jueves , 22 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • 27 de junio: Día de la Liberación Fiscal

    Los contribuyentes españoles dedicarán de media este año un total de 177 jornadas de trabajo al pago de impuestos, por lo que el “Día de la Liberación Fiscal” llega este miércoles, 27 de junio, adelantándose así un día respecto del año pasado, según los cálculos realizados por el ‘think tank’ Civismo, que cifra en una media de 187 jornadas los días que quedan libres para el propio contribuyente, uno más.

    De esos 177 días de sueldo dedicados al pago de impuestos, las cotizaciones sociales suponen, de media, 102 jornadas de salario, a las que se suman otras 35 por IRPF (una jornada menos que el año pasado), otros 25 por IVA, 11 por Impuestos Especiales, y cinco más por otros tributos estatales, autonómicos y municipales como el IBI, Patrimonio, Sucesiones o Matriculación. Esto deja disponibles 187 días de sueldo libres para el contribuyente.

    El desglose refleja un gran impacto que tienen el IRPF y las cotizaciones sociales. Así, de cada 100 euros que paga el empresario en coste laboral, el ocupado de entre 16 y 29 años cobra 64,11, lo que equivale a una ‘cuña fiscal’ del 35,89%.

    Para los trabajadores de entre 30 y 44 años, la retribución neta se queda en 62,50 tras una “cuña fiscal” del 37,5%. Los que tienen entre 45 y 64 años reciben de esta cantidad solo 61,66 euros, lo que supone la “cuña fiscal” más elevada por tramos de edad: un 38,34%.

    Por último, entre los mayores de 65 años, la fiscalidad directa se traduce en que, de cada 100 euros, se perciben 88 de forma efectiva. En este caso, la “cuña fiscal” es más reducida, de un 12%, por la ausencia de presión de las cotizaciones sociales.

    El “think tank” realiza por primera vez en España una comparativa entre lo que los ciudadanos contribuyen al Estado y lo que reciben a cambio, en forma de servicios públicos. Para ello, pone en relación la distribución del gasto público por partidas presupuestarias y el pago de impuestos por tramos de edad.

    De esta forma, el gasto en protección social (pensiones, prestaciones por desempleo, y otras ayudas) asciende al 16,8% del PIB español, seguido en peso por el coste de mantenimiento de la Administración Pública, con un 6,1%; la Sanidad (6%); Educación (4%); Inversiones (3,9%); Seguridad (1,9%); Subvenciones y Cultura (1,1%); Defensa (1%); Medio Ambiente (0,8%) e Infraestructuras de vivienda (0,5%).

    No obstante, la principal prestación, en términos económicos, se trata de la pensión pública, al ascender a 15.454 euros anuales, seguida de la cobertura sanitaria (1.919 euros).

    En lo que se refiere a los impuestos, el máximo se da en la madurez de la edad laboral del contribuyente (45-64 años), cuando alcanza a pagar 15.662,24 euros anuales, frente a los 10.449,75 de los más jóvenes, o los 4.620,31 de los mayores de 65.

    También te gustará

    El Black Friday genera 28.000 empleos en España

    No hay vuelta atrás. El Black Friday se ha convertido también en España en una …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.