sábado , 17 noviembre 2018 Impresion Pyme
  • Los préstamos “baratos” te pueden salir muy caros: así puedes detectarlos

    A la sombra de los bajos tipos de interés que se están registrando en los últimos años, han proliferado en España un buen número de compañías que prometen préstamos no sólo rápidos, sino también baratos. Bajo el paraguas fintech estas empresas pueden efectivamente ser una opción a considerar cuando necesitamos liquidez de forma puntual.

    Sin embargo como acaba de recordar la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), hay que extremar las precauciones, ya que lo que parece en principio barato, puede acabar costando mucho más de lo que teníamos pensado. A la hora de determinar si en este sentido una compañía es de fiar la OSI recomienda en primer lugar que a la hora de solicitar un crédito, nunca se realice un pago por adelantado, ya que las comisiones y gastos de gestión de estos productos deben abonarse en las cuotas. Además, anima a tener en cuenta los siguentes consejos.

    Registro

    Revisa que el prestamista profesional o la empresa están debidamente registrados ante los organismos competentes (por ejemplo, Banco de España o AECOSAN).

    En caso de que sea extranjero, éste debe proporcionar datos (verificables) de registro en su país de origen, así como en España (Código de Identificación Fiscal, registro como sucursal en España o como agente declarado por entidades foráneas, así como información del Registro Mercantil).

    Información

    Busca información en Internet de la empresa o el prestamista, así como los comentarios de otros usuarios, que hayan utilizado sus servicios, o cualquier otra información útil que te ayude (e-mail de contacto, número de teléfono, etc.)

    Si tiene una página web, comprueba la información y el contenido que hay en ella, por ejemplo, el e-mail o número de teléfono, datos de la empresa o del prestamista, dirección de contacto, los sellos de calidad o certificaciones, la información legal, etc.

    Consulta

    Antes de firmar el contrato, léelo tranquilamente, comprueba que no aparecen reflejados gastos adicionales de los que hayáis acordado. Además, verifica todos los puntos del mismo y en caso de que no entiendas alguno, consulta con un asesor o especialista en la materia, o acude a los organismos de consumo competentes.

    En caso de que no puedas acudir a uno, busca en Internet información sobre el término o texto legal del que dudes en páginas especializadas.

    Anuncios y ofertas

    Desconfía de las ofertas que te lleguen al correo electrónico y que sean una ganga (bajos intereses, sin requisitos para la concesión del crédito, etc.). Para ello, contrasta la información que te proporcionen con la que hay disponible en Internet de otras empresas.

    Ten en cuenta que la publicidad de empresas de préstamos como prestamistas profesionales puede verse en páginas web o plataformas de anuncios o de redes sociales junto a la publicidad de los estafadores, por ello debes contrastar la información que aparece en dichos anuncios para poder distinguir la publicidad de la empresa real de la falsa.

    Verifica la identidad del prestamista

    Haz preguntas al prestamista en relación al funcionamiento del préstamo (qué se incluye en la cuota, qué sucede si no puedes pagar una cuota, ante quién acudir en caso de discrepancias entre las partes, normativa aplicada, etc.), para que puedas comprobar si la información que te proporciona es veraz. Si es demasiado ambiguo en su respuesta, no es acorde a la legalidad vigente o no responde a las preguntas, descártalo.

    Si la forma de contacto con el posible prestamista es vía e-mail comprueba que no utilice una dirección gratuita de correo electrónico (@gmail.com, @hotmail.com, etc.). Lo habitual es que una entidad de préstamos rápidos legal tenga su propia dirección de correo, como por ejemplo, empleado@empresaprestamo.es.

    Denuncia

    Si identificas un anuncio de un falso prestamista en una plataforma de anuncios, foros o red social, denuncia dicho anuncio para que lo retiren lo antes posible.

    Si el falso prestamista te acosa telefónicamente, puedes bloquearlo. Si tu número de teléfono es un fijo, consulta con tu compañía de telecomunicaciones. Si es una línea móvil, puedes bloquear el número de teléfono del falso prestamista en el menú de tu móvil ya sea Android o iPhone. También es recomendable que denuncies ante la empresa de transferencias de dinero la cuenta en la que debías realizar el pago, para que así dicha empresa cancele la cuenta si todavía es posible.

    En caso de ser víctima de estafa o fraude, acude ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) presentando como pruebas los justificantes de pago, los teléfonos de contacto, las direcciones de correo electrónico o cualquier otro dato que pueda ayudar.

    También debes acudir a las FCSE en caso de haber facilitado tus datos personales como por ejemplo, tu nombre y apellidos, domicilio, o cualquier otro dato de carácter personal.

     

    También te gustará

    Microsoft decide no añadir publicidad a la aplicación Correo y Calendario

    El gigante de Redmond introdujo recientemente un sistema de publicidad a la aplicación Correo y Calendario, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.