sábado , 21 abril 2018 Impresion Pyme
  • El avance imparable de la robótica

    Del 18 al 20 de abril se celebra en Madrid, concretamente en Ifema, la Global Robot Expo, uno de los eventos más importantes que existen a nivel de robótica. Será la tercera edición de este evento, que tendrá lugar por primera vez en la capital de España. En el mismo se mostrarán los últimos avances en en: Industria 4.0, Robótica de servicio, Inteligencia Artificial y Tecnologías Inteligentes, Drones y Aeroespacial, Tecnología educacional, Tecnología para la salud e Impresión 3D. Asimismo, también habrá conferencias, demos y mesas redondas en tres escenarios, en las que participarán profesionales de primer nivel mundial.

    Con motivo de la celebración de la Global Robot Expo, vamos a analizar los avances más destacados que han realizado los emprendedores en robótica antes de que tenga lugar este gran evento.

    En primer lugar hay que definir la robótica como la combinación de diferentes ciencias e ingenierías para diseñar, construir, operar, disponer estructuralmente, manufacturar y gestionar las aplicaciones de los robots.  Es una combinación de diferentes ramas como son la mecánica, la electrónica, la informática, la inteligencia artificial, la ingeniería de control y la física.

    Como curiosidad, la palabra robot tiene su origen en el checo, ya que surge con la novela R.U.R. (Robots Universales Rossum) escrita por Karel Capek en 1920. La palabra checa ‘robota’ que significa trabajos forzados o trabajador se empleó en su traducción al inglés como robot.

    Una cuarta revolución industrial con la robótica colaborativa

    La robótica colaborativa está considerada una herramienta que promueve la productividad. “La robótica siempre ha mejorado los procesos productivos en cuanto a productividad o flexibilidad. También entra en los procesos de calidad: robots capaces de hacer una foto en tres dimensiones, de captar la información y además de analizar si se ha producido correctamente o no“, asegura Sergio Martín, director de la Unidad de Negocio de Robótica de ABB.

    La industria del automóvil representa actualmente la mitad de la industria robótica en España, ya que es donde más fácilmente adopta la tecnología y donde vemos más robots de este tipo. Por ello, la ABB creó un robot colaborativo, nacido en la era digital y flexible llamado Yumi. Pero Yumi no sólo está presente en el automóvil. “Nació para otro tipo de segmentos como la fabricación electrónica o para industrias en las que es necesaria una colaboración en el montaje como por ejemplo la industria de la alimentación o la farmacéutica”, asegura Sergio Martín.

    El presidente del Consejo de Ciencia y Tecnología de la Comunidad de Madrid, Carlos Balaguer vaticina un cambio en nuestro estilo de vida con la robótica, una especie de cuarta revolución industrial. “Igual que el smartphone ha supuesto un cambio en nuestras vidas, los robots en la sociedad, conviviendo con los humanos, pueden ser un cambio drástico de la forma de vida“. Balaguer cree que el futuro irá hacia una convivencia humano-robot. “Hay que superar muchos problemas tecnológicos, pero también una serie de temas que forman parte de esta futura sociedad robótica como la seguridad, los temas legales, o los problemas económicos“.

    Robot Yumi

    El éxito de las empresas que emplean la robótica

    En España hay numerosas empresas que emplean la robótica y que están teniendo un éxito considerable. Una de ellas es Aisoy Robotics. Esta firma, presente en el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández de Elche, se impuso recientemente en los premios SEK Lab Awards, mediante su robot emocional Aisoy1Kik. Es una nueva generación de robots que cuentan con un sistema emocional que adapta la estrategia de aprendizaje a cada niño. El dispositivo tiene un motor de diálogo y un sistema denominado Mentor, que detecta las inteligencias múltiples de cada niño para estimularlas. A través de esta versión, el robot puede tener charlas con el usuario y es capaz de sentir emociones y de expresarlas de manera similar a las personas. De hecho, el comportamiento del usuario afectará al estado anímico del robot así como a sus decisiones y a su comportamiento.

    Aisoy Robotics es pionera a nivel nacional en artículos de inteligencia artificial. Además, ha tenido una labor fundamental en el fomento de la robótica social, ya que otros sectores como el de la robótica de mercado, en forma de aspiradoras, robots de cocina o drones está mucho más asentada.

    Una de las empresas decanas de robótica en España es Robotnik. Fundada en 2002, por Roberto Guzmán y Rafael López supone un claro ejemplo de evolución de una robótica industrial y de automatización hacia una de servicio. Robotnik fue elegida por el Observatorio de la Innovación Empresarial de la CE como ejemplo destacado dentro de la robótica móvil colaborativa.

    La empresa ofrece una amplia gama de robots móviles, así como de manipuladores y del torso robótico CROM. Asimismo, genera diferentes servicios como es el caso de aplicaciones de robótica móvil, proyectos de ingeniería robótica e investigación y desarrollo. Robotnik no falta a ningún evento o feria para promocionar sus productos, que acostumbra a venderlos a través de su página web y sus perfiles de redes sociales.

    Pero la robótica también ha llegado a la cirugía. Un claro ejemplo lo tenemos en Valencia, donde el robot da Vinci Xi, instalado en IMED Valencia, tras una aportación del grupo hospitalario de 2,5 millones de euros, constituye la tecnología más sofisticada e innovadora de cirugía mínimamente invasiva disponible en la actualidad en todo el mundo. Ha contribuido a que haya una mayor precisión quirúrgica, a que se reduzcan riesgos y a que el paciente tenga una mejor recuperación. Ha realizado con éxito diferentes operaciones de cáncer de próstata.

    La robótica en el transporte

    A nivel mundial son muchos los ejemplos de cómo la robótica está sustituyendo, al menos parcialmente, la labor humana. El más cercano es el caso de Uber, que ha probado una conducción sin que el ser humano intervenga. No obstante, saltó a la fama por un gravísimo error que le costó la vida a una ciclista en Arizona, Elaine Herzberg, que fue atropellada por un Volvo XC90. No obstante, fue un robot el que conducía el coche pero pudo ser un humano. De hecho, la persona que iba en el vehículo tampoco reaccionó.

    Diferentes marcas de automóviles como es el caso de Ford, Mercedes, Nissan o Volkswagen preparan modelos autónomos. Los robots si bien se ha comprobado que no pueden evitar cualquier tipo de accidente, de entrada no se duermen al volante ni dan positivo en la tasa de alcoholemia, errores que sí que puede cometer un humano.

    También Uber probó vehículos sin conductor humano en camiones. En 2016 hizo circular durante más de 200 kilómetros a un camión con 50.000 cervezas teniendo al humano única y exclusivamente como copiloto.

    La robótica está y muy presente en el transporte. El metro de Turín, por ejemplo, no tiene conductor, algo que ocurre también en Lille, a través del sistema conocido como VAL, Vehículo Automático Ligero. En España también tenemos un caso similar en Madrid, en el Aeropuerto de Barajas.  El tren que une la T-4 con su terminal satélite no tiene conductor humano.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Kenko Health

    Kenko Health Accelerator impulsa cinco startups sanitarias

    La salud digital es uno de los objetivos de Kenko Health Accelerator. Por ello, la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.