sábado , 19 enero 2019 Impresion Pyme
  • Airning ha recuperado 200.000 euros en reclamaciones

    Airning

    Airning sigue creciendo. La startup de legaltech especializada en gestionar reclamaciones aéreas, ha recuperado en lo que va de año más de 200.000 euros en reclamaciones para los pasajeros que han sufrido algún tipo de incidencia con una aerolínea, como retrasos, cancelaciones o denegaciones de embarque.

    Esta empresa ayuda a que los pasajeros afectados reciban las correspondientes indemnizaciones “gracias a la tecnología y al sistema y plataforma legales” con los que cuenta Airning, ha explicado el CEO de la startup, Xavier Trallero, en declaraciones a Efe.

    En lo que va de año, aunque todavía están pendientes de diciembre y Navidades, fechas en las que se viaja mucho, llevan 3.350 reclamaciones, lo que supone 4.545 pasajeros y un importe de reclamaciones de 1.500.000 euros, del que se han recuperado 200.000 para sus clientes.

    La idea de crear esta startup surgió en el verano de 2016 a raíz de las cancelaciones y retrasos de la aerolínea Vueling causados por la falta de planificación derivados del impacto de la huelga general de la compañía en Francia.

    Por ello pensaron que era necesaria una plataforma que gestionara todas estas incidencias de forma “fácil, online y rápida” y tramitar estos casos “que a veces son complicados y consumen tiempopara el pasajero”, ha señalado Trallero.

    El crecimiento de Airning

    En estos dos años han tenido 5.500 reclamaciones, lo que suponen un volumen de 7.000 pasajeros y han gestionado un importe de reclamaciones de 2.100.000 euros.

    Durante este tiempo, han notado un fuerte crecimiento por el solapamiento de los aeropuertos y la poca capacidad y flexibilidad de las aerolíneas para dar solución a estos incidentes.

    Este crecimiento de las reclamaciones también va unido a que la población española ha sufrido un cambio de mentalidad y “la gente está empezando a saber cuáles son sus derechos”, ha afirmado Trallero, aunque ha añadido que “aún siguen teniendo problemas en saber cómo ejercerlos”.

    Pero pese a estas cifras, en España se dejan sin reclamar 1.000 millones de euros al año y, según Trallero, la solución para que los pasajeros estén más informados la tienen las aerolíneas.

    En su opinión, si estas les comunicaran “primero cuáles son sus derechos o pusieran más fácil a los pasajeros poder gestionar sus reclamaciones, empresas como la nuestra no tendrían tanto sentido”.

    Una solución ante esta desinformación sería elaborar “campañas de televisión para informar sobre estos derechos” o también acercar a los pasajeros estas soluciones “en los aeropuertos, en los puntos de información“, ha reflexionado el CEO de Airning.

    ¿Cómo se hacen las reclamaciones?

    El ámbito de actuación de Airning no es solo España, ya que, según Trallero, ellos no se fijan “en la nacionalidad del pasajero sino en si el vuelo que ha sufrido una incidencia puede ser gestionado desde España”.

    Por lo tanto, ellos se basan en la legislación europea, que les permite reclamar cualquier vuelo que sale desde España o desde cualquier lugar de la Unión Europea hacia cualquier punto del mundo, además de los vuelos que lleguen a Europa con una aerolínea europea.

    Para saber si Airning puede gestionar esta incidencia, el potencial usuario afectado por un problema debe entrar en su página web, registrar su vuelo y el algoritmo le señalará si su trayecto es elegible o no para recibir la indemnización.

    “Nosotros nos encargamos de principio a fin con una política de ‘No Win No Fee, es decir, no queremos que el pasajero, que ya ha tenido bastantes problemas, tenga que asumir un gasto extra, como puede ser esta gestión legal”, ha señalado el CEO.

    El precio de las reclamaciones

    Las reclamaciones oscilan entre 250, 400 y 600 euros y esto variará en función de la distancia kilométrica, así, si el trayecto es inferior a los 1.500 kilómetros la reclamación tendrá un valor de 250, entre 1.500 y 3.000 kilómetros será de 400 euros y 600 en el caso de vuelos con más de 3.000 kilómetros de trayecto.

    Pero a estos importes fijos se les pueden añadir unos gastos extras en el caso de una cancelación, en el que se reembolsará al pasajero el importe del billete y, si tiene que alojarse en un hotel hasta el siguiente vuelo, la compañía también se hará responsable de este servicio.

    Las aerolíneas que mayores reclamaciones gestionan son de low cost, como por ejemplo Vueling, Ryanair, easyJet y Norwegian, según ha señalado Trallero.

    De estos importes, Airning se queda un porcentaje de éxito del 25% que descuentan de esa cantidad que va a recibir el cliente para que este no tenga que pagar después el servicio a la empresa.

    Estos honorarios, junto con varias rondas de financiación son los que respaldan los gastos de la empresa y de donde obtienen los ingresos.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Windows 10 Mobile quedará sin soporte en diciembre de este año

    El lanzamiento de Windows 10 Mobile estuvo plagado de errores. Es cierto, y además es evidente. …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.