábado , 21 octubre 2017 Impresion Pyme
  • Panamá, un destino interesante para las empresas españolas

    invertir en panama

    “Excelentes perspectivas económicas”. Así se ha referido el vicepresidente de la CEOE, Juan Pablo Lázaro, en relación a Panamá. Durante un encuentro empresarial celebrado este martes –‘Panamá Invest España’–, el representante de la patronal ha asegurado que este es el país con la mayor tasa media de crecimiento anual de los países latinoamericanos. “La exitosa ampliación del canal de Panamá” proyecta al estado como uno de los principales centros logísticos mundiales.

    Durante la jornada se ha hecho hincapié en que tanto el Plan Estratégico Nacional como la Estrategia de Logística Nacional ofrecen “grandes oportunidades” en el ámbito del transporte urbano, el tratamiento de aguas y residuos y la logística, entre otros. El primero establece las líneas de orientación básicas del sector logístico hasta 2020 y el según prevé una inversión total que rondaría los 19.000 millones de euros.

    El encuentro ‘Panamá Invest España’ ha contado con la participación del director de Internacional de la Cámara de Comercio de España, Eduardo Bonet, la secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, y el embajador panameño en España, Milton Cohen-Henríquez. Todos ellos han intervenido para poner de relieve que Palencia puede suponer una excelente oportunidad de negocio para las compañías que están pensando en iniciar su actividad empresarial en otros mercados.

    Antes de lanzarse al reto de la internacionalización es fundamental conocer bien el ámbito en el que se va a mover la empresa, el perfil de los usuarios potenciales, de los consumidores, posibles trabas burocráticas y trámites legales existentes en relación a esta actividad exportadora, etc. Para ello es fundamental contar con un socio local que pueda informar en primera persona de las especificaciones del nicho de mercado al que se va a dirigir el negocio. Esta consultoría y asesoramiento se revela como imprescindible cuando se valora el éxito o el fracaso de un proyecto de salida a otros mercados foráneos que no se conocían previamente.

    También te gustará

    gasto españoles

    Optimismo en las expectativas de gasto en los hogares españoles

    Una gran noticia si tenemos en cuenta que es la primera vez en los últimos …

    • Alberto Sebastian Gil

      No es todo oro lo que reluce. Es cierto que es un país con crecimiento importante año tras año, pero la experiencia de la pequeña/mediana empresa no es muy buena que digamos, muchos son los que han vuelto con un estrepitoso fracaso bajo el brazo.

      La forma de trabajar en Panamá disiente mucho de las costumbres españolas, allí el tiempo NO es dinero, el “ahorita mismo” está a la orden del día, es uno de sus principales defectos, ¡nadie cumple los horarios y compromisos!. Tramitar cualquier documento es eterno. El día a día con los bancos nada tiene que ver con lo que estamos acostumbrados aquí, papeles y más papeles y cuando los tienes, se han caducado los primeros y vuelta a empezar, demasiada burocracia.

      Estas jornadas y encuentros quedan muy bien cara a la galería, a la hora de la verdad, más vale que te busques la vida, ayudas a emprender allí ninguna (ni una simple ayuda para acudir como expositor a una feria). Si quieres intentar hacerte un hueco en el mercado panameño más vale que cuentes con un “colchón” bueno para empezar, y fundamental, búscate un socio local, en caso contrario, como dicen ellos, te van a “jalar las orejas”.

      No es fácil abrirse hueco en Panamá, tampoco imposible, pero que nadie piense que es llegar y besar el santo, para nada, mucho trabajo, muchos disgustos, muchas horas, cambio de “chip” total, y salvo que te toque la lotería, rentabilidades normales, nada de esos que te cuentan que se vuelven millonarios, no conozco a ninguno.

      Saludos.

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.