lunes , 10 diciembre 2018 Impresion Pyme
  • Cinco usos que puedes darle a una Raspberry Pi en tu empresa

    Raspberry Pi es una de las mejores cosas que le ha pasado a la informática en los últimos años. Un ordenador reducido a su mínima expresión, que ha conseguido convertirse en el corazón de miles de proyectos.

    Por poco más de 30 euros, Raspberry ha conseguido convertirse en una alternativa más que interesante a la hora de por ejemplo poner en marcha un servidor multimedia, un emulador de juegos antiguos, un sistema operativo completo como Chromium OS o incluso un asistente de voz que tiene poco que envidiar a Amazon Echo.

    Con Raspberry Pi la imaginación es el límite y sus posibles usos se extienden también al mundo de las empresas. En MuyPymes hemos seleccionado cinco proyectos que puedes poner en marcha en la tuya…y que incluyen desde poner en marcha un servidor web, a montar tu propio sistema de videovigilancia. Los proyectos están ordenados en función de su dificultad pero en realidad, si sigues las instrucciones de los distintos tutoriales que enlazamos, deberías poder completarlos sin problemas.

    Además de tu Raspberry Pi, en todos los proyectos que te mostramos deberás contar con Raspbian, un pequeño sistema operativo basado en Linux, adaptado a las limitaciones de hardware que tiene este dispositivo. Para instalar Raspbian en tu nueva Raspberry Pi, puedes seguir las instrucciones que se muestran en este enlace.

    Tu propio servidor web con Owncloud

    Para una pequeña empresa, mantener su propio servidor web, especialmente si tiene que trabajar con mucha información, puede llegar a ser caro. Sobre todo porque no siempre va a aprovechar todos los recursos que le van a proporcionar los servidores comerciales más potentes. Una de las ideas que en este sentido proponen desde la Raspberry Pi Foundation es convertir cualquiera de los viejos servidores de nuestra compañía en un renovado servidor web.

    ¿Qué nos va a permitir esto? No sólo tener acceso local a nuestros archivos, sino que gracias a desarrollos como Owncloud, podremos poner en marcha de forma sencilla una auténtica infraestructura cloud. Para conseguirlo te recomendamos seguir este tutorial y que te hagas como mínimo con la segunda edición de este popular dispositivo.

    Digital Signage para tu tienda

    La empresa que quiere contar con una solución de Digital Signage para por ejemplo mostrar información en su tienda, tiene básicamente dos soluciones. O bien extender la red de su estructura informática a las nuevas pantallas, o bien contar con un dispositivo dedicado para cada una de ellas. En este segundo escenario se ha posicionado con fuerza Intel y su NUC, un mini-PC que se adapta bien a las necesidades del retail.

    Pero si las necesidades de la tienda no son muy excesivas, apostar por un NUC puede ser demasiado. Si todo lo que tenemos que hacer es pasar una presentación, cambiar entre diferentes vídeos, etc. con una Raspberry Pi tenemos más que suficiente. Algunas de las soluciones que podemos utilizar son Screenly, PiSignage o la más avanzada Concerto, con la que podremos controlar varias pantallas.

    Monta un servidor de impresión

    Si en nuestra empresa todavía tenemos una impresora antigua, de esas que no se conectan a Internet, pero no queremos deshacernos de ella, con Raspberry Pi podemos darle una segunda vida. Siempre que nuestra impresora disponga de un puerto USB, podremos montar en pocos pasos un servidor de impresión que nos permitirá olvidarnos de los cables y empezar a imprimir a distancia desde cualquier dispositivo.

    Si os interesa la idea, os recomendamos seguir el tutorial que nos proponen los chicos de Makeuseof, en el que explican los requisitios mínimos que necesitamos y los pasos a seguir.

    Cámara de seguridad

    ¿Puedes montar un sistema de cámaras de seguridad con una Raspberry Pi? La respuesta corta que sí, puedes. Para conseguirlo lo primero que tienes que hacer es, además de contar con tu Raspberry Pi, hacerte con el módulo extra de cámara que puedes adquirir en la tienda oficial de la fundación.

    Si el módulo de cámara oficial no te convence o quieres una cámara de más calidad, también puedes utilizar cualquier webcam que pueda conectarse a tu Raspberry vía USB.

    Una vez que tienes ambas cosas, deberás programar un servidor webcam capaz de grabar y emitir el vídeo a lo largo de tu red. Esto que a simple vista parece bastante complicado, no lo es tanto si sigues paso a paso las instrucciones que te dan en el tutorial que publican en la publicación especializada PiMyLifeUp.

    Construye un pequeño robot

    No importa lo seria que sea tu empresa. ¿Un pequeño robot dando vueltas por la oficina? ¡Dónde hay que apuntarse! La comunidad maker utiliza desde hace años la potencia que proporciona una Raspberry-Pi para crear robots más o menos capaces e inteligentes …¿te animas a seguir su ejemplo?

    Lo que te proponemos en este tutorial es construir un pequeño robot capaz de moverse libremente por tu oficina, capaz de evitar obstáculos, transportar objetos pequeños y convertirse en la mascosta ideal para tu empresa. De los propuestos es sin duda el proyecto más complejo, ya que supone trabajar con varios elementos adicionales de hardware, como sensores IR, motores, chasis, ruedas…pero probablemente también sea el más divertido. Si quieres intentarlo, todas las instrucciones paso a paso las tienes aquí.

     

    También te gustará

    Actualización KB4467682 de Windows 10 rompe el botón de inicio

    El gigante de Redmond liberó recientemente la actualización KB4467682, dirigida a los usuarios de Windows 10 …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.