martes , 17 julio 2018 Impresion Pyme
  • Generación Z: talento digital y nuevos retos empresariales

    Desde hace algunos años, los medios de comunicación han prestado especial atención al fenómeno millenial, una generación que, con su incorporación en el mundo laboral, parecía haber trastornado para siempre la cultura empresarial desarrollada por la generación del baby boom y su hermana menor, la generación X.

    Sin embargo, los millenials forman ya parte de la fuerza de trabajo de nuestro país y su irrupción no parece haber trastocado la arraigada cultura empresarial que desde décadas impera en nuestro país. Ahora el reto inminente parece estar relacionado con la incorporación laboral de la generación subsecuente, la generación Z, compuesta por aquellos nacidos entre 1995 y 2015.

    Esta generación pasará a componer aproximadamente el 36% de la fuerza de trabajo española en el año 2020, y su progresiva incorporación al mercado de trabajo presenta importantes retos que las empresas tendrán que asumir si desean seguir a la cabeza de sus respectivos sectores. Se espera que los Z compongan el grupo de edad más numeroso del planeta para el año 2050, y el porvenir de las empresas estará fuertemente marcado por esta generación que ha crecido entre smartphones y youtubers.

    Diversos expertos coinciden en que las características comunes entre los milenials y los Z son variadas y notables, aunque el principal puente que se establece entre estos dos rangos de edad corresponde al fenómeno de la digitalización. Carlos Valcárcel, director de Europe Language Jobs, la plataforma de empleo especializada en candidatos jóvenes con idiomas, afirma que “son precisamente los Z quienes pueden ser considerados los primeros nativos digitales”, ya que “han nacido y se han desarrollado en un entorno 100% digital”. Es este fenómeno además el que les dota de una pasión sin precedentes por la inmediatez: los Z, acostumbrados a la velocidad digital, “lo quieren todo ya”, y eso es “algo a lo que las empresas tendrán que adaptarse”.

    Inmediatez y “gig economy”

    Iñaki Ortega, director de la Deusto Business School Madrid, en su estudio sobre la generación Z realizado junto con la consultora Atrevia, anuncia los posibles peligros de este choque generacional: “los Z van tan rápido que cuando llegan al mundo real, esta velocidad les hace frenar de golpe”. Esta generación ha incorporado la alta velocidad a su rutina diaria, y eso es algo que las compañías, por regla general, aún no han terminado de implementar en sus estructuras internas.

    La inmediatez y la flexibilidad que abanderan los Z se presenta a todas luces como una consecuencia inevitable de la “gig economy”, el modelo económico que se rige por encargos de máxima urgencia y contratos por obra y servicio. Aunque este modelo se ha ganado tantos seguidores como detractores, refleja a la perfección el enfoque y la ética laboral de la generación Z, que valora el factor de la experiencia vital por encima de otros beneficios como las pagas elevadas o las vacaciones remuneradas.

    Buscan una experiencia que les enriquezca tanto a nivel personal como profesional, y esta parece ser una de las características que pasarán a definir el futuro de nuestro mercado laboral. Valcárcel define este problema como una de las causas que empujan a los jóvenes europeos a emigrar por motivos laborales: “las generaciones anteriores buscaban un trabajo estable y con posibilidades de ascender, pero las prioridades de los Z han cambiado drásticamente; no les importa perder estabilidad siempre y cuando ganen experiencia vital, y es por eso por lo que explorar nuevos países y mejorar sus competencias laborales se ha convertido en una prioridad para ellos”.

    La incorporación laboral de esta nueva generación digital aparece, por tanto, llena de retos tanto para las empresas como para los trabajadores, aunque también encontramos en este esquema espacio para la esperanza y la innovación: “por primera vez en la historia, cuatro generaciones distintas (los baby boomers, la generación X, los milenials y la generación Z) estarán trabajando mano a mano”, aventura Valcárcel. En un contexto semejante, el desarrollo de habilidades de liderazgo transgeneracional será primordial para asegurar el correcto funcionamiento de las empresas.

    Los Z llegan, por tanto, pisando fuerte, y será la responsabilidad de las demás generaciones acostumbrarnos a su frenético ritmo y su gusto por la innovación. Muy posiblemente, el futuro de nuestro panorama empresarial dependerá de ello. El reto milenial ya está superado, sólo el tiempo determinará qué será de las generaciones anteriores cuando la generación Z irrumpa en el status quo empresarial.

    También te gustará

    Amovens

    Amovens comercializa más de 300 coches al mes

    Amovens sigue creciendo exponencialmente y superando cifras. Actualmente, ha rebasado la barrera de los 300 …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.