martes , 20 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • La OCDE alerta sobre el futuro de las pensiones en España

    planes de pensiones

    El rápido envejecimiento de la población, sumado a los problemas para incorporarse al mercado laboral y mantener una carrera profesional de larga duración, amenaza las perspectivas de los futuros pensionistas españoles, que sufrirán una creciente desigualdad, y que en el caso de mujeres y trabajadores poco cualificados dificultará el cobro de pensiones decentes en el futuro, según advierte la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

    Según la institución internacional, España se convertirá en 2050 en el segundo país más envejecido del ‘club’ que agrupa a las 35 economías más desarrolladas, solo por detrás de Japón, con una ratio de dependencia que alcanzará las 76 personas mayores de 65 años por cada 100 en edad de trabajar, aquellos de entre 20 y 64 años, frente a la actual proporción de 30 mayores de 65 años por cada 100 personas en edad de trabajar.

    En el caso de España, la OCDE subraya la incidencia especialmente aguda de las dos “megatendencias globales” que suponen el envejecimiento de la población y las crecientes desigualdades, particularmente en el caso de los jóvenes, que se han visto especialmente afectados por la reciente crisis económicas.

    “Lograr carreras laborales completas y con salarios adecuados se ha convertido en algo cada vez más difícil en general y particularmente en el caso de los jóvenes con bajos niveles de preparación”, señala la OCDE en un informe sobre los desafíos para la igualdad que plantea el envejecimiento.

    En este sentido, la organización con sede en París señala que los jóvenes españoles se han visto en desventaja respecto de las generaciones anteriores durante los últimos 30 años, sufriendo mayores dificultades para acceder a empleos estables.Desde mediados de los 80 los españoles de entre 60 y 64 años han visto crecer sus ingresos un 25% más rápido que los de aquellos trabajadores de entre 30 y 34 años, una brecha que dobla prácticamente la diferencia del 13% registrada en el conjunto de la OCDE.

    Asimismo, la institución subraya las sustanciales diferencias observadas en España entre trabajadores más o menos cualificados, mientras que persiste la brecha en trabajos y salarios entre géneros, con mayor incidencia entre las trabajadoras con baja cualificación. “Garantizar una pensión decente será particularmente difícil para los trabajadores de baja cualificación y las mujeres, que a menudo abandonan el mercado laboral para cuidar de sus hijos y luego de sus padres”, apunta la OCDE.

    Además, la organización señala que la desigualdad de los futuros pensionistas también se verá exacerbada por el sistema en vigor, que vincula estrechamente las prestaciones recibidas con las contribuciones realizadas. “España no cuenta con fuertes redes de seguridad que redistribuyan los ingresos de las pensiones, al contrario que otros muchos países de la OCDE, que disponen de mecanismos complementar las pensiones vinculadas a los ingresos previos”, añade la OCDE.

    También te gustará

    El trabajador cyborg se pone de moda: implántese un chip bajo la piel

    Como en una película distópica de ciencia ficción, las empresas del siglo XXI han empezado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.