domingo , 17 diciembre 2017 Impresion Pyme
  • Un lustro para pagar todos los créditos de vivienda que existen

    Los españoles destinan cinco años de su sueldo para la compra de su vivienda habitual. Así se desprende de los últimos datos publicados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE) y las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) a partir de la última Encuesta de Población Activa (EPA). El importe financiado de las viviendas cuyos créditos se están pagando en este momento se encuentra situado en los 78.274 euros (las estadísticas incluyen las nuevas compras que implican más importe y las que se adquirieron hace años y a las que les queda muy poca deuda ya). El salario medio de los españoles ha quedado establecido, después de la crisis, en los 1.878 euros mensuales, equivalentes a unos 15.600 euros anuales descontados los impuestos y los pagos realizados a la Seguridad Social.

    Cinco años para pagar los créditos de vivienda que se encuentran en vigor. Incluso puede parecer un dato benigno, porque siempre se había considerado que se necesitaban unos ocho años para ello. La realidad es la que ya se ha comentado, que este es el importe medio de los préstamos, muchos de los cuales se encuentran ya en los últimos años y con importe muy reducido. Además, los precios de la vivienda han caído aproximadamente un 35% en los últimos diez años. Esto podría explicar esa reducción de ocho a cinco en el número de años para pagar el piso.

    Aunque nadie se lo crea (y resulta muy comprensible cuando se mira alrededor) el salario medio mensual ha recuperado los niveles del año 2009, Según la oficina de estadísticas Eurostat en 2009 ascendía a los 21.000 euros y el pasado año se recuperó hasta los 20.600.

    Caída a plomo de los precios

    La caída a plomo de los precios de compra de vivienda ha hecho que el esfuerzo de compra de la misma sea menor que hace diez años. Ello no quita para que en una casa tengan que ser los dos miembros de la pareja los que deban tener trabajo para que uno de los sueldos se destine al pago de las “letras” del piso y se utilice el otro para vivir. Una buena base de ingresos puede ser suficiente hoy día para que viva una familia y, al tiempo, pague su hipoteca. Todo ello, dentro de la pérdida general de calidad de vida que se ha producido en los últimos cuarenta años…

    ¿Y cuál es la radiografía actual de la compra de la vivienda? Como ya se ha comentado, el importe medio del préstamo hipotecario en circulación asciende a 78.274 euros. En general, el préstamo máximo al que puede acceder el cliente suele ser del 80% del valor de tasación del piso, lo que significa que el precio medio de la vivienda ha caído hasta los 100.000 euros (en el entorno de los 70 metros cuadrados útiles y tres habitaciones, excepto en grandes ciudades).

    El plazo medio de amortización de los préstamos en circulación son los 17,81 años, siempre según los datos de la Asociación Hipotecaria Española. Hay que resaltar que los especialistas no recomiendan la compra de piso a plazos superiores a los diez años, porque el descenso en las cuotas compensa cada vez menos según se incrementan los años de vencimiento de la operación.

    La AHE indica que el 94,7% de la cartera residencial de préstamos hipotecarios se destina a la primera vivienda, mientras un 4,9% lo es a segunda hipoteca y un 0,4% para un préstamo de distinta naturaleza.

    Por debajo del valor de tasación

    El 83,8% de los préstamos para adquisición de piso se refieren a un porcentaje de créditos de hasta el 80% sobre el valor de la vivienda. El 27% corresponde a préstamos hasta el 40% del valor de tasación, el 15,6% entre el 40% y el 50%, el 17,9% entre el 50 y el 60% y el 16,9% entre el 60% y el 70%.

    Uno de los grandes errores de la época de la burbuja inmobiliaria fue conceder préstamos por un importe superior al 80% que siempre ha sido la habitual línea roja de la banca. Llegaron a financiar hasta el 100% de la vivienda y con tasaciones infladas. Los datos mencionados suponen que las entidades han rectificado sobre las malas prácticas que aplicaron en aquella época. Además de que muchos prestatarios que asumieron mayor riesgo según esta variable han pagado el precio de esta estrategia más arriesgada, perdiendo el piso en los juzgados…

    También te gustará

    Regalos de empresa para decir adiós a la crisis

    La tradición de los regalos de empresa regresa con más fuerza que nunca. Una costumbre …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.