miércoles , 25 abril 2018 Impresion Pyme
  • Asus ZenBook Pro: potencia y diseño para profesionales exigentes

    No hace demasiado os contábamos que el “Asus Zenbook 3 Deluxe” destilaba toda la potencia de un portátil profesional contenida en un formato ultraportátil. Hoy en cambio tenemos entre manos su hermano mayor, el Asus Zenbook Pro, la gran apuesta de Asus para los más profesionales y que compite en la misma liga que el Dell XPS 15, el Lenovo Yoga 720 o el MacBook Pro de Apple.

    Lo nuevo de Asus toma muchos elementos de su serie Deluxe y como veremos a continuación, en líneas generales apuesta por un acertado diseño continuista con el que la marca asiática está consiguiendo construir una marca reconocible por sus buenos acabados, ese aluminio azul metalizado tan característico o el clásico patrón de círculos concéntricos que graba sobre la tapa. En cambio, deja atrás los dorados de equipos anteriores y apuesta por un logo retroiluminado más sobrio.

    La principal característica Pro de este equipo y con la que deja atrás al resto de portátiles de la familia Zenbook, la encontramos en su gráfica dedicada. Asus apuesta en este terreno por una  Nvidia GeForce GTX 1050, una GPU con 4GB de VRAM que si bien no va a ofrecer el mismo rendimiento que encontramos en los portátiles gaming de alta gama, cumple a gran altura en áreas como edición de fotografía y vídeo o incluso en juegos que no sean exigentes a nivel gráfico.

    ¿Y la menos Pro? Tal vez y de forma sorprendente una pantalla de 15,6″ que aún siendo de gran calidad (271 nits, 122% sRGB) se ofrece en resolución Full HD (1080p) cuando a estas alturas, nos hubiese gustado que como hace su competencia, el fabricante taiwanés equipara de serie (sí que está disponible en un equipo superior) un panel 4K o almenos, QHD. A cambio y a diferencia del Deluxe, el ZenBook Pro apuesta por un panel táctil, que eso sí, no podremos inclinar más de 110 grados.

    Tanto el teclado como el panel táctil del trackpad cumplen con nota. El primero, con pulsaciones cómodas y profundas, pese a que el recorrido de las teclas no supera los 3 mm. El segundo recubierto de cristal, amplio, rápido y preciso, integra en su equina superior derecha un lector de huellas dactilares, de modo que las manos descansan sin problemas bajo el teclado y no se sacrifica espacio.

    El sistema de sonido está firmado por Harman Kardon que sitúa dos pequeños altavoces a ambos lados del teclado. Curiosamente pese a que la firma hace un buen trabajo ofreciendo una calidad de sonido muy equilibrada, el sonido no es especialmente potente. No si lo comparamos con equipos similares como el MacBook Pro. Y de hecho este es el segundo “pero” de un equipo al que en general se le pueden hacer muy pocas objeciones.

    Ninguna por ejemplo, en el campo de la conectividad. El ZenBook Pro equipa lo mejor de la nueva generación (dos puertos USB-C Thunderboldt) con “reliquias” como dos puertos USB-B 3.1, puerto HDMI y lector de tarjetas SD. Nada mal para un momento tecnológico en el que cualquier concesión al “pasado” se observa con sospecha y que afortunadamente, nos permite alargar la vida útil de todos esos periféricos que guardamos.

    Bajo su chasis de aluminio, el Asus ZenBook Pro demuestra estar a la altura de los mejores de la clase. Equipado con un Intel Core i7 de séptima generación, 16 GB de RAM y un disco SSD de 512 GB poco más podemos pedirle a este portátil en un terreno en el que la configuración superior llega hasta 1 TB de almacenamiento SSD.

     

    Tests sintéticos como el conocido Geekbench 4 le dan una puntuación de 13.877 puntos que si bien quedan algo alejados de los más de 15.000 puntos del Dell XPS 15 sí que dan buena muestra de la potencia bruta de un equipo que se desenvuelve con absoluta soltura en cualquier escenario.

    La autonomía de lo nuevo de Asus roza las ocho horas, más que suficiente para un equipo que la mayor parte del tiempo va a estar en nuestro escritorio y que no hace de la movilidad uno de sus puntos más destacados. Ganar en peso y en grosor ha conseguido traducirse en un portátil que gestiona mejor la carga térmica y que por lo tanto, rara vez dispara su equipo de ventilación (uno de los reproches que le hacíamos al ZenBook 3 Deluxe).

    En conclusión, por 1.600 euros Asus pone en nuestras manos uno de los grandes equipos que los profesionales más exigentes tienen que tener en cuenta. Sin ser perfecto (por ejemplo seguimos sin entender el empeño de Asus por incluir webcams VGA) tiene sin embargo muchos argumentos de peso para el que quiera contar con un equipo elegante, bien diseñado y con toda la potencia necesaria para cumplir con los requisitos de las empresas más exigentes.

     

    También te gustará

    Dell actualiza su gama de portátiles Latitude con procesadores Coffee Lake

    La firma Dell ha puesto al día sus portátiles Latitude 5491 (de 14,1 pulgadas) y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.