domingo , 18 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • Deliveroo, riders y el cambio: ¿trabajadores o profesionales autónomos?

    Riders de Deliveroo

    Si vives en España es muy difícil que no hayas oído hablar de Deliveroo. Esta empresa de comida a domicilio lleva algo más de dos años instalada en nuestro país y ha cambiado los hábitos de comer de mucha gente. Actualmente, trabaja con más de 1.000 riders (repartidores) y con 2.000 restaurantes y funciona con pedidos a través de su página web, que son trasladados por sus empleados que se desplazan en bicicleta o ciclomotor.

    En España, Deliveroo se instaló en 2015 en Madrid y también en otras ciudades como Barcelona, Valencia o Zaragoza, así como en localidades cercanas a las dos principales ciudades del país. Es el caso de Móstoles, Las Rozas o Badalona. En verano de 2017 dio un paso más en su estrategia en nuestro país para instalarse en Sevilla, Málaga, Alicante, Bilbao y La Coruña. Los restaurantes con los que más colabora Deliveroo son Taco Bell, Café & Té y Haagen Dazs.

    Deliveroo ha entrado en un mercado en el que existe una notable competencia. Es el caso de otras grandes empresas como Just Eat, que no gestiona repartidores, Take Eat Easy, Aloha24 o Glovo, que han provocado que las calles de España se llenen de repartidores de comida en bicicleta o en moto.  Todas ellas han experimentado un gran crecimiento que no ha evitado el hecho de que muchas de las compañías del delivery food presenten pérdidas a nivel nacional.

    El punto fuerte de la empresa del canguro es la aplicación, que está por encima de las demás debido a su diseño. En cuanto a las opciones, si bien Deliveroo supera a buena parte de la competencia, está ligeramente por detrás de Just Eat.

    La aplicación permite la geolocalización del cliente, pero no es compatible con el registro a través de Facebook. Además, no tiene pedido mínimo, si bien a los gastos de envío que son de 2,5 euros hay que añadirles otros 2 en el caso de que el pedido no llegue a los 15 euros. Asimismo, la app no permite el pago en efectivo, lo que puede suponer un inconveniente para algunos usuarios.

    Deliveroo, empresa de envío de comida

    Condiciones laborales mejorables

    Pese no todo es de color de rosa en Deliveroo. La firma británica no sólo ha aparecido en los medios por aspectos positivos. Las condiciones laborales de sus trabajadores, que se ven obligados a hacerse autónomos ya que la empresa no hace contratos como asalariados, distan mucho de ser óptimas.

    Sus ‘riders’ protestaron el verano pasado por las condiciones  ofrecidas por la empresa, exigiendo un mínimo salarial y un mínimo de 20 horas de trabajo semanales, ya que no tenían una cantidad de trabajo asegurada. Hubo una huelga a nivel nacional secundada en todas las ciudades en las que la firma estaba presente el pasado 2 de julio.

    Los ciclistas eran retribuidos con 4,25 euros por pedido y los motoristas con 4,50. En el mejor de los casos, 9 euros la hora si el repartidor recibía dos encargos seguidos y la distancia a recorrer era corta, cosa que no siempre ocurría. Desde Deliveroo aseguraban que estos datos no eran ciertos ya que los riders obtenían unos ingresos de 10,5€/hora de media.

    Tras la huelga, la compañía cambió ligeramente el modelo. Sus 700 repartidores en España son desde agosto trabajadores autónomos económicamente dependientes (Trade), es decir, el 75% de su facturación debe provenir de una misma empresa a cambio de tener cierto nivel de actividad garantizado. El sistema consiste en limitar el número de ‘riders’ operativos en cada momento para no dejar a nadie sin trabajo.

    Estas nuevas condiciones, sin embargo, siguen sin satisfacer a todos. Muchos ‘riders’ creen que no reflejan la realidad de su trabajo, mientras que los sindicatos critican la fórmula de ‘falsos autónomos’, que provoca que sea la empresa quien fija las condiciones de trabajo, el recorrido, los pedidos y los precios. Pero sus colaboradores no son asalariados, se ven obligados a pagar las cuotas mensuales de autónomos.

    Además, Deliveroo ha tenido varias Inspecciones de Trabajo, la última hace menos de un mes. En ella se notifica a la empresa del canguro que existe relación laboral entre los ‘riders’ y la compañía de reparto a domicilio, por lo que se decreta que los trabajadores son falsos autónomos. De este modo, los repartidadores deberían estar dados de alta como trabajadores asalariados y no trabajar como autónomos.

    Según los inspectores, el verdadero medio de producción está en manos de la empresa y es la propia app y no las bicicletas. La plataforma es la protagonista del negocio por lo que tiene que pagar las cuotas pertinentes a los trabajadores.

    Deliveroo, por su parte, anunció que recurrirá esta medida ante los tribunales pidiendo que se reconozca la condición de autónomos de sus repartidores.

    Sentencias en el Reino Unido

    Mientras tanto, en el Reino Unido, la última sentencia ha dado la razón a Deliveroo en su relación con sus empleados. El Comité Central de Arbitraje avaló el pasado mes de noviembre a la empresa británica. Con este dictamen se confirmó el modelo colaborativo acordado entre los ciclistas y Deliveroo, que permite a los primeros trabajar con diferentes firmas. Es decir, que los riders de Deliveroo, a diferencia de lo que ocurre en el caso de Uber en Reino Unido donde la justicia no le dio la razón a la empresa, no son empleados con todos los derechos de la compañía.

    La demanda presentada por los trabajadores de Deliveroo era colectiva y obligaba a demostrar que todos los trabajadores tenían una relación laboral con la empresa. En el caso de Uber, los tribunales británicos dieron la razón a los empleados, al tratarse de una demanda individual de dos conductores, que pedían que se les reconociera el derecho a tener un salario mínimo y unas vacaciones pagadas.

    Dan Warne, director general de Deliveroo para el Reino Unido e Irlanda, declaró que se trataba de “una victoria para todos los riders que nos han dicho que la flexibilidad es lo que más valoran de trabajar con Deliveroo”. En este aspecto, el directivo aseguró que para sus ciclistas “es vital ser sus propios jefes y tener libertad de elegir cuándo y dónde trabajar”.

    Quizás también te pueda interesar:

     

    También te gustará

    Trasferwise permite a las empresas españolas pagar en 45 divisas internacionales

    Más facilidad para pagar en distintas divisas. La fintech británica TransferWise ha lanzado en España …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.